Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Te quieres?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La autoestima es la capacidad de valorarse, amarse, apreciarse y aceptarse a sí mismo. La autoestima es conocer y aceptar nuestros defectos y virtudes.

6 FEB 2015 · Lectura: min.
¿Te quieres?

Las personas con una autoestima elevada suelen tener menos emociones agresivas, negativas y menos depresión que las personas con una autoestima baja. También suelen manejar mejor el estrés y, cuando son expuestas al mismo, experimentan menos efectos negativos en la salud.

La época crucial para el desarrollo de la autoestima es la infancia intermedia, en la que se construye en base a las opiniones que le muestren sus más allegados y de cómo éste las percibe y vivencia. Por lo tanto, la opinión que tenga el niño de sí mismo, dependerá en gran parte de la opinión que le ofrezcan.

La autoestima, es el concepto que tenemos de nuestra valía y se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros mismos hemos ido recogiendo durante nuestra vida; creemos que somos listos o tontos, nos gustamos o no. Los millares de impresiones, evaluaciones y experiencias así reunidos se juntan en un sentimiento positivo hacia nosotros mismos o, por el contrario, en un incómodo sentimiento de no ser lo que esperábamos.

Sin embargo, la autoestima es un constructo muy complejo, es decir, podemos tener mucha estima hacia nosotros en el ámbito laboral, pero muy poca en el ámbito sentimental. De hecho, estos saltos valorativos suscitan pensar que la propia persona para compensar su déficit en autoestima, necesita remediarlo con la construcción de una estima alta en otros aspectos más superficiales. El amor propio no se basa en lo que aparentas ser o tienes, sino en la valía que tú mismo te das por ser esencialmente quién eres como ser humano.

Escrito por

Montse Jiménez

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre depresión