Pensamientos intrusivos: ¿Por qué pienso cosas malas sin querer?

¿Alguna vez te ha venido a la mente un pensamiento intrusivo? ¿Has pensado cosas que no querías o deseabas? Descubre cómo controlar los pensamientos intrusivos que te limitan en tu vida.

30 ABR 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo controlar nuestros pensamientos intrusivos?

En ocasiones las personas experimentamos pensamientos repentinos que nos llegan a la mente sin saber el porqué y el para qué. Normalmente, estos pensamientos intrusivos pueden crear cierta angustia en nosotros a pesar de que estos han llegado sin nuestro permiso. A veces estos se vuelven pensamientos negativos que son incontrolables para la persona que los experimenta. Pero, ¿Por qué aparecen estos pensamientos intrusivos?

¿Qué son los pensamientos intrusivos?

Cuando nos referimos a un pensamiento intrusivo estamos señalando a aquellas ideas que parecen estar atacadas en nuestra mente. Cuando se transforman en pensamientos recurrentes, esto puede llegar a causar angustia y malestar en la persona que los padece.

En la mayoría de ocasiones las personas que experimentar estos pensamientos intrusivos o pensamientos negativos recurrentes pueden llegar a creer que son señales de advertencia. Por lo contrario, la mayoría de las personas experimentamos este tipo de pensamientos absurdos o negativos. De esta forma, a veces es completamente normal tenerlos y por lo tanto, no debes avergonzarte o sentir miedo de ellos.

Causas de los pensamientos intrusivos

Cuando estos pensamientos intrusivos son violentos o acaban siendo demasiado recurrentes en una persona, a veces esto puede indicar un trastorno en la salud mental. Según los psicólogos este trastorno de pensamiento puede indicar lo siguiente.

  • Trastorno obsesivo compulsivo

Los pensamientos intrusivo en el toc son inevitables. En este tipo de patologías psicológicas, los pensamientos intrusivos o las obsesiones hacen que la persona afectada repita comportamientos con la esperanza de que acabe eliminando este pensamiento recurrente.

En el toc, los ejemplos más ilustrativos de esta idea obsesiva puede ser cuando estos se preocupan por cerrar las puertas con llave y tienden a desarrollar una rutina para revisarlo diversas veces.

  • Trastorno de estrés postraumático

Las personas que tienen un trastorno de estrés postraumático pueden experimentar pensamientos malos involuntarios relacionados con el evento traumático que les generó esta patología o con otros. A través de este pensamiento intrusivo, los individuos pueden llegar a desencadenar síntomas como el aumento de frecuencia cardíaca y sudoración. A veces incluso estos pensamientos rumiativos pueden llegar a conducir a experimentar flashbacks o angustia muy intensa.

  • Trastornos de la alimentación

Cuando una persona ha desarrollado un trastorno alimentario puede experimentar un pensamiento obsesivo que le cause daños en su salud física. Esto es debido a que con frecuencia se preocupan por el impacto físico que los alimentos pueden llegar a tener un su cuerpo, creando angustia alrededor de esta idea que surge a través de este pensamiento recurrente.

Si crees que estás en uno de estos casos, es vital que recurras a la ayuda de un psicólogo profesional para tratar esta problemática.

Los pensamientos intrusivos más comunes

Pensamientos intrusivos más comunes

Como ya hemos mencionado, tener estos pensamientos negativos incontrolables es algo muy común. Según los psicólogos existen una serie de pensamientos ‘prohibidos’ que todos podemos experimentar de manera natural.

Pensamientos sexuales

En algunas ocasiones estos pensamientos intrusivos pueden llegar a girar alrededor de ciertas ideas sexuales que nos generan angustia o daño emocional. En muchos casos suelen ser pensamientos prohibidos en la sociedad o en la cultura en la que estamos.

Pensamientos intrusivos en las relaciones

Estos pensamientos intrusivos pueden generar una angustia alrededor de nuestras relaciones. Entre los más comunes suelen estar relacionados con analizar de manera excesiva los sentimientos de nuestra pareja para encontrar fallos, así como tener dudas sobre la fidelidad en nuestra relación, entre otros.

Pensamientos violentos intrusivos

Otro de los más comunes con los pensamientos intrusivos violentos. En ellos las personas pueden llegar a imaginar que dañan a sus seres queridos o a individuos que no conocen.

A pesar que las imágenes de pensamientos de estos estilos son muy desagradables, la realidad es que es completamente normal tenerlos. Por lo tanto, solo debemos preocuparnos cuando estos son muy recurrentes. En estos casos, es esencial acudir a un psicólogo profesional.

¿Cómo controlar los pensamientos intrusivos?

Si crees que tienes demasiados pensamientos intrusivos, es importante que trabajes en tu interior. Los psicólogos pueden ofrecerte las siguientes recomendaciones.

1. Analiza tus pensamientos intrusivos

Para poder eliminar estos pensamientos negativos y obsesivos, es importante intentar analizarlos. Una clave será etiquetarlos pero no a través de títulos o referencias negativas.

2. Escribe los pensamientos intrusivos

Una vez los detectes, para superar estas obsesiones puedes apuntarlas. En el momento que lo anotas también debes escribir la imagen mental que has experimentado. Este ejercicio tiene dos beneficios, en una parte te ayuda a ralentizar tu mente y además te permite sacar estos pensamientos absurdos de tu cabeza.

3. Medita sobre tu respuesta emocional

En el momento que hayas identificado un pensamiento intrusivo, también debes analizar las emociones que tienes al respecto. Una vez las identifiques, revísalas y comprende por qué te sientes así.

¿Cómo controlar los pensamientos intrusivos?

4. Redirige tu atención

Ahora que has identificado la razón y las emociones detrás de tus pensamientos intrusivos, es esencial que intentes redirigir tu atención a otra parte de una manera suave y firme.

5. Razona tus pensamientos intrusivos

Si no puedes alejarte de este tipo de pensamientos prohibidos, la clave será intentar razonar con ellos. Para ello, hazte preguntas como: ¿Es útil que piense así? ¿Por qué debería ser así?. Haciéndolo comprobarás que se trata de pensamientos absurdos que no te llevan a ninguna parte.

6. Meditación

La meditación puede ser una estrategia muy efectiva para saber cómo controlar los pensamientos que invaden nuestra mente sin nuestro permiso. Además a través de este hábito conseguirás muchos beneficios mentales para tu día a día.

7. Salir de la zona de confort

La distracción es otra de las herramientas efectivas para controlar los pensamientos intrusivos. Cuando salimos de nuestra zona de confort, nuestra mente sal de la comodidad y suele gastar la energía en intentar estar en el aquí y el ahora. Por ello, probar nuevas cosas es una forma ideal de combatir los pensamientos repetitivos desagradables que no queremos en nuestra vida.

Los pensamientos intrusivos pueden limitarnos en algunos aspectos de nuestras vidas. Es por ello que si los sufres debes trabajar en ti para poder vencer los miedos que no te dejan evolucionar hacia tu mejor versión.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Holland, K (2020). Intrusive Thoughts: Why We Have Them and How to Stop Them. Healthline. https://www.healthline.com/health/mental-health/intrusive-thoughts#diagnosis
  • Kandola, A (2020). What are intrusive thoughts? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/intrusive-thoughts
  • Block, D (2018). What Is Thought Suppression? Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/thought-suppression-and-ocd-2510480
  • Wignall, N (2020). How to deal with troubling thoughts. Psyche. https://psyche.co/guides/how-to-manage-intrusive-thoughts-with-the-help-of-cbt  

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal