¿Necesito un psicólogo?

¿Estoy tan mal como para ir al psicólogo?, ¿qué pensarán los demás si se enteran?, ¿podrá ayudarme a sentirme mejor?

7 OCT 2014 · Última modificación: 19 NOV 2014 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Necesito un psicólogo?

En diferentes momentos de nuestra vida nos sentimos angustiados, estresados o tristes. Son épocas en las que seguir nuestro ritmo diario nos resulta cada vez más difícil. Es posible que entonces se nos pase por la mente la idea de recibir la ayuda de un profesional, como por ejemplo, un psicólogo. Y ante tal decisión nos vienen a la cabeza muchísimas dudas: “¿estoy tan mal como para necesitarlo?", “¿estoy loco?", “¿qué pensarán los demás de mí si se enteran que voy al psicólogo?", “¿voy a pagar a alguien que sólo va a escucharme?", “no le conozco de nada y seguro que no me va a entender", etc. Estas y otras dudas muchas veces provocan que desestimemos la opción de acudir al psicólogo, autoconvenciéndonos de que, por sí solos, podremos solucionar nuestras dificultades, lo que muchas veces no es así.

Un psicólogo es el profesional que conoce las diferentes maneras de razonar y comportarse de las personas, así como los posibles trastornos que podamos sufrir. Entiende la manera en como éstos afectan y proporciona pautas para poder superarlos. Cuando alguien está pasando por una situación en la que se siente confundido o desbordado, difícilmente puede tener la serenidad para conocer el alcance de su problema y mucho menos la manera de solucionarlo. Un psicólogo no sólo te ayuda a comprender porqué tu situación te está afectando de una forma concreta, sino que también te hace ver como tu actitud y tus actos están alimentando tu malestar. Comprendiendo la causa del problema y conociendo los factores que lo están manteniendo, será mucho más fácil hacer frente a la situación para sentirnos mejor.

Por lo tanto, la intervención del psicólogo estaría indicada para cualquier persona que necesite una orientación sobre algún aspecto de su vida, al margen de que presente sintomatología depresiva, ansiosa, etc. De hecho, el ritmo estresante que exige la vida actual puede provocarnos momentos de angustia, depresión, problemas de pareja, disfunciones sexuales, adicciones, etc. Situaciones, todas estas, en las que la intervención de un profesional de la psicología puede ser necesaria, y hasta imprescindible en algunos casos, para poder seguir hacia adelante con nuestra vida.

José Antonio Alcuéscar Martínez

Psicólogo Colegiado Núm. 15069

PUBLICIDAD

Escrito por

Susana Sánchez Pérez

Psicóloga nº colegiado: 8829

Graduada en Psicología con especialización en salud clínica. Especialista en todo tipo de trastornos, fobias y patologías dentro de la salud mental. Psicóloga con más de 25 años de experiencia solucionando problemas de ansiedad, depresión, trastornos sexuales, problemas conductuales y trastornos en niños y adolescentes.

Ver perfil
Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre psicología online