Siendo tu propio jefe

¿Cómo tener éxito siendo tu propio jefe? Averígualo. 

14 MAY 2014 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Siendo tu propio jefe

Este artículo aunque está dedicado fundamentalmente a los empresarios, emprendedores, autónomos y demás profesionales que no dependen de un jefe, también es muy útil para aquellas personas que se tienes que gestionar su propio tiempo, esto es, que trabajan por cuenta propia, como por ejemplo amas de casa, estudiantes de oposiciones, etc.

Estas personas no tienen nadie quien les dirija y por tanto es deseable que se rijan por una serie de claves para alcanzar su máximo potencial.

Home-EmprededoresOptimizada.jpg1.png

Toma nota de estas claves:

Planificación: Ve de lo mayor a lo menor. Si eres empresario, cual es tu plan de empresa anual: objetivos, facturación, plan de marketing, etc. A partir de ahí planifica todo anualmente para luego llevarlo al día a día. Todos los lunes por la mañana dedica unos minutos a organizar tu agenda semanal y mensual. Si vives en el caos o hay una bandeja llena de papeles sin resolver te merma energía. Para todo el mundo es bueno tener una agenda donde anotar todo lo que hay que hacer, desde ir al tinte o hacer una llamada, no sólo hay que apuntar la fecha del examen o el médico. Así de esta manera, según vayas cumpliendo con cada cosa agendada te irás quitando un pequeño peso de encima. Elimina la lista de las cosas pendientes. Además a lo largo del día y de la semana podrás comprobar cuántas cosas has realizado y de esta manera sentirte más realizado.

Tiempo de calidad: Haz una cosa cada vez. A cada cosa que hagas dedícale tu máxima atención. Si estás escribiendo un mail o bien haciendo una oferta, no hagas nada más, no abras otro mail que te esté entrando, no respondas al teléfonos no es imprescindible,… de esta manera el resultado de lo que estés haciendo será mucho mejor y en menor tiempo. Serás más eficiente.

Responsabilízate: Todo lo que hagas, hazlo al 100 %. Pon toda tu mejor intención. Es mejor que no empieces a hacer algo que no quieres hacer o no te gusta. Si es así o no lo hagas o lo delegas. Asume toda la responsabilidad de lo que hagas, así te asegurarás de hacerlo bien y si no sale como te gustaría, te sentirás tranquilo y sereno, ya que lo has hecho con tu mejor intención.

Relaciónate: Sobre todo si estás mucho tiempo a solas, trabajas en casa, etc. Es crucial que socialices con otras personas, que sepas qué se mueve en otros ambientes, te sientas escuchado, te sientas parte de un grupo.

Delega: Hay funciones que tú puedes y sabes hacer perfectamente, pero hay otras que no conoces o no te apetece hacer. Todos tenemos la necesidad de delegar algo: hazlo con plena confianza y delega toda la tarea en su totalidad, eso redundará en mayores beneficios para ti.

Dedícate a aquello que te gusta: Si quieres tener sin esfuerzo, una vida plenamente realizada lo más sensato es seguir el rumbo de la corriente de energía, del fluir de la vida y no ir en contra. Una manera de saber qué te gustaría hacer es comenzar a hacer lo que amas con mayor frecuencia. Cuanto más te comprometas con tu actividad, más atraerás.

Aumenta tu energía: Haz una lista con todo aquello que te molesta, aquello que te irrita y te agota y empieza a eliminarlo de tu vida sin sentirte culpable (ir a comer con…, atender telefónicamente a…., beber alcohol,…). Haz una lista de las cosas que te van bien y ponte como rutina el hacerlas: un baño de agua caliente, comprar flores, llamar a tu mejor amigo…

Simplifica: Al estar muy ocupado no te das cuenta de lo que sucede alrededor, por lo que se pierden oportunidades. Cómo puedes hacer que tu vida sea más simple: tecnología, madrugar, cosas más pequeñas…

Todo es bueno: Es fácil tener una actitud positiva si comprendes que todo tiene un lado bueno, incluso lo más desagradable. Siempre hazte esta pregunta ante un hecho desagradable ¿qué he aprendido de esto?

Promete poco y da mucho: Significa darse a uno mismo más tiempo del que cree que necesita para hacer una tarea y no ponerse más presión de cara a sí mismo o a los demás.

Sonia Navajo, Fundadora de Crea-t. Centro de Psicología, Coaching y Desarrollo personal.

PUBLICIDAD

Escrito por

Crea-T

Ver perfil
Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal