¿Cómo lidiar con un pasivo agresivo? 5 Rasgos psicológicos que los definen

¿Sientes que hay personas que no dicen lo que piensan? ¿Crees que te atacan de manera sutil? Quizá estés lidiando con una persona pasiva agresiva. Descubre cómo es este perfil psicológico.

27 AGO 2019 · Última modificación: 21 ENE 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo es una persona pasiva agresiva?

Cuando alguien intenta ejercer una violencia pasiva hacia los demás puede ser que estemos delante de un pasivo agresivo. Este tipo de comportamientos suelen hacer referencia a un trastorno psicológico que acaba generando un malestar  tanto en la persona como para los demás.

Esta manera de actuar tiene diferentes causas: falta de autoestima, imposibilidad de crear relaciones sanas, pocas habilidades sociales, entre otras. Esta actitud pasica-agresiva se da tanto en hombres como en mujeres. Además, el comportamiento pasivo agresivo es difícil de reconocer e implica un sentimiento de dolor para aquel que lo sufre.

¿Qué es ser pasivo agresivo?

A simple vista puede parecer que un pasivo agresivo no se enfada pero eso no es cierto. Sí lo hace pero no lo exterioriza: usa el silencio para ignorar a la persona y dilatar los tiempos. ¿Qué hay detrás de esta actitud? El miedo de poner sobre la mesa cuáles son sus necesidades o la imposibilidad de decir “no”. Así, si alguien le expone el conflicto, simplemente lo rehuirá.

Cuando hablamos de un comportamiento pasivo agresivo estamos haciendo referencia a aquellas personas que expresan sentimientos negativos indirectamente en lugar de hablar sobre sus emociones o pensamientos. Una persona agresiva-pasiva se comporta de esta forma porque principalmente es incapaz de poder expresar  lo que tienen dentro. Tanto es así que la mayoría de ellos acaban ejerciendo una conducta pasiva agresiva debido a que no saben comunicarse emocionalmente con los demás.

Este término se acuñó durante la Segunda Guerra Mundial. Según las investigaciones psicológicas, muchos soldados no según las órdenes de sus oficiales ya que no podían expresar su argumentación contra ellas. De esta forma, adoptaban una personalidad agresiva pasiva intentando no acatar del todo cada una de las indicaciones de sus comandantes.

Una persona que tiene una personalidad pasivo-agresiva muestra en muchas ocasiones un sentimiento o actitud que no le define. Tanto es así que se siente enfadada, resentida o frustrada, pero se muestra alegre y actúa de una forma completamente falsa. A pesar de mostrar una conducta pasiva agresiva,  no se puede decir que exista un trastorno pasivo agresivo. Por el otro lado este tipo de comportamiento pasivo agresivo puede mostrar un problema de salud mental.

Síntomas de una personalidad pasiva agresiva

Síntomas de una personalidad pasivo agresiva

En muchas ocasiones es difícil detectar una personalidad pasiva agresiva. Esto es debido a que saben ocultar sus emociones aunque muchas veces lo compensan con ataques personales. De este modo, los psicólogos han detectado que existen una serie de comportamientos que señalan a un pasivo agresivo.

1. No sigue las indicaciones de los demás

Las personas con una personalidad pasivo agresiva no les gusta que los demás les intenten mandan o enseñar cómo hacer las cosas. Tanto es así que en muchas ocasiones sienten que los demás están haciéndolo sólo para dejarlos mal o hacerles sentir inferiores.

2.  Sabotea las metas de los demás

En ciertos casos una persona pasiva agresiva intenta sabotear los éxitos de los demás. Tanto es así que quizá retrase una tarea o cometa errores intencionales solo para que el otro no cumpla con sus objetivos.

3. Actitud sarcástica o argumentativa

El sarcasmo es una de las características de  una conducta pasivo agresiva. Tanto es así que probablemente este estilo pasivo este siempre presente en las contestaciones y argumentaciones de las personas con actitud pasivo agresiva.

4. Se sienten subestimados

Estos perfiles psicológicos sienten que su alrededor están constantemente juzgándolos y subestimándolos. Puede pasar en algunas ocasiones que las personas estén en un ambiente dónde los demás los critiquen, pero la realidad es que la mayoría de las veces esto tan sólo es una sensación. Esto es debido a que un pasivo agresivo muchas veces sufrirá de baja autoestima.

5. Critica a los demás

Cuando una persona critica mucho a su entorno o a los demás, es muy probable que esté pasando por una mala situación. Tanto es así que en el comportamiento pasivo agresivo nos encontramos muchas veces con este tipo de comentarios ofensivos sobre los demás.

Si crees que puedes formar parte de las personas agresivas pasivas, es esencial ver qué hay detrás de esta actitud. En muchas ocasiones esta personalidad pasivo agresiva demuestra un trastorno psicológico. En esos casos es mejor consultar con un especialista en salud mental.

Causas de ser pasivo agresivo

Causas de un comportamiento pasivo agresivo

Las investigaciones han demostrado que las personas que exhiben esta clase de actitud pasiva agresiva lo hacen desde la infancia. Tanto es así que en muchas ocasiones el estilo de crianza por parte de los padres es lo que crea una conducta pasiva agresiva en los niños. Según los psicólogos este tipo de comportamientos pueden ir precedidos de las siguientes causas:

  • Estilo de crianza

Las dinámicas familiares y otras influencias en la infancia pueden contribuir en el desarrollo de una personalidad pasivo agresiva. De esta forma los niños que han recibido castigos severos o un comportamiento negligente por parte de los padres son muy propensos en tener un carácter de este estilo.

  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

Cuando se sufre de TDAH es más difícil expresar los sentimientos y las emociones. Tanto es así que una buena forma de evitar enfrentarse a ellos es ejerciendo una conducta pasiva agresiva.

  • Estrés

Una persona que sufre unos niveles desorbitados de estrés puede desarrollar una actitud pasiva agresiva. Esto no sólo puede afectar a su salud mental sino también a las personas que la rodean.

  • Ansiedad y depresión

Son muchos los casos en los que la personalidad agresiva pasiva surge como reflejo de padecer ansiedad y depresión. Tanto es así que la mayoría de personas que lo sufren acaban adoptando este estilo pasivo agresivo como si fuera parte de su identidad.

  • Otros trastornos psicológicos

Este tipo de conducta pasiva agresiva puede mostrar otros trastornos psicológicos como puede ser la bipolaridad o la esquizofrenia. A pesar de que es uno de los rasgos menos identificables de estas enfermedades, también es muy común desarrollarlo.

  • Abuso de sustancias

Cuando alguien  está enganchado a una sustancia es muy posible que desarrolle una actitud pasiva agresiva a causa del denominado ‘mono’. En estos casos es crucial intentar ponerle freno a la drogadicción.

Todas estas causas denotan que en muchas ocasiones un pasivo agresivo va acompañado de un problema psicológico. Por este motivo es crucial consultar con un psicólogo cuando se detectan este tipo de actitiudes.

¿Cómo actúo ante un pasivo agresivo?

El pasivo agresivo actúa como el perro del Hortelano. Ni come, ni deja comer. Quiere sentirse cuidado y que le vayan detrás pero no soporta que le den órdenes y desea autonomía y libertad. Como hemos comentado, le es difícil expresar sus deseos, así que cuando no se siente querido emplea estrategias de no confrontación: dejar de hablar, desaparecer, apagar el móvil, no contestar, no prestar atención al otro… Cuando alguien le enfrenta, la persona pasivo agresiva buscará salirse con la suya en la discusión, negando hasta la evidencia más clara. Esa es una actitud claramente victimista. No reconoce lo que le ocurre ante los demás pero porque ni siquiera se lo reconoce a sí mismo. La falta de autocrítica y de flexibilidad manda y le reafirma en sus actitudes: “es el resto del mundo el que está equivocado, no yo”. El resultado es que, aunque lleve dos días sin hablar con la pareja, solo será consciente de su propio dolor, nunca del que causa. Si has identificado en tu entorno a un pasivo agresivo, puedes combatirlo con las siguientes estrategias:

1. Reconoce cuando ocurre esta situación y deja que se le pase. 

De nada sirve enrocarse en intentar hacerle entender que está equivocado: solo le estarás reafirmando en su postura. Si no le insistes acabará por recular y pedir ayuda, si la necesita. No se sentirá tan juzgado si le das tiempo.

2.  Distánciate. 

Es muy lógico que vivas la situación como un ataque personal pero no lo es. Ni siquiera tú eres el problema. Practica la compasión.

3.  Cuando haya pasado el tiempo, razónale su actitud. 

Que seas compasivo no implica que tengas que dejarle pasar cualquier cosa. Explícale cómo te hace sentir y huye de las acusaciones personales. 

4.    Pregúntale sobre sus emociones

Una manera idónea de intentar hacer que un pasivo agresivo aprenda a describir sus emociones en los peores momentos, es entrenándole a hacerlo cuando este está en sus mejores instantes. De esta forma, puede ser una buena idea preguntarles siempre cómo se sienten y cuáles son las emociones que están percibiendo.

¿Y si soy yo la persona pasiva agresiva?

¿Cómo saber si soy una persona pasiva agresiva?

En muchas ocasiones reconocemos la mala actitud de los demás. Pero aceptar que algunas veces somos nosotros los que actuamos mal es más difícil. Si crees que puedes estar teniendo un comportamiento pasivo agresivo puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Te encuentras a menudo de mal humor cuando no estás contento con otra persona?
  • ¿Evitas a las personas con las que estás molesto?
  • ¿Alguna vez dejas de hablar con la gente cuando estás enojado con ellos?
  • ¿Dejas de hacer las cosas como una forma de castigar a los demás?
  • ¿Utiliza a veces el sarcasmo para evitar entablar conversaciones significativas?

En el caso que hayas respondido que sí en la mayoría de ellas, quizá seas una persona pasiva agresiva. Por ello, es esencial acudir a un psicólogo profesional para poder tratar este problema.

¿Cómo dejar de ser una persona pasiva agresiva?

Si crees que esta actitud en ti está dañando tanto tu desarrollo profesional como personal, es vital intentar cambiar esta manera de actuar con los demás. Según los psicólogos puedes seguir las siguientes indicaciones:

1. Mejora tu autoconciencia

Conocerse a uno mismo es vital para saber comunicarnos con los demás. Tanto es así que las personas pasivas agresivas acostumbran a desarrollar esta personalidad debido a su falta de comunicación por los demás. Para ello es vital estar en el presente y prestar atención a todo lo que tienes en mente.

2. No seas demasiado crítico ni exigente

Cuando empieces a cambiar tu actitud, no te frustres por no conseguirlo a la primera. Cambiar un hábito y sobretodo un rasgo de la personalidad como puede ser una conducta pasiva agresiva puede ser mucho más difícil de lo que a primera vista parece.

3. Practica tu expresión

El problema fundamental de un pasivo agresivo es no saber explicarse. Por ello, es ideal aprender a expresar las emociones y los sentimientos de manera adecuada. Tanto es así que debes aprovechar cualquier ocasión que tengas para decir lo que sientes.

4. Medita y lleva una vida sana

Practicar deporte, establecer buenos hábitos de alimentación y meditar, puede ser la receta perfecta para dejar atrás una personalidad agresiva pasiva. Un estilo de vida saludable es vital para no sufrir los efectos del estrés y la ansiedad.

Las personas pasivo agresivas muestran a través de su actitud una carencia en su personalidad. Por este motivo es esencial señalar sus fallos y ayudarlas a disfrutar de una buena salud mental.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Morin, A (2020). What Is Passive-Aggressive Behavior? Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/what-is-passive-aggressive-behavior
  • Web MD , (2020). Passive-Aggressive Behavior. Web MD. https://www.webmd.com/mental-health/passive-aggressive-behavior-overview#1

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

5 Comentarios
  • Laura

    Y qué hacer cuanto te ves totalmente identificado?

  • José Manuel galvan

    Me ha parecido muy interesante el artículo. Pertenezco a este perfil pasivo agresivo. Soy consciente de ello pero me ves imposible actuar de otro modo. Las consecuencias son dolorosas para quienes me tienen que soportar está conducta pero es como si me diese igual. Me gustaría tener más información sobre ello y qué tipo de terapia es la indicada. Se puede cambiar esta conducta?

  • Marta E. Gil

    Hola. Gracias por el artículo, y por el que se titula "soy una esponja". Pies mi situación fue la siguiente: yo soy una esponja que convivió con otra tóxica pasiva agresiva (ex pareja). Si bien es cierto que no se puede mantener una amistad. Me vi en la necesidad de cortar la relación como pareja. Muy duro, porque encima estaba conviviendo con él porque no tenía lugar donde quedarme. Por otro lado, tengo a mi madre, que también entra en el grupo de personas tóxicas

  • Lina Méndez

    Yo soy así, leí este artículo y encaja perfecto con mi comportamiento. Mi relación era entre una pasivo agresiva y un narcisista manipulador, así o más tóxico? Jajaja.

  • Saray

    Mi pareja es asi y discutimos mucho y él siempre yiene que tener la razon. Nunca quiere arreglr, nada y huye de todo. Ahora nos vamos a dar un tiempo porue la situacion ya no da para ms..... Que me recomiendas??

últimos artículos sobre habilidades sociales