Psicología infantil y juvenil, herramientas de ayuda

El entender y expresar los sentimientos del niño y adolescente mediante cuentos ilustrados que descubren sus emociones respecto a su contexto familiar y social.

24 NOV 2016 · Última modificación: 28 OCT 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo ayudar a los adolescente y los niños a tener consciencia emocional?

Desde la Psicoterapia infantil trabajamos cinco competencias emocionales: la conciencia emocional, la regulación emocional, la autonomía emocional, las habilidades socioemocionales y las habilidades organizativas. Todo ello define el bienestar emocional, condiciona la seguridad en uno mismo y, en consecuencia, alimenta el autoconcepto y el amor propio.

Por ello, cuando hablamos de potenciar la autoestima, nos fijamos en cada uno de estos puntos con el fin de definir unos objetivos terapéuticos y trazar una estrategia de intervención. Para ello, paralelamente formulamos una hipótesis diagnóstica, describimos hipótesis clínicas que expliquen la realidad del niño o adolescente, y nos centramos en descubrir las características propias de su contexto familiar y social.

¿Por qué es importante la conciencia emocional?

La conciencia emocional responde a la capacidad de percibir, identificar y poner nombre a las emociones y sentimientos propios y ajenos. Es la base para conseguir el resto de competencias.Desde la Psicoterapia infantil utilizamos distintas herramientas que facilitan esta tarea y plantean el autoconocimiento emocional como un juego. Existen multitud de dinámicas en las que el niño puede establecer una conexión entre aquello que ocurre fuera (la escuela, la familia, el deporte, etc.) y dentro (la percepción de él y los demás).

Un modo interesante de trabajar la identificación emocional es por medio de los cuentos ilustrados que dan forma a los sentimientos (algo verdaderamente difícil desde las palabras). Por ejemplo, "El monstruo de colores" es un fantástico cuento de Anna Llenas que sumerge al espectador en un mundo repleto de colores y emociones. Así mismo, "El arte de emocionarte" de Cristina Núñez Pereira y Rafael R. Valcárcel, es una fantástica guía ilustrada que propone ejercicios prácticos por medio de metáforas e interesantes explicaciones. Todas ellas instruyen al adolescente a partir de la historia, la poesía y la filosofía.

El ser humano es curioso por naturaleza. Las historias anecdóticas de las que extraemos un aprendizaje, son un fantástico modo de dibujar puentes entre la vida y uno mismo. En función de la edad podemos jugar con un amplio abanico de posibilidades que aumentarán la capacidad de introspección, expresión y empatía del niño/adolescente.Siguiendo con el trabajo emocional, el entrenamiento de recursos personales que faciliten la gestión de sentimientos, puede venir de la mano de preguntas que aumenten el insight. Cuestiones del tipo: "¿es posible sentirse solo estando con gente?" o "¿qué ocurre cuando te sientes inseguro?", abren un canal de reflexión a otro nivel. En este sentido, "Emocionario" de la editorial Palabras Aladas, ofrece interesantes respuestas e invita a contemplar reveladoras imágenes asociadas a cada sentimiento (es una buena herramienta para que los chicos sepan poner palabras a las emociones).

PUBLICIDAD

Escrito por

Blanca Isabel Soria Arranz Linkedin

Psicóloga nº colegiado: AN 08739

Licenciada en Filosofía y máster en terapia Psico-afectivo-sexual y de pareja. Formada en pedagogía y en sexología. Especializada en terapias de parejas (incomunicación, violencia verbal, infidelidad, celos obsesivos) y sexología (vaginismo, dolor coital, disfunción erectil, entre otras.)

Ver perfil

Bibliografía

  • Côté S, Decelles KA, Mccarthy JM, Van kleef GA, Hideg I, (2011). The Jekyll and Hyde of emotional intelligence: emotion-regulation knowledge facilitates both prosocial and interpersonally deviant behavior. Psychol Sci.  doi:10.1177/0956797611416251
  • Hill, A (2019). The Measurement of Emotional Intelligence: A Critical Review of the Literature and Recommendations for Researchers and Practitioners. Frontiers in psychology.  https://doi.org/10.3389/fpsyg.2019.01116

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

1 Comentarios
  • BLANCA ISABEL SORIA

    Quiero añadir que la foto es de Kunkana, que me la ha cedido amablemente.

últimos artículos sobre psicología infantil