¿No puedes desplazarte a ningún centro?
Encuentra un psicólogo online
Acceso centros Añade tu centro gratis

Niños que mienten

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Si te preocupa que tu hijo/a mienta, este es tu artículo. Te damos las claves para a aproximarte a un mejor entendimiento de este asunto.

5 JUN 2019 · Lectura: min.
Niños que mienten

El hecho de que los niños mientan no implica mas que un par de cosas positivas y muy simples: son inteligentes y tienen intenciones. Cuanto antes es capaz un niño de mentir mas inteligente es, así que no se asusten y como siempre les digo, tómenlo con calma.

La mentira es una estrategia compleja para evitar las consecuencias de tomar determinadas decisiones, y actuar de determinadas formas. Implica un análisis elaborado del entorno, de la realidad. Supone el conocer perfectamente la naturaleza del acto realizado, y proyectar las futuras consecuencias. Es un intento de evitar estas consecuencias, presentando a los otros una realidad maquillada y por tanto diferente. Por supuesto, el niño debe aprender que el mentir, a su vez, tiene consecuencias, aparejadas a la gravedad de la mentira, y de eso deberán encargarse ustedes los padres y madres.

Si el niño miente de modo constante, puede indicar un exceso de temor a las reacciones de los padres, o bien, que estamos aplicando demasiadas normas que seguramente invaden espacios que deberían de estar menos constreñidos. Por ejemplo, si nos enfada que el niño se ensucie en la calle cuando juega, y tenemos en cuenta que esto es esperable, natural y lógico en los niños, la tendencia de nuestro hijo será engañarnos sobre ello, simplemente escondiendo la ropa. Aquí el problema es la norma, ya que a un niño de según que edad, le resultará muy complicado no jugar, o jugar sin cierto, digamos, ensuciamiento. Quizás la psicología ha alimentado el temor de los padres ante comportamientos normales o al menos con una explicación tranquilizadora como esta, alimentando la leyenda con figuras como la del mentiroso compulsivo. Estoy convencido de que en la inmensa mayoría de las ocasiones, las mentiras obedecen a explicaciones tan simples como las que les he expuesto.

El mentir implica tener una teoría de la mente, es decir, anticipar como la otra u otras personas reaccionarán a la nueva realidad presentada y construida.

En cualquier caso, siempre debemos de tener en cuenta que a los niños se les miente continuamente, no hay mas que recordar el asunto de los Reyes Magos de Oriente, Papá Noel, el Ratoncito Pérez, y un sinfín de patrañas que les presentamos contínuamente a nuestros hijos e hijas, aparentemente para su disfrute. Mentiras que parten de la buena intención. Mentiras que tendrán, por su puesto, su reverso tenebroso.

Por último, los adultos no debemos de olvidar que la palabra persona etimológicamente implica teatro, implica mentira: La palabra persona viene del latín persona, o sea máscara usada por un personaje teatral. El latín lo tomó del etrusco, phersu y este del griego .

Escrito por

Todo Psicología - Centro Especializado

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología infantil