'Soy feo y nunca gustaré a nadie'

El físico puede llegar a bajar la autoestima y generar problemas sociales. Hoy os hablo sobre este problema y qué hacer para sentirse mejor.

8 AGO 2017 · Lectura: min.
Encarni Muñoz

¿Alguna vez te has hecho esta pregunta? Si te la haces frecuentemente es probable que tu autoestima esté dañada y eso repercuta y te genere problemas para relacionarte con los demás.

Sabemos que la autoestima no sólo la produce el físico; los factores intelectuales, la seguridad en uno mismo, la red social que se tiene, el trabajo y los logros vitales también proporcionan autoestima. No obstante, el área del físico es tremendamente importante y puede condicionar todas las demás, ya que se trata de nuestra carta de presentación, la fachada de nuestra casa y es lo primero que se ve.

Seguro que habrás conocido alguna vez a alguien que no es muy agraciado físicamente pero no obstante tiene un gran poder de seducción y un carisma especial con los demás. Esas habilidades sociales y esa seguridad que desprende ayuda a que la parte del físico pase desapercibida y resulte igual de atractivo que alguien que físicamente está bien dotado. ¿Cuál es su truco? Pese a que el físico no le acompañe goza de una buena autoestima y sus carencias no le afectan al resto de áreas de su vida. Y esto es una prueba de que el físico no es lo único que importa.

¿Por qué yo no puedo hacer lo mismo?

Probablemente le das más importancia al físico de la que tiene realmente. Insisto en el hecho de que es un área importante, no voy a negarlo, pero hay muchas otras cosas que también lo son y quizás le estás dando demasiado peso a un factor que no se puede cambiar, mientras que otros aspectos de la persona que sí que se pueden potenciar y mejorar para resultar más atractivo y sentirte más atractivo no las estás teniendo en cuenta. Si te sientes atractivo/a (en el término general de la palabra, es decir, no sólo en el terreno físico) te sentirás bien contigo mismo/a y eso hará que desprendas un aura que los demás perciben y valoran.

¿Es cierto que soy feo/a?

Lo primero que hay que cuestionarse es si quizás estamos siendo demasiado críticos con nosotros mismos. ¿Eres muy autoexigente?, ¿si no es perfecto no vale? Si las respuestas son sí, quizás no eres tan "feo/a" y simplemente tienes defectos como todo el mundo.

Tener una nariz grande o la cara redonda o los ojos saltones no nos convierte en "feos". Hay que valorar si el conjunto de nosotros está más o menos bien y quizás estamos dándole demasiada importancia a un defecto en concreto.

A veces darle tanta importancia a un defecto provoca que toda la autoestima se vaya al traste y así pueden aparecer desórdenes como la anorexia, la vigorexia o el trastorno dismórfico corporal, entre otros. De la anorexia y la vigorexia más o menos sabemos algo pero el trastorno dismórfico corporal no es tan conocido. Se trata de la distorsión en la percepción de un defecto haciéndolo más importante de lo que es en realidad. Por ejemplo, hay mujeres que se operan el pecho varias veces porque nunca están contentas con el tamaño que tienen. O el ejemplo más claro es Michael Jackson. El cantante nunca estuvo contento con su físico y pasó por quirófano una y otra vez empeorando cada vez más su aspecto. De la misma forma que una chica anoréxica se ve gorda en el espejo aunque no lo está, en el trastorno dismórfico corporal la persona se obsesiona con algo de su físico y lo ve peor de lo que está en realidad.

¿Cómo afecta la baja autoestima a la hora de relacionarse?

Las relaciones sociales pueden verse afectadas por estos problemas de autoestima, ya que probablemente te sientes juzgado/a por tu físico constantemente (porque tú eres el/la primero/a que lo hace) y eso te puede llevar a diferentes situaciones:

  • Intentas pasar desapercibido/a o evitar determinadas situaciones por miedo a la crítica: Así, puede que evites las situaciones de tú a tú, quizás prefieres quedar en grupo que con una persona porque pasas más desapercibido/a, o evitas situaciones en las que te expongas demasiado como bailar o cantar o ir a la playa.
  • Hablas menos de lo normal: Lo más probable también es sentirse poco deseable como persona y eso hace que te cohíbas y que interactúes menos, es decir, que hables menos o que recurras al alcohol o drogas para desinhibirte y perder el miedo a hablar. Sin ser tímido/a te comportas como si lo fueras.
  • Te aíslas o relacionas sólo de forma virtual: Tu baja autoestima te puede llevar a dejar de quedar con la gente por miedo a enfrentarte a que te vean o vean tus defectos. Prefieres estar en casa encerrado/a o hacer actividades que no sean sociales o en las que no se te vea (actividades virtuales) a actividades reales.
  • Intentas modificar tu físico: Muchas personas recurren a las operaciones de estética para sentirse mejor con ellas mismas y por tanto, dejar de tener esos problemas a la hora de relacionarse con los demás.

¿Qué puedes hacer para sentirte mejor?

La solución a todos estos problemas pasa por hacer una autocrítica constructiva (no destructiva) y aceptar la realidad. Aceptar la realidad supone no sólo centrarse en los defectos sino también ser capaz de ver tus virtudes. Así, analiza cada día frente al espejo todo aquello que te gusta de ti físicamente. Recréate en ello un rato y lo que no te guste de ti no le des atención, simplemente acepta que está ahí y forma parte de ti.

Una vez hecho este ejercicio, es importante valorar todas las otras áreas de tu vida. Haz un listado de todas las virtudes que tienes a nivel intelectual, de personalidad, logros vitales, valores, etc. Potencia tus virtudes y trabaja para que tu área social no se vea afectada. Dale a cada área el porcentaje que se merece y no le des tanto al físico. Eso hará que te relaciones con más naturalidad y que mejore tu área social.

Para acabar me gustaría comentar que vivas tu vida en base a quien quieres ser por dentro, no por fuera. La belleza es perecedera mientras que el alma perdura en el tiempo. Como dice la frase: "no juzgues un libro por su carátula". No hagas lo mismo contigo.

Encarni Muñoz Silva

Psicóloga sanitaria, colegiada nº 16918

Escrito por

Encarni Muñoz Psicoterapia

Ver perfil
Deja tu comentario
31 Comentarios
  • David Luna

    Toda pareja con la que he estado, me ha engañado. Al final supe porque. Me dijeron que mi fisico era un problema, mis padres me lo han dicho. Mis amigas me cuentan que tan encantador es un hombre, como con tan solo mirarlo estan a sus pies, como podrian hacerles cosas muy pasadas, y aun asi lo amarian, por que? porque esta bien bueno. Y me doy cuenta como nadie llegara a querer hacer eso, o aunque sea no engañarme

  • Mikhael Khel

    yo cuando nací en el hospital nací muerto pero los doctores lograron revivir me en mi nacimiento pero a la vez nací con una maldición que es ser feo. llevo 30 años viviendo tratando de buscar pareja pero me miran con cara de desprecio como que su rostro dijera aléjate de mi feo no te me acerques hasta me dijeron que ni con todo el dinero ninguna mujer me va a aceptar al menos que este drogada y borracha que te acepte 1 día nada mas hasta fui a un prostíbulo y ninguna prostituta no quería nada conmigo.. me bautice en la iglesia pero nada cambio todo sigue igual las chicas en la iglesia solo me tratan para subir mi autoestima osea solo sienten lastima por mi. y me dije sera que cuando muera me merezco ir al infierno no merezco felicidad así haga buenas acciones no habrá felicidad en lo que me queda de vida. si hay amor también esta el odio en vez de yo amar por que no mejor elijo el odio y el rencor si soy feo seria mejor adquirir la forma de un demonio, ese es mi destino y tengo que aceptarlo como es no hay vuelta atrás yo seré el único que lo logre también debo renunciar a mi humanidad para ser un demonio completo eso fue lo que vi en mis sueños mientras dormía.

  • Lucas Morales

    Yo soy el extremo de la fealdad De arriba a abajo: pelo horrible, orejas enormes, ojos saltones, nariz de tucan, boca enorme, dientes de caballo, no tengo pero como una persona normal, cuello largo, tengo mini pene, cuerpo en si muy flaco y desfachatado en todo sentido La vida del feo es muy complicada, pasando de las burlas en la escuela, problemas de autoestima, problemas para socializar, etc Lo peor es q en mi familia todos los hombres han tenido 4 o 5 novias y tienen ahora. El tema es q ellos son normales de cuerpo y cara Por mi lado todo lo anteriormente dicho No busco aceptacion en ningun lado porque no la tendre En lo unico q me refugio es el deporte

  • Gerardo Lopez

    Yo soy bastante feo y no me interesa leer artículos donde te dicen: "la fealdad es subjetiva", "si te ves lindo, eres lindo", "si tienes la autoestima alta eres lindo", etc. porque es patear las cosas para otro lado, si no sos lindo no lo vas a ser por más que te mentalices Brad Pitt frente al espejo. Así que empieza siendo realista, lo vas a tener complicado para casi todo, y esto es bueno aceptarlo cuanto antes, aunque sea una sensación totalmente desagradable, es la única manera de enfocar las cosas hacia lo que se puede cambiar: esforzáte por sacar una carrera y así poder trabajar en algo aceptable y digno (nunca vas a poder conseguir empleo de otra forma, y lo que consigas será aceptable peor no lo mejor, eso para el más lindo). Intentá ser lo más realista posible e intentá adoptar una mirada del mundo lo más madura posible, la vida no siempre es justa y no da por igual, así que no te comas las frases cliché de lindos que escriben artículos cuando tienen baja autoestima por desarrollar acné, bolsas en los ojos, o subir unos kilitos de más, tan sólo acepta la realidad y ve hacia adelante con lo que puedas cambiar, ten en cuenta que a pesar de todo se puede vivir una buena vida y con dignidad.

  • Juan Perez

    Ser feo me ha traído un montón de problemas. Me discriminaban en el colegio por ser miope y usar unas lupas enormes. Siempre he sido obeso por lo cual era y soy motivo de burlas hasta hoy. Traté de relacionarme con personas y de plano me rechazaban y me aislaban, nadie quería juntarse conmigo porque era una deshonrra para ellos, por lo demás está decir que nunca he tenido pareja y al paso que voy, creo que moriré primero antes que eso pase. Incluso cuando estudiaba en la escuela técnica me aislaban y nadie queria estudiar o hacer los trabajos conmigo, sólo se burlaban. En el ámbito laboral me han rechazado en todos los trabajos a los que he postulado, siempre inventaban cualquier excusa para no dejarme y, terminaban contratando a una chica guapa o un tío con mejor físico que yo. Y sólo me quedó trabajar como limpador de piscinas decantadoras en una planta de tratamiento de aguas residuales. Con suerte tengo una bicicleta.

  • El mas feo del barrio

    jaja mira que bueno, ni pienso en leerlo porque me parece una perdida de tiempo, simplemente todos mis compañeros/"amigos" dicen que soy una basura de persona, soy horrible y que no sirvo para nada, mis padres me dijeron que de pequeño era lindo pero ahora soy re feo, y no, no lo dijeron en tono de broma, lo dijeron en serio, saludos y espero morir pronto

  • Sonia

    A las mujeres les gusta tener amigas feas y que no se saquen partido. Y cuando intentas sacarte partido, se enojan porque te quieren mas fea. La amiga ideal de una mujer vanidosa y narcisa es una que parezca un monstruo.

  • Juan G

    Por desgracia ,al día de hoy se fijan más en la portada que del contenido. Y de verdad ,la gente que es guapa, tiene una gran suerte de serlo...porque estoy seguro que les va muy bien en todos los sentidos. Pueden ligar, tienen vida social, son más el centro de atención...no se, lo tienen todo!! y luego estamos los feos, como yo ,que no tiene nada de eso ...porque? Pues porque soy tan horrible ,que hasta me doy asco al verme al espejo...me encantaría ser guapo y que me quieran solo por ser guapo, no por lo que soy

  • Orlando Colon

    Mas o menos mi caso. Siempre e querido tener un cuerpo mas escultural, porque muchas personas me critican y eso me trabaja en la monte. E tratado muchas veces levantamiento de pesas pero buelvo y derunvo.

  • Maria T

    Lamentablemente en esta sociedad el físico es importante, en donde vivo las exigencias son grandes, y el que no las cumple es marginado. Yo tenía la nariz grande y "de águila", en muchas ocasiones no pasaba desapercibida, recibí humillaciones y comentarios incluso hasta mis casi 30 años. En muchos ámbitos diferentes y de parte de personas conocidas y desconocidas, por la calle, en reuniones familiares, de parte de amigos de amigos, de conocidos de mis parejas, en fiestas. Se me hizo muy duro cada vez que tenía que pasar estas situaciones, a veces sentía que no valía nada. La gente que dice que el físico no importa, o que es un agregado mas, evidentemente no pasó por todo lo que yo pasé y que muchos pasan en silencio.


Cargando...



últimos artículos sobre autoestima