Acceso centros Añade tu centro gratis

Navidades en pareja: “¿con tu familia o con la mía?”

Las navidades pueden ser unas fechas tan estupendas como cualquier otra para disfrutarlas en pareja o, por el contrario, convertirse en una auténtica fuente de problemas.

17 DIC 2014 · Lectura: min.
Foto de Pinterest.

Las navidades pueden ser unas fechas tan estupendas como cualquier otra para disfrutarlas en pareja o, por el contrario, convertirse en una auténtica fuente de problemas. Decidir si se asistirá a alguna comida o cena familiar, si se celebrarán en la casa propia, si habrá que repartirse entre las dos familias y elegir las fechas concretas en caso de que ocurra, etc. son sólo algunas de las cuestiones que más desencuentros suelen provocar en las parejas.

Si todo va bien, en Navidad también irá bien

Al igual que ocurre durante el verano, un gran número de psicólogos confirman que la navidad es una época en la que muchas parejas toman la decisión de separarse de alguna forma. El tener más días libres para pasarlos juntos, unido a diferentes cuestiones que se les plantean en estas fechas, les hacen darse cuenta que hay problemas de fondo que no se han resuelto y que acaban saliendo a la luz. Incluso hay parejas que toman la decisión de contactar centros psicológicos especializados en terapias de pareja en estas fechas.

Sin embargo, si la pareja tiene una relación sana, basada en el respeto, la comprensión y la buena comunicación y no arrastran cuestiones no resueltas entre ellos, las disyuntivas a las que se puedan enfrentar en Navidad no tendrán por qué conllevar discusiones profundas ni, mucho menos, una ruptura.

psicologia-alicia-peralejo.jpg

Psicología Alicia Peralejo

Cualquier opción es válida

Lo primero que debe hacerse es plantear la cuestión de cómo se van a celebrar las comidas y las cenas familiares con cierta antelación. Así, podrá abordarse el tema con tranquilidad, previsión y sin la tensión que pueda aparecer conforme se vayan acercando los días clave.

En general, se tiende a pasar Nochebuena y Navidad con la familia de uno de los miembros de la pareja y Fin de Año y Año Nuevo con la del otro. Sin embargo, las opciones pueden variar en caso de que, por ejemplo, alguna parte de la familia viva lejos, la pareja decida pasar alguna festividad solos y fuera de su lugar de residencia habitual, haya hijos de parejas anteriores, etc.

Por ello lo verdaderamente importante no es elegir la opción mayoritaria, sino ser consciente de la situación personal que se atraviese y plantearla abiertamente para encontrar la solución que mejor funcione en la pareja.

Pasar las fiestas principales cada uno con su familia en caso de que no exista una buena relación con los parientes políticos o juntar a ambas familias en un espacio neutro si se conocen y se llevan bien pueden ser algunas opciones a tener en cuenta. En cualquier caso, lo fundamental es que ambos hayan escuchado, comprendido y aceptado las razones de su cónyuge, sin presiones ni rencor, y hayan conseguido llegar a dicho acuerdo.

morguefile.jpg

Foto de Morguefile

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapias de pareja