¿Por qué somos adictos?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Esta es una de las preguntas que ronda por la cabeza de todas las personas afectadas por cualquier adicción, ya sea directa o indirectamente. ¡He aquí la respuesta!

18 sep 2017 · Lectura: min.
¿Por qué somos adictos?

Esta es una de las preguntas que ronda por la cabeza de todas las personas afectadas por cualquier adicción, ya sea directa o indirectamente. Las adicciones no sólo destruyen a la persona sino a todo su entorno, que se ve perjudicado por los devastadores efectos psicosociales de este desorden psicológico.

Por un lado, encontramos una predisposición genética en la vulnerabilidad de ciertos neurotransmisores dopaminérgicos que, ante ciertas sustancias o conductas, hacen que sea más probable que algunas personas acaben desarrollando una adicción. Pero, algo que considero que tiene mucho más peso que el propio hecho genético radica en ciertos razonamientos sociales que encuentro equivocados.

El concepto de libertad que socialmente aceptamos, lo que algunos llaman libre albedrío, está claramente equivocado. Si tuviéramos que explicar en qué consiste la libertad sin consultar el diccionario, muchos la definirían como la "capacidad para obrar", pero es mucho más que eso. Cuando definimos la libertad de una forma tan simple, en un contexto de hedonismo y crisis desesperanzadora como en el que nos encontramos, potenciamos una perjudicial búsqueda de sensaciones que nos aboca a un nuevo tipo de esclavitud, las adicciones. Realmente no somos conscientes del daño social que está creando este erróneo concepto de libertad en conjunción con la interpretación errónea del lema "carpe diem".

Yo redefiniría la libertad como la "capacidad para no hacer aquello que tienes posibilidad de hacer", la capacidad para escoger no llevar a cabo ciertas conductas que pueden llegar a ser potencialmente perjudiciales para ti. Ya sea esta u otra definición, está claro que necesitamos socialmente replantearnos qué es la libertad y cómo la utilizamos y en ello tenemos una gran labor reeducativa.

Lamentablemente, cuando nos encontramos ante una persona que ha desarrollado una adicción, difícilmente nos será útil conocer las causas; sin embargo, queremos aprovechar esta ocasión para concienciar a todo el mundo sobre un tema en el que es muy importante la prevención.

Escrito por

Valentia - Centro Genera

Deja tu comentario