Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Qué es Mindfulness y cómo se relaciona con la gestión del estrés?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Mindfulness se ha traducido al castellano como "atención plena" o "consciencia plena". Justamente, es la actitud de saber estar en el presente plenamente.

9 MAY 2016 · Lectura: min.
¿Qué es Mindfulness y cómo se relaciona con la gestión del estrés?

La técnica de Mindfulness proviene de la tradición oriental budista, aunque es practicada de forma general por miles de personas, aportando una sensación de paz y tranquilidad a la persona.

Mindfulness significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. Incluye una actitud de "no juicio" y "aceptación", en dónde se nos invita a aceptar los acontecimientos externos e internos sin darles un juicio de valor, sin determinar si nos parece bien o mal y sin intentar cambiarlo. Se trata de verlos ocurrir, sin reaccionar impulsivamente a ellos, aunque tampoco hace un llamamiento a caer en la "no acción".

Nos trae al aquí y ahora, a estar plenamente presente en lo que está ocurriendo, en vez de aferrarnos a pensamientos angustiosos y sufrir por emociones desagradables.

En el tema de la gestión del estrés encontramos en Mindfulness herramientas muy útiles para hacer frente a esas situaciones que nos generan ansiedad de una manera diferente a la habitual. Un entrenamiento específico en ello conlleva muchos beneficios a largo plazo, ya que se trata de adoptar una actitud diferente que podemos generalizar a todas las áreas de nuestra vida.

Hoy en día ya existen evidencias científicas que avalan los beneficios de la práctica de Mindfulness, entre ellas:

  • Estar plenamente en el presente, en el aquí y ahora
  • Observar pensamientos y sensaciones desagradables tal cual son
  • Conciencia de aquello que se está evitando
  • Conexión con uno mismo, con los demás y con el mundo que nos rodea
  • Mayor conciencia de los juicios
  • Aumento de la conciencia de si mismo
  • Menor reacción frente a experiencias desagradables
  • Menor identificación con los pensamientos (no soy lo que pienso)
  • Reconocimiento del cambio constante (pensamientos, emociones y sensaciones que vienen y van)
  • Mayor equilibro, menor reactividad emocional
  • Mayor calma y paz
  • Mayor aceptación y compasión de si mismo.

Entre otras cosas, aprender a gestionar nuestros impulsos y reacciones ansiosas nos aporta serenidad, lucidez y autosuficiencia, aspectos de vital importancia para afrontar todas esas situaciones estresantes. Se trata de aprender nuevas formas de relacionarnos con nuestros pensamientos, emociones, sensaciones y con nuestro entorno,

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Nuria Arrebola - Psicóloga

Deja tu comentario

últimos artículos sobre estrés