¿Quieres ser más fuerte? Di palabrotas

Decir palabotras es un mecanismo de defensa y lucha que, además, nos hace más fuertes.

16 NOV 2017 · Lectura: min.
¿Quieres ser más fuerte? Di palabrotas

La sociedad suele considerar de mal gusto y de mala educación decir tacos. Incluso tendemos a censurar palabras groseras o malsonantes cuando las oímos. Y aunque ello pueda estar justificado, lo cierto es que esta costumbre podría ser buena para nuestra salud.

Un equipo de psicólogos de la Universidad de Keele, en Staffordshire, evidenció en el año 2009 que soltar palabrotas incrementa nuestra fortaleza física y mental. Su trabajo, como otros tantos, buscaba analizar la relación que existe entre el continuo empleo de tacos que hacen algunas personas mayores y las enfermedades que padecen estas (síndrome de Tourette, lesiones cerebrales, depresión o demencia). Este proyecto de investigación permitió corroborar que decir tacos y groserías de manera brusca o a pleno pulmón ayuda a sobrellevar mejor el dolor.

El equipo, dirigido por el Dr. Stephens, comprobó que estas personas recurrían a estos exabruptos para adquirir la fortaleza necesaria para superar momentos de dolor intensos. Lo que, a priori, puede parecer una simple manera de desahogarse frente al sufrimiento ha sido interpretado como una nueva forma de adquirir resistencia y fuerza física y mental frente a las adversidades de la enfermedad.

Esta teoría quedó confirmada con el trabajo emprendido con un grupo de voluntarios. A algunos se les hizo pedalear con vehemencia mientras soltaban palabras malsonantes; a otros, se les obligó a realizar ejercicios donde tenían que hacer fuerza solo con la mano a la par que decían aquellos tacos y groserías que se les antojaban. Una vez concluido el ejercicio, el equipo de investigación pudo comprobar que los que habían pedaleado incrementaron su potencia de pedaleo hasta 24 vatios mientras decían tacos. El grupo de voluntarios que empleaban la fuerza con su mano también manifestó un incremento de su capacidad, que, en algunos casos, llegó a sobrepasar los 2,1 kg.

Este estudio ha demostrado, por tanto, que gritar palabrotas no solo aumenta la fuerza, sino también la energía física. Al tener mayor resistencia al dolor, decir tacos también es saludable para la estabilidad emocional de las personas. Porque, como apunta el propio Stephens, con las palabrotas se produce un incremento del ritmo cardiaco que evidencia una «respuesta emocional», la cual, además de tener efectos calmantes, nos da energía, activa nuestro cerebro y nos impulsa a esforzarnos para luchar y superar aquello a los que nos enfrentamos. Cuando el momento de tensión concluye, cuando nos hemos desahogados y hemos soltado todo lo que se nos ha pasado por la mente en ese momento, sentimos una sensación de paz y tranquilidad intensas, nos relajamos, y ello nos ayuda a enfrentarnos de nuevo a otro problema.

Así que ya sabes: en momentos de estrés, nervios o tensión prueba a decir palabrotas. Te ayudará a desahogarte, liberará la tensión, notarás cómo aumenta tu energía y sentirás un subidón de adrenalina que te motivará a seguir hacia adelante. Cuando ya hayas soltado todas esas groserías por la boca, podrás comprobar que te encuentras como nuevo.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre depresión