Síntomas del trastorno histriónico de la personalidad: Cuando la felicidad depende de la atención de los demás

¿Conoces a alguien que se esfuerza demasiado para conseguir atención? Descubre cuáles son los síntomas y creencias que suelen tener las personas con trastorno histriónico de la personalidad.

3 JUN 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Síntomas del trastorno histriónico de la personalidad: Cuando la felicidad depende de la atención de los demás

Todas y todos hemos conocido a alguien que siempre desea llamar la atención. Sin embargo, hay personas que directamente no pueden vivir sin la atención de los otros, sin sus halagos, cumplidos, etc. por lo que sus vidas giran en torno a este aspecto convirtiéndose en su objetivo principal independientemente del esfuerzo y del precio que eso suponga. Cuando la búsqueda de la atención se convierte en el objetivo principal, las relaciones con los demás se convierten en algo superficial y poco duraderas.

Cuando estas conductas son excesivas y se mantienen a lo largo del tiempo puede ser un indicio de trastorno histriónico de la personalidad. Si quieres saber más sobre este trastorno, sus síntomas y las diferencias con otros, no dudes en continuar leyendo este artículo para descubrirlo. 

Trastorno histriónico de la personalidad: Síntomas

El significado de histriónico proviene de la palabra histrión, que significa básicamente actor de teatro. Por lo tanto, la personalidad histriónica se caracteriza principalmente por esta teatralidad y emotividad exagerada con el objetivo de que los demás se fijen en él o ella. Según el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), el trastorno histriónico de la personalidad se caracteriza por la presencia de los siguientes síntomas: 

  1. Presentan malestar cuando no son el centro de atención: Presentan una intensa incomodidad ante situaciones en las que no es el centro de atención y cuando no lo son intentan inventarse historias, crear situaciones, etc. para conseguirlo.
  2. Sus relaciones están marcadas por la seducción: Cuando establecen relación con los demás no lo hacen interesándose realmente por el otro sino que buscan su aprobación a través de un conducta seductora o provocativa que, en ocasiones, se puede interpretar como inapropiado según las normas sociales. Este tipo de comportamiento no se da únicamente cuando se sienten atraídos/as sexualmente por alguien sino que se da independientemente del tipo de relación social. En este sentido, suelen concebir las relaciones como más estrechas de lo que son realmente ya que la atención es el único factor que consideran relevante en las interacciones sociales.
  3. Le dan mucha importancia al aspecto físico: Suelen utilizar de forma constante el aspecto físico para atraer la atención de los demás llegándose a gastar grandes cantidades de dinero en ropa o en tratamientos de belleza para obtener cumplidos de los demás.
  4. Son influenciables por los demás: Al buscar esa aprobación y atención constante de las personas de su alrededor, son fácilmente influenciables por los demás ya que el no serlo podría poner en juego la obtención de esa atención. Sin embargo, a pesar de que buscan desenfrenadamente la consideración de los demás y parecen muy dependientes, la realidad es que suelen cansarse rápidamente de los otros. Buscan de forma constante nuevas experiencias y aunque esto puede parecer a simple vista algo positivo, la realidad es que no logran mantener relaciones estables
  5. Son teatrales: Suelen mostrar una conducta exageradamente emocional, dramatizada y teatral con el objetivo final de no pasar desapercibidos por los demás. Cuando hablan parece que sus vidas sean mucho más interesantes que las de los demás ya que siempre están exagerando la cantidad de cosas que les ha ocurrido. De hecho, suelen exagerar situaciones para mostrarse como víctimas y, de esta manera, conseguir la atención.
  6. Tienen conversaciones superficiales: Sus conversaciones giran en torno a las impresiones de los otros destacando sus fortalezas y obviando otros posibles temas de conversación. Por ejemplo, una persona con este trastorno puede mencionar que una determinada persona es maravillosa pero no sabe decir el por qué ni ejemplos específicos que puedan apoyar esa afirmación.
  7. Presentan altibajos en el estado de ánimo: La expresión de sus emociones suele ser muy superficial y cambia de forma brusca. Una persona que presenta este trastorno puede, por ejemplo, pasar de estar llorando incontrolablemente a estar alegre en cuestión de segundos. Dichas emociones desaparecen con tanta rapidez que ni siquiera la propia persona es capaz de poder identificarlas. 

¿Cómo piensan las personas con este trastorno? 

Las personas que presentan un trastorno de la personalidad, independientemente de cuál, se caracterizan por presentar una serie de creencias disfuncionales que suelen ser muy estables a lo largo del tiempo y difíciles de modificar. La personalidad histriónica, por lo tanto, se caracteriza por una serie de pensamientos acerca de uno mismo, del mundo y de los demás que determina la forma que tienen de actuar y de relacionarse con los demás. Ejemplos de estos pensamientos son: 

  • ‘No puedo ser feliz si los demás no me prestan atención’
  • ‘Si no puedo impresionar a los demás he fracasado’
  • ‘Si no llamo la atención no voy a gustar’
  • ‘Es totalmente aterrador que la gente no me haga caso’
  • ‘Si distraigo a los demás y los entretengo no se darán cuenta de mis defectos’
  • ‘Debo ser siempre el centro de atención’
  • ‘Las personas solo me prestarán atención si actúo de forma exagerada’

Las personas con este trastorno de la personalidad suelen verse a ellas mismas como encantadoras e impresionantes. Se conciben como grandiosas, pero esta exagerada autoestima es únicamente superficial ya que realmente evitan a toda costa conocerse a sí mismas con el fin de esquivar aquellos pensamientos que puedan indicar la real dependencia que tienen hacia los demás. Aunque son capaces de detectar las necesidades de los otros con el fin de conseguir su aprobación, son totalmente incapaces de profundizar en las relaciones por miedo a perder la superficialidad que los caracteriza. 

¿Qué diferencias principales hay con otros trastornos?

Dada la falta de empatía, la dependencia hacia los demás, la búsqueda de atención y los sentimientos de grandiosidad, el trastorno histriónico se puede confundir comúnmente con otros trastornos, como por ejemplo: 

  • Trastorno bipolar: El trastorno bipolar también se caracteriza por la presencia de altibajos en el estado anímico por lo que en ocasiones, se suele confundir el trastorno bipolar con el trastorno histriónico de la personalidad. Sin embargo, en el caso del trastorno histriónico estas fluctuaciones no son de tanta intensidad, es decir, no se produce un cambio anímico tan drástico como en el caso del trastorno bipolar.
  • Trastorno narcisista de la personalidad: El trastorno narcisista de la personalidad también se caracteriza por la búsqueda de atención, sin embargo, las personas que tienen un trastorno narcisista de la personalidad lo hacen para ser halagados por su superioridad. En cambio, las personas con trastorno histriónico de la personalidad, pueden alternar papeles dando una imagen frágil y dependiente para que los demás les presten atención. 
  • Trastorno dependiente de la personalidad: Aunque las personas con un trastorno dependiente también necesitan esa atención constante de los demás, éstas no presentan un comportamiento teatral ni exagerado.
  • Trastorno límite de la personalidad: Las personas que presentan un trastorno límite de la personalidad (TLP) también se caracterizan por la necesidad de evitar a toda costa el desamparo de los demás. Sin embargo, el TLP también destaca por la presencia de comportamientos autodestructtivos como, por ejemplo, intentos de suicidio, autolesiones, etc. que el trastorno histriónico de la personalidad no presenta.
  • Trastorno antisocial de la personalidad: Las personas con trastorno antisocial, al igual que el trastorno histriónico, también se caracterizan por el engaño y la falta de empatía con el fin de obtener algo a cambio. Sin embargo, el trastorno antisocial implica conductas agresivas, incumplimiento de las normas sociales, etc. que la mayoría de las veces acaban comportando conductas delictivas.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad: Este trastorno también destaca por la presencia de pocas relaciones profundas. Sin embargo, el motivo es básicamente porque dedican tanto tiempo al trabajo que les queda poco tiempo para las relaciones sociales. Además, las personas que presentan trastorno histriónico de la personalidad suelen presentar incapacidad en involucrarse en tareas intelectuales complejas dado que están demasiado enfocados en el exterior y eso les lleva a presentar dificultades de atención. 

Si conoces a alguien que presenta los síntomas comentados o te identificas con lo expuesto, no dudes en ponerte en contacto con un profesional para que pueda ofrecerte la atención y orientación que necesitas. 

PUBLICIDAD

Escrito por

Carolina Pascual Sanoner

Ver perfil

Bibliografía

  • Álvarez, L.Y. (2014). Caracterización de las creencias irracionales del trastorno histriónico de la personalidad. Psicogente, 17 (31), 143-154. http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0124-01372014000100010
  • American Psychiatric Association - APA. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5 (5a. ed.5.). Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • Caballo, V,. López, C. y Bautista, R. (2004). El trastorno histriónico de la personalidad. En V. Caballo (ed.), Manual de trastornos de la personalidad. Descripción, evaluación y tratamiento (pp.161-176). Madrid: Editorial Síntesis

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre trastornos de la personalidad