¿Qué es el duelo? ¿Qué puedo hacer para superarlo?

Enfrentarse a la pérdida es una tarea que en algún momento de nuestra vida tenemos que experimentar. Pero... ¿Qué es exactamente el duelo?

26 ENE 2016 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Qué es el duelo? ¿Qué puedo hacer para superarlo?

El duelo es un conjunto de emociones, sentimientos, pensamientos y comportamientos que aparecen después de la pérdida de un ser querido, ya sea por separación o por fallecimiento. Durante el proceso, la persona se tiene que ir adaptando gradualmente a la nueva realidad hasta que llega a aceptarla.

Pero el duelo no sólo se elabora con la muerte de una persona o por la ruptura sentimental con alguien, también puede ser un proceso de duelo la pérdida de un miembro del cuerpo, un objeto de gran valor sentimental, la pérdida de salud...

Las principales características del duelo son:

  • Aturdimiento y perplejidad ante lo que ha pasado
  • Dolor y malestar: llanto y suspiros
  • Sensación de debilidad (tanto física como psicológica)
  • Pérdida de peso, hambre y sueño
  • Dificultad para concentrarse y hablar
  • Sentimiento de culpa, rabia y pena
  • Negación de la realidad, como si no se hubiera producido la pérdida
  • A veces se producen alucinaciones o ilusiones respecto a la persona perdida (parece que ves a esa persona por la calle)

Se definen 4 fases de duelo

  1. Aturdimiento y negación (días u horas): incapacidad para procesar la información y negación de la pérdida. También se puede producir una "anestesia emocional"
  2. Búsqueda de la persona/parte del cuerpo/objeto/salud (meses): Intenso dolor y ansiedad por la pérdida. Hay llanto, alteraciones de sueño y apetito, rabia, culpa...
  3. Desorganización y desesperanza (puede durar más de un año): La persona se enfrenta a la realidad y racionaliza la pérdida
  4. Aceptación y reorganización (de 1 a 3 años): La persona retoma su camino a la vida, asume la pérdida y se adapta a la nueva realidad.

Ahora bien, ¿Cómo elaboramos el duelo?

La elaboración del duelo es un proceso difícil en el que debe intervenir el tiempo pero también el trabajo personal de la persona.

El primer paso es darse tiempo y permiso para estar mal. Se tiene que normalizar lo que se siente y ser consciente de ello. De nada sirve continuar con la vida como si nada hubiera pasado o negar la pérdida. Lo único que conseguiremos es alargar el proceso.

La negación es algo que tenemos que trabajar, ya que puede hacer que el duelo dure más tiempo o que se vuelva patológico. Especialmente en casos de rupturas sentimentales, es un mal indicador el centrarse en la posibilidad de volver en un futuro. Por otra parte, en la pérdida de salud o dolor crónico, lo importante es aceptar la pérdida de salud y no centrarse exclusivamente en la lucha para dejar de sufrir ese daño (por ejemplo personas con fibromialgia o dolor crónico).

Cuando alguien está pasando por un proceso de duelo, es importante escuchar a la persona, dejarle hablar y que llore, dejarle enfadarse... que muestre y desahogue todo lo que lleva dentro. Es importante evitar frases como: "no pasa nada", "el tiempo todo lo cura", "tienes que ser valiente" o "ya se te pasará".

El proceso sirve para aprender a vivir sin el ser querido pero sin ignorar lo que se ha recibido de él. Además, tenemos que darnos permiso para acceder al interior de uno mismo y descubrir qué sentimientos tenemos para poder expresarlos de la manera más auténtica que podamos.

Un paso importante para elaborar el duelo es despedirse de la persona/objeto/salud/parte del cuerpo y participar en los rituales de despedida, así como hablar con familiares y amigos de confianza sobre lo que ha ocurrido dejando fluir las emociones. Deja que los demás te ayuden. No siempre podemos ser autosuficientes y necesitamos ser cuidados de vez en cuando.

Encarni Muñoz Silva

Psicóloga nº 16918

PUBLICIDAD

Escrito por

Encarni Muñoz Psicoterapia

Ver perfil
Deja tu comentario
3 Comentarios
  • Sandra Lopez

    ¿¿Es obligatorio despedirse?? Hace dos semanas me dejó mi ex por teléfono en el peor momento de mi vida y acabamos mal. Pero yo no quiero ir detrás de él para nada... Es él quien tendría que venir a mí por todas las circunstancias. No es cuestión de orgullo, sino de dignidad.

  • maria estades marroig

    Gracias por tu ayuda. En mayo hará tres años que perdí a mi papa de golpe y aún no lo tengo superado.

  • Ramón Benito

    Gracias por ayudarme a entender.

  • PUBLICIDAD

últimos artículos sobre duelo