Si tu hijo tiene miedo

Con mucha probabilidad en alguna ocasión haya notado que su hijo presenta miedo hacia ciertos objetos o situaciones, y se haya preguntado qué es lo que puede hacer para disminuir su malestar

19 FEB 2016 · Última modificación: 29 OCT 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cuándo el miedo infantil se convierte en un problema?

Con mucha probabilidad en alguna ocasión haya notado que su hijo presenta miedo hacia ciertos objetos o situaciones, y se haya preguntado qué es lo que puede hacer para disminuir su malestar. Si se ha llegado a plantear la opción de llevar a su hijo a un experto que solucione sus problemas, el presente artículo puede ayudarle a dilucidar si debe hacerlo o si, por el contrario, no se trata de algo necesario.

La ansiedad y los miedos son muy comunes en la infancia. Todos los niños experimentan en muchos momentos ansiedad y miedo, y en la mayor parte de los casos, esto no es sólo esperable, sino que además es adaptativo.

¿Cuáles son los miedos más comunes en la infancia?

Los miedos más comunes son los llamados evolutivos, y tienen la característica de que no interfieren en el desarrollo de la vida cotidiana del niño, son transitorios y dependen del estado de desarrollo del propio niño, actúan como sistema de seguridad al protegerles de ciertas amenazas que sí pueden ser reales y además proporcionan habilidades de enfrentamiento, ya que tienen la función de activar al niño para que se enfrente de la forma más óptima posible a situaciones que pueden resultar complejas.

A continuación se detallan los miedos evolutivos más usuales en función de la edad.

  • 1 año: separación de padres, retrete, personas extrañas.
  • 2 años: ruidos fuertes, oscuridad, animales grandes.
  • 3- 4 años: máscaras, oscuridad, separación de padres, ruidos.
  • 5 años : oscuridad, gente "mala", lesiones corporales.
  • 6 años: fantasmas, brujas, oscuridad, dormir solos, separación de los padres, relámpagos.
  • 7-8 años: sucesos medios de comunicación, seres sobrenaturales, lesiones corporales.
  • 9-12 años: rendimiento académico, muerte, aspecto físico, exámenes.

¿Cuándo el miedo se convierte en un problema?

Surge entonces la pregunta ¿cuándo debe llevar a su hijo a un especialista? La respuesta es la siguiente: cuando se haya desarrollado una fobia, es decir, un miedo que no corresponda con la edad de su hijo o su estadio evolutivo, y además sea tan irracional y desproporcionado a la situación que quede fuera del control voluntario del propio niño, le lleve a evitar todo lo relacionado con su fobia y le produzca una desadaptación y problemas en su vida cotidiana, además de un gran malestar.

Puede suceder que este miedo no sea evidente, y que se manifieste en forma de quejas somáticas tales como cefaleas, vómitos, dolores de barriga, mareos o temblores, dificultades para dormir, suspiros, taquicardia, diarreas, etc. Si su pediatra de confianza ha evaluado a su hijo y ha determinado que no se trata de un problema físico, puede que se trate de una reacción física a un miedo o a la ansiedad. Si reconoce en su hijo las características de una fobia, entonces desde TCP le recomendamos que acuda a un especialista que le pueda asesorar y ayudar a su hijo para superar esta ansiedad.

PUBLICIDAD

Escrito por

TCP Tu Centro de Psicólogos

Ver perfil

Bibliografía

  • Stanfors Children's Health, (2019). Phobias in children. https://www.stanfordchildrens.org/en/topic/default?id=phobias-in-children-and-adolescents-90-P01639
  • Dingfelder, S. F. (2005). Fighting children's fears, fast. Monitor on Psychology, 36(7). http://www.apa.org/monitor/julaug05/fighting

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre psicología infantil