Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Por qué la Navidad crea tristeza?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Que el "espíritu navideño" socialmente establecido suponga que estas fechas son para vivirlas con alegría no excluye que a muchas personas las invada la melancolía o el desasosiego.

19 DIC 2012 · Lectura: min.
Compartir los sentimientos de tristeza con los familiares y amigos, ayuda a pasar las Navidades con más alegría.

Las luces, los adornos, los buenos propósitos y los mensajes de paz y felicidad que llegan por todas partes durante la Navidad no siempre conllevan un estado de ánimo de alegría y bienestar. De hecho, son unas fechas en las que muchas personas no pueden evitar recordar a sus seres queridos que ya no están y entrar en un estado de tristeza y melancolía que es importante saber reconocer y afrontar.

Tal y como advierten un gran número de psicólogos, que la sociedad en general haya impulsado, según parece, casi una exigencia de que estas fechas son para vivirlas con "espíritu navideño", es decir, rodeados de la familia y los amigos y sintiendo sólo emociones positivas, es un grave error.

No sólo porque los sentimientos o el momento concreto que atraviese una persona no tienen por qué coincidir con el resto sino porque, además, precisamente esa corriente de lo que "se tiene que hacer" puede generar un sentimiento de culpabilidad y marginación que, lejos de mejorar el duelo personal, complica sus emociones.

En estos casos, los profesionales recomiendan no perder nunca de vista el hecho de que los individuos tienen derecho a estar tristes, sobre todo porque es una reacción lógica y natural, por ejemplo, cuando existe una pérdida relativamente reciente.

Igualmente, apuestan por compartir esos sentimientos con los seres queridos y que éstos empaticen con ese duelo de la misma forma que, en momentos de esperanza o alegría, también se busca la compañía de familiares y amigos.

Aunque estas circunstancias no son las únicas que provocan desasosiego en esta época. Según afirman desde diversos Colegios de Psicólogos, la complicada situación económica que se atraviesa actualmente, así como la perspectiva de que ésta pueda seguir así –elevadas cifras de paro, aumento de la pobreza, pérdida de la calidad de vida, etc.- están generando un mayor número de casos de ansiedad, que se acentúa en estas fechas y que pueden, incluso, derivar en depresión.

Los motivos son varios. Por ejemplo, está la frustración que padecen muchas personas por no poder vivir la Navidad como otros años mejores o, incluso, el bombardeo mediático que crea una necesidad consumista que no puede ser satisfecha.

Ante esta situación, la recomendación mayoritaria de los psicólogos es intentar no caer en la fiebre del gasto que se desata casi sin control y, sobre todo, mirar al futuro siendo conscientes de la situación pero sin perder la energía para poder mejorar las circunstancias actuales.

Foto: Famile Psicoterapia

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre depresión