Acceso centros Añade tu centro gratis

Si consumo drogas, ¿soy un adicto?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Ser consumidor de drogas no es lo mismo que ser adicto, incluso ser adicto no necesariamente significa que haya que consumir drogas. Hay mucha confusión y desconocimiento al respecto.

18 ABR 2016 · Lectura: min.
Si consumo drogas, ¿soy un adicto?

Ni todos los que consumen drogas son adictos, ni todos los adictos consumen drogas. Quizás lo primero sí le sea más conocido, pero la segunda parte de la frase anterior le habrá impactado.¿Un adicto que no consume drogas? ¿cómo puede ser eso? Enseguida se lo explicamos.

Por desgracia, la enfermedad de adicción es una enfermedad de origen multifactorial, esto es, que hay diferentes factores implicados en el proceso de desarrollo de la enfermedad. Cada vez se conocen más aspectos relacionados con la genética y factores orgánicos que inciden en la aparición de la adicción en un sujeto específico. Es conocido que la inmensa mayoría de pacientes que han sido diagnosticados de adicción, tienen un familiar cercano que también ha sufrido la enfermedad en alguna de sus variantes, siendo el padre el familiar con el que hay una mayor compatibilidad psicopatológica. Pero no sólo se trata de genética, sino de otros factores orgánicos que afectan a determinadas personas de forma más específica y que les hacen más vulnerables a desarrollar la enfermedad, y aquí se conocen aspectos como la síntesis del determinadas proteínas que provocan que haya personas mucho más susceptibles y menos tolerantes al efecto de las drogas; también hay cada vez más evidencia que personas que han tenido en algún momento de sus vidas otra patología mental, tienen una mayor probabilidad de desarrollar la adicción, siendo las más frecuentes los trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, trastornos psicóticos, trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o trastornos de la alimentación. Esto es lo que se conoce en el campo de las adicciones como patología dual, que es cuando un mismo paciente tiene la enfermedad de adicción que cursa de forma paralela con otro trastorno mental con el que además de refuerza mutuamente.

Y por supuesto, hay una muy importante incidencia de los factores psicosociales, que son en algunos casos determinantes para la aparición de la enfermedad, pero hoy se sabe que sobre todo, determinan el tipo de adicción que se desarrolla, y aquí es donde tenemos que hablar de adicciones sin drogas, también conocidas como adicciones conductuales, como la adicción al sexo, a las nuevas tecnologías, a las compras, al deporte, al juego,....

Se conocen casos de pacientes que han tenido antecedentes familiares de adicción a drogas muy claros, y que sin embargo, no han desarrollado ninguna adicción a ninguna droga. En algunos casos, ni siquiera las han tocado, debido a que ese antecedente familiar ha funcionado como un potente protector para acceder a las drogas. Sin embargo, ha desarrollado una adicción no tóxica como el juego patológico o ludopatía, o han desarrollado un trastorno de alimentación asociado a la comida compulsiva de alimentos procesados.

Se puede dar el caso de un sujeto que tenga casi todos los factores de riesgo favorables a desarrollar la adicción, y no desarrollar ningún tipo de adicción tóxica ni conductual; y al revés, un paciente sin ningún antecedente familiar de adicción, y que en su caso termina desarrollando la enfermedad.

Esto se debe a un consumo de sustancias de forma descontrolada y que progresivamente se ha perdido el control sobre la sustancia, desarrollando finalmente la adicción.

Si usted es consumidor de alguna droga, debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

a) Si tiene un antecedente familiar cercano de adicción (padres, abuelos o tíos) debe tener muy presente que su consumo puede estar precipitando de forma muy peligrosa la posibilidad de desarrollar la adicción. En este caso le recomendamos el máximo nivel de precaución respecto al consumo de cualquier tipo de droga.

b) Si no tiene ningún antecedente familiar, pero ha tenido algún trastorno psicológico anteriormente de los ya mencionados, es un importante factor de riesgo de desarrollar una patología dual.

c) Si no tiene ningún familiar con antecedentes ni ha sufrido ningún caso de psicopatología mental, seguramente tendrá un menor factor de riesgo de desarrollar la enfermedad de adicción, su organismo tolerará un cierto nivel de consumo de sustancias, pero debe tener siempre cuidado de no excederse ni de perder el control de la situación. Se recomienda un consumo responsable y no regular.

d) Recuerde que la cantidad recomendable de consumo de cualquier droga es ninguna. No hay ninguna justificación para tomar ningún tipo de drogas, incluso el alcohol o el tabaco, aunque éstas sean drogas legales.

Si tiene alguna duda sobre si su consumo le puede estar poniendo en una situación de riesgo de desarrollo de una adicción, puede ponerse en contacto con un especialista y solicitar una evaluación individual de su situación.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Irene L. R.

Deja tu comentario

últimos artículos sobre drogadicción