Reconstruyendo mi vida sin ti

¿Cómo superar la muerte de un familiar o amigo cercano? Seguramente es uno de los retos más grandes por los que hemos de pasar a lo largo de nuestra vida.

6 OCT 2015 · Última modificación: 28 OCT 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Las claves para combatir el duelo

¿Cómo superar la muerte de un familiar o amigo cercano?

Seguramente es uno de los retos más grandes por los que hemos de pasar a lo largo de nuestra vida. Cuando se muere una persona a la que queremos o perdemos el trabajo, amistades o rompemos con la pareja, nos invaden sentimientos de vacío, tristeza, miedo y angustia. Incluso sentimos una fuerte sensación de dolor e impotencia que nos hace plantearnos la vida y el por qué de las cosas.

Muchas veces nos sentimos como si alguna cosa dentro de nosotros se rompiera o se esfumara, como un árbol cuando un viento fuerte lo tumba o le quita las hojas. Son situaciones complicadas en las que no sabes bien que hacer, como afrontarlo, ni como seguir. Son momentos en los que nos preguntamos: ¿Cómo será mi vida a partir de ahora? ¿Podré seguir adelante sin él/ella? ¿Tendré suficiente fuerza para volverme a levantar? El apoyo social y familiar es crucial en estos momentos. Tener una buena red social y disponer de profesionales ayuda a superar el proceso de duelo.

¿Qué sucede si la muerte se produce dentro de la familia?

Cuando se pierde a un miembro tan cercano, esta se ve forzada a adaptarse a la nueva realidad. No todas las personas reaccionan igual delante la muerte o pérdida, ni pasan el duelo al mismo ritmo. Por lo tanto, respetando siempre el ritmo individual se tiene que hacer un trabajo familiar, se ha de disponer de espacios para hablar de la persona, se puede confeccionar un libro de recuerdos, mencionar anécdotas vividas, en definitiva compartir vivencias, experiencias y emociones. Poder compartir, hablar de la persona que ha fallecido, recordar las cosas que hacíamos juntos, entre otras, nos ayudará a aceptar la pérdida y seguir adelante.

¿Y si nuestros hijos o hermanos pequeños nos preguntan por él/ella?

A pesar de que existe la creencia de que esconder o enmascarar la muerte a los niños reduce el sufrimiento, no es así. Tenemos que procurar contestar a las preguntas de los niños de manera sincera y directa. Se tiene que tener en cuenta que, si un niño es suficientemente grande para formular una pregunta sobre la pérdida, también lo es para merecer respuestas adecuadas. Así mismo, tenemos que animar a los niños a expresar sus sentimientos y apoyar y comprender sus emociones.

Claves para superar el duelo

¿Cómo superar el duelo?

El proceso de duelo requiere tiempo y como hemos dicho no todos tenemos el mismo ritmo ni pasamos por las mismas fases. Según, J. William Worden, el primer paso es aceptar la realidad de la pérdida. Siempre aparece la sensación de que su muerte no es real. A pesar de la dificultad, para poder avanzar, hemos de asumir que se ha ido i que, al menos en esta vida, no nos podremos reencontrar.

Sin embargo, su recuerdo siempre podrá ir con nosotros y acompañarnos en los momentos importantes. El segundo paso es elaborar el dolor de la pérdida. No todos vivimos el dolor (físico y emocional) con la misma intensidad ni lo sentimos de la misma manera, pero es imposible perder a alguien con el que hemos estado muy unidos sin sufrir cierto dolor. Además, cuando sufrimos una pérdida no acostumbramos a estar preparados para afrontar la intensidad y la naturaleza de las emociones que surgen. Tampoco ayudan comentarios de nuestro entorno como: "Tienes que seguir adelante", "A él/ella no le gustaría verte así", "Estar enfadado no te lo va a devolver". Consecuentemente, muchas personas evitan o niegan el duelo y esto provoca que tarde o temprano se vengan abajo, casi siempre con alguna forma de depresión. En este sentido, el trabajo de los psicólogos es ayudar a las personas a facilitar la elaboración del duelo para que no se arrastre el dolor toda la vida. En tercer lugar, adaptarse a un mundo sin el fallecido, tanto internamente como externamente. Finalmente, encontrar una conexión perdurable con la persona fallecida, para llevarlos siempre con nosotros pero de forma que nos permita seguir con nuestras vidas.

"lo que importa no es lo que la vida te hace, sino lo que tú haces con lo que la vida te hace".

Edgar Jackson.

PUBLICIDAD

Escrito por

Vitalis Institut Psicoteràpia Barcelona

Ver perfil

Bibliografía

  • Burnett, D (2013). Good grief: the psychology of mourning. The guardian. https://www.theguardian.com/science/brain-flapping/2013/dec/17/good-grief-psychology-mourning
  • Doka, K. (2002). Disenfranchised Grief. In K. J. Doka (Ed.), Living with Grief: Loss in Later Life (pp. 159-168). Washington, D.C.: The Hospice Foundation of America.

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre duelo