Acceso centros Añade tu centro gratis

Terapias de grupo, ¿Cuáles son sus beneficios?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

La terapia de grupo es poco habitual y rara vez nos planteamos participar en ellas. Hoy os hablo sobre sus beneficios y cuándo es inidicado realizarla.

16 ENE 2018 · Lectura: min.
Encarni Muñoz Psicoterapia

Cuando alguien va a terapia, rara vez se plantea la opción de hacerlo en grupo. Lo que se sufre se puede vivir con cierta vergüenza y ya bastante suele costar el paso de explicarlo a un profesional, como para plantearse explicar los problemas en grupo. Sin embargo, la realidad es que la terapia grupal suele ser tremendamente efectiva, incluso más que la terapia individual.

Cuando pensamos en terapia de grupo, en seguida nos viene a la mente esas sesiones grupales que salen en las películas en las que aparecen ciertas personas sentadas en círculo, uno de ellos habla y los demás le aplauden: "hola, me llamo Juan y soy alcohólico". En las películas o series se tiende a caricaturizar la terapia y la de grupo no es una excepción.

¿Cuáles son los beneficios de la terapia de grupo?

  1. Dejar de sentirte como un bicho raro: Es muy habitual pensar que lo que te sucede a ti es algo excepcional, raro, te sientes como una persona desquiciada o loca y por ese motivo te avergüenzas de tus síntomas y los ocultas a la sociedad. En las terapias de grupo la selección de los participantes no es al azar, sino que se realiza en función de sintomatología y problemas. Por tanto, lo más habitual es encontrarte con personas que sufren algo similar a ti. Por ejemplo, los síntomas de la agorafobia suelen ser algo que la gente oculta. Ese miedo a salir a la calle, algo aparentemente inofensivo, el miedo a volverte loco, la sensación de irrealidad que conlleva una crisis, etc. Todos esos síntomas no se suelen explicar, ya que la persona suele sentir vergüenza de experimentarlos. En las sesiones de grupo se puede hablar abiertamente de ellos y descubrir que no sólo los experimentas tú, sino que es más habitual de lo que pensabas, lo cual ya tranquiliza y es terapéutico.
  2. El terapeuta dirige pero los verdaderos terapeutas son los compañeros: En la terapia de grupo cuando una persona habla, el resto escucha y da su punto de vista, un consejo, una vivencia personal similar a la de quien está hablando, etc. En una terapia individual el terapeuta no suele utilizar frases como: "a mí me pasó algo así, y yo lo que hice fue...". Sin embargo, el hecho de que un compañero sea capaz de explicar su opinión o vivencia personal, hace que la persona se rete: "Si María estaba peor que yo y lo hizo, lo tengo que intentar". Es mucho más terapéutica la intervención de un compañero que la del psicólogo, ya que los compañeros se consideran al mismo nivel y se tiende a pensar que para el terapeuta es fácil opinar porque no está en la misma situación que tú, mientras que lo haga alguien que ha explicado una experiencia similar a la tuya, tiene mucho más peso.
  3. La confidencialidad y la escucha están garantizadas: En estas sesiones tienes la oportunidad de desahogarte, explicar cosas que no has contado a nadie y que nunca harías, todo ello con la tranquilidad y seguridad de que la información que des nunca va a salir de esa sala. En las sesiones grupales hay pocas normas, pero fundamentales para la permanencia en el grupo. Esas normas son: la confidencialidad, el compromiso con la asistencia y el respeto por el turno de palabra.
  4. Los consejos que das pueden animarte al cambio: "Consejos vendo que para mí no tengo". A veces tendemos a aconsejar a quien tenemos a nuestro alrededor pero no nos aplicamos el cuento porque sencillamente no explicamos que a nosotros nos pasa lo mismo y luego no nos preguntan. En las sesiones grupales las personas del entorno te aconsejarán cosas que quizás tú has recomendado alguna vez y eso te permite comprometerte y esforzarte para contigo mismo. Además, ayudar a otras personas permite sentirse mejor y te obliga a descentrarte de tus problemas. Escuchar y ayudar a otros hace que por un momento no tengas el foco puesto en lo que te sucede a ti.
  5. Se establecen fuertes lazos: Si tus dificultades han conseguido que te sientas aislado, la terapia de grupo suele ayudar a generar un grado de compañerismo que puede llevar incluso a la amistad con algunos de los compañeros. Además, si eres una persona tímida, la terapia de grupo consigue que te relaciones con las otras personas y por tanto, que salgas un poco del hermetismo.

¿Para qué problemáticas está indicada la terapia de grupo?

La terapia de grupo está indicada para absolutamente cualquier patología. Los grupos más habituales son los de drogadicciones, trastornos de la conducta alimentaria y fobias. No obstante, se pueden hacer grupos con cualquier patología, ya que todas comparten rasgos comunes y la condición principal para este tipo de terapia es que el grupo sea homogéneo.

Yo tengo la suerte de haber podido realizar terapias de grupo con personas con depresión, fibromialgia, trastorno alimentario y cuidadores de personas dependientes, y en todos ellos he visto notables beneficios.

Si es tan positiva la terapia de grupo, ¿por qué no se hacen más?

El principal inconveniente de la terapia de grupo es conseguir realizar los grupos. Para que se pueda formar uno, tiene que haber un mínimo de unas 4 ó 6 personas con una patología similar, franja de edad similar y que estén dispuestas a aceptar la terapia de grupo; y eso en el ámbito privado es difícil de conseguir. Muchas veces cuando las personas piden terapia, lo hacen exigiendo la exclusividad del terapeuta y cuando se ofrece la opción, rara vez aceptan pensando algo así como: "si pago, es para que sólo esté por mí, no por otros". En cambio, en el ámbito público es más fácil que la gente acepte este tipo de sesiones, puesto que son gratuitas y se puede llegar a más gente.

Para acabar me gustaría animaros a realizar este tipo de terapia, ya que la fuerza que tiene un grupo siempre es mayor que la que tiene una sola persona. Ya sabéis, "la unión hace la fuerza".

Encarni Muñoz Silva

Psicóloga sanitaria, colegiada nº 16918
Escrito por

Encarni Muñoz Psicoterapia

Ver perfil
Deja tu comentario
2 Comentarios
  • Claudia torres

    Me parece muy interesante la información, me gustaría saber dónde se puede informar uno de cuándo y dónde se realizan estos grupos

  • Blanca Sicilia

    Me parece muy interesante la información, me gustaría saber dónde se puede informar uno de cuándo y dónde se realizan estos grupos o tiene que ser cosa del mismo psicólogo que te está llevando la terapia