Acceso centros Añade tu centro gratis

Mindfulness y gestión del estres

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Síntomas como estrés, agotamiento, problemas de concentración, insomnio,etc, se reducen eficazmente y de manera natural con la práctica del Mindfulness

12 SEP 2018 · Lectura: min.
Mindfulness y gestión del estres

Con la revolución tecnológica vivimos en tiempos donde la prisa está omnipresente y se nos requiere atender una elevada cantidad de estímulos.

Esta sobreexposición e inmediatez de la información nos obliga a relacionarnos con ella de manera superficial y acostumbrarnos a que nuestra atención sea fugaz.

Adaptarnos a las exigencias de este nuevo paradigma implica adaptar nuestro cuerpo y nuestra mente a trabajar de otra manera.

Este reajuste conlleva síntomas como estrés, agotamiento, problemas de concentración, insomnio, etc.

Como respuesta a esta necesidad irrumpe con fuerza el Mindfulness, revelándose como una potente herramienta, no sólo para hacer frente a los síntomas antes descritos, sino también como un entrenamiento para desarrollar la memoria, la capacidad de atención, concentración y de mente clara ,entre otros.

El Minfulness es una habilidad que se enseña, es aprender a focalizar nuestra atención de manera voluntaria y consciente.

Con implicaciones no sólo a nivel cognitivo, también a nivel emocional (ayudándonos a no funcionar con el piloto automático, dejándonos llevar por reacciones instintivas o pensamientos automáticos.)

"Una formación en Mindfulness implica una transformación a muchos niveles"

Investigaciones muestran como tras 8 semanas de práctica de MIndfulness se reduce la actividad de la amígdala, que es el centro emocional.

A nivel físico, mediante esta práctica estamos poniendo atención en nuestro cuerpo, en nuestra respiración, bajando pulsaciones y entrando en un estado donde cuerpo y mente se sincronizan.

Hay un gran número de estudios, del que destaca la constatación de que el estrés provoca la degradación de los telómeros, acelerando el envejecimiento. No en vano, cuando hemos pasado por una situación altamente estresante decimos " esto me está costando la vida" y es cierto, se acelera el envejecimiento.

El Mindfulness quitaría el pie del acelerador y frenaría esta degradación.

Otra investigación en Neurociencia, muestra como una experiencia negativa puede atrofiar funciones cerebrales. Antes se creía que nacíamos con un número determinado de neuronas, que se iban muriendo, hoy se sabe que esto no es cierto, que existe una neuroplasticidad que permite que con prácticas como el Mindfulnes se puedan crear nuevas conexiones interneuronales.

En resumen, la formación en Mindfulness implica una transformación, en nuestro cuerpo, en nuestra mente, en nuestra profesión, permitiéndonos vivir una vida en equilibrio.

Escrito por

Beti López Psicología

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre ansiedad