¿Tengo un problema con la comida?

En la actualidad, los trastornos en los hábitos alimentarios son un síntoma de que algo no va bien. A veces hay que tratarlos como cuadros específicos y a veces como síntomas. Veamoslo

5 ABR 2018 · Lectura: min.
¿Tengo un problema con la comida?

A veces la ansiedad produce un tipo de Trastorno de la Conducta alimentaria que nos lleva a ingerir comida compulsivamente y en cantidades elevadas sin tener control sobre nosotros mismos.

Los pacientes que he atendido en consulta con este problema presentan normalmente sentimientos de baja autoestima, autorrechazo y estado de ánimo bajo, junto con una ansiedad elevada que hace que la comida sea el único "placer" que le saca de su malestar.

Su principal complicación es que no pueden manejar ni la cantidad ni el tipo de alimentos, pierden el control sobre si mismos/as ante la comida. El sentimiento de malestar posterior es cada vez mayor.

Como en todos los Trastornos alimentarios deben intervenir profesionales de diferentes especialidades para corregir la parte orgánica y psicológica.

En otras ocasiones, los síntomas alimentarios son manifestaciones de otros cuadros diferentes a los descritos antes, pudiendo estar detrás de problemas depresivos y generar una ausencia de apetito con pérdidas de peso considerable.

Dentro de los trastornos alimentarios, conocemos por la mayor afectación, y probablemente por la mayor publicidad en los medios, la Anorexia y la Bulimia. Ambos problemas son diferentes aunque no es raro, iniciar la restricción alimentaria con el objetivo de adelgazar, y que en algún momento se inicie la conducta purgativa, o de vómito.

Es necesaria una valoración profunda de los síntomas y de la evolución de los casos para poder tratarlos de forma eficaz.

Lo que es importante señalar, es que la alimentación como hábito básico, es de los primeros que se ve afectado cuando nuestra emoción se trastoca, siendo necesario poner los medios cuanto antes para equilibrar este aspecto, ya que como es bien sabido la alimentación afecta a las emociones, pero también las emociones afectan a la alimentación.

Si estás en esta situación no te resignes a sentirte mal. Pide ayuda porque solo se necesita un buen tratamiento para empezar a vivir de otra manera.
Escrito por

Mari Paz Rinconada Lorenzo Clínica Santa Elena

Ver perfil
Deja tu comentario
1 Comentarios
  • Pedro

    Hola señorita cual son los datos

últimos artículos sobre bulimia