Acceso centros Añade tu centro gratis

No somos inmortales

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Aprende a disfrutar del día a día a pesar de los inconvenientes. Márcate un meta objetivo y ve a por él. Hay un dicho que dice los siguiente "los árboles no te dejan ver el bosque".

22 OCT 2014 · Lectura: min.
No somos inmortales

Imagina por un momento que abres el periódico del día después de tu muerte y ves tu propia esquela. ¿Cómo te gustaría que te recordase la gente que te rodea? ¿Qué te gustaría que pensara tu pareja sobre la vida que habéis llevado juntos? Y ahora piensa ¿eso que a mí me gustaría que pusiese sobre mí es lo que realmente pondría si hoy muriese?

Pasamos por la vida metidos dentro de los problemas diarios, que mi hijo no quiere estudiar, que la gente critica tal comportamiento mío, que los compañeros de trabajo dicen que perdemos perspectiva de lo que es la vida, de lo que realmente me importa y de vivir. Sumido en mí día a día aplazo placeres o soporto situaciones insostenibles excusándome en que no tengo más opción o esperando que sean los demás lo que comiencen a cambiar.

Ahora que hemos visualizado la muerte imagina cómo te gustaría verte dentro de cinco años, donde estarás trabajando, viviendo, a quien tendrás a tu lado y pregúntate ¿lo que estoy haciendo hoy me aleja o me acerca a vivir así en un futuro próximo? Si te atreves y quieres que los cambios vayan sucediendo márcate pequeños objetivos y ve consiguiendo poco a poco acercarte a vivir como tú quieres. De este modo tendrás un salvavidas cuando tu día a día te engulla. Cuando comiences de nuevo a sentir malestar por esas pequeñas grandes cosas recuerda cual es el objetivo de tu vida, es importante ser consciente que soy mortal.

¿Vas a malgastar tu vida?

Escrito por

Ana Sánchez (Psicóloga)

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima