¿Cómo afecta el tabaquismo o la adicción al tabaco? Claves para entender a un fumador

¿Crees que estás desarrollando el tabaquismo o la adicción al tabaco? Encuentra las claves para entender qué es y cómo te vuelves adicto a la nicotina. El primer paso es identificarlo.

30 JUL 2015 · Última modificación: 14 DIC 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Qué es la adicción al tabaco y cómo nos afecta?

La nicotina es un componente adictivo que tiene a millones de personas en todo el mundo enganchadas a los cigarrillos, ya sea mucho o poco.

¿Qué es la adicción al tabaco o tabaquismo?

La adicción al tabaco, también conocida como tabaquismo, puede tener graves consecuencias para la salud, tanto mental como física, ya que de sobras son conocidos sus efectos negativos.

La nicotina tarda únicamente 10 segundos en llegar al cerebro desde que se da una calada al cigarro, lo que hace que su poder adictivo sea realmente grande e importante. Es por eso que el tabaquismo o la adicción al tabaco generan tanta dependencia, tal y como lo pueden hacer drogas como la heroína o la cocaína, que también inciden directamente en el cerebro.

¿Cómo se desarrolla la adicción al tabaco el tabaquismo?

Cuando recurrimos a fumar, diferentes sustancias químicas que forman parte de los componentes del tabaco, son absorbidas en nuestro cuerpo.
La nicotina es una de las drogas que afecta más rápido tanto al cerebro como a todas las partes del cuerpo. Tanto es así que cambia hasta la forma en el que el cuerpo usa los alimentos, es decir el metabolismo, además de afectar al ritmo del corazón (hace que este lata más rápido), haciendo que aumente tanto nuestra presión arterial como el flujo sanguíneo.

A parte, la nicotina en un cigarro actúa estimulando nuestro sistema nervioso para que libere hormonas y neurotransmisores que afectan tanto el cerebro como el cuerpo. Tanto es así que fumar tabaco acaba estimulando una parte específica del cerebro que hace que nos sintamos felices casi al instante. Por eso, las adicciones al tabaco son reconocidas como relajadoras y destensaste.

Una vez empiezas a fumar un cigarro al día, los efectos placenteros de la nicotina dejan de sentirse al mismo nivel y por ello se requiere más cantidad para lograr la misma experiencia. Es ahí donde se produce la adicción al tabaco.

¿Cómo afecta el tabaquismo?

¿Cómo te afecta el tabaquismo o la adicción al tabaco?

Existen muchas consecuencias de fumar o del tabaquismo. Pero el tabaco principalmente produce diferentes formas de dependencia hacia la droga.

  • Física

La provoca directamente la nicotina, que es la responsable del síndrome de abstinencia. De esta forma, existen muchos problemas en nuestro cuerpo que hacen que aumente la adicción al tabaco para dejar de padecerlos. La primera vez que se experimentan los efectos de la nicotina del tabaco, se sienten tanto náuseas como mareos  así como malestar estomacal. Pero a medida que te acostumbras al tabaco, requieres de más cantidad para saciarte de la nicotina a la cual está acostumbrado tu cuerpo.

  • Psicológica

Fumar ya no es solo fumar, se ha convertido en un acto prácticamente reflejo que te acompaña en determinadas situaciones, como salir de copas, terminar de comer, conducir o esperar el autobús. De esta forma, existe gente que desarrolla una adicción al tabaco o tabaquismo a partir de estas rutinas que se establecen para ‘matar el tiempo’.

  • Social

Se hace especialmente en grupo, cuando nos reunimos con amigos y familia. En el caso de los adolescentes, lo hacen principalmente como un acto de rebeldía, para demostrar madurez. Es por este motivo, que se crea una dependencia psíquica al propio acto de fumar e incluso existen personas que de ser un fumador social, es decir de sólo fumar tabaco en compañía, acaban desarrollando una adicción al tabaco.

¿Cómo es el síndrome de abstinencia del tabaquismo?

Como cuando se trata de superar cualquier adicción, el síndrome de abstinencia puede ser bastante duro para muchas personas. Las tres primeras semanas suele generar ansiedad e irritabilidad, por lo que los fumadores con adicción al tabaco piensan que va a ser así siempre y vuelven a caer. Pero no, eso pasa, hay que ser paciente y darse a sí mismo la oportunidad de lograrlo en vez de renunciar a las primeras de cambio.

Consecuencias médicas

Muchísimas personas mueren cada año en todo el mundo por un problema relacionado con el hábito de fumar, así que hay que tomárselo muy en serio.

1.    Más posibilidades de padecer Cáncer de pulmón

El tabaco perjudica a casi todos los órganos del cuerpo, y es capaz de crear problemas como cataratas o pulmonía, entre otros. Especialmente destacable el cáncer pulmonar, cuyas probabilidades se duplican en personas fumadoras, siendo hasta cuatro veces más probable padecerlo si eres de las empedernidas.

2.    Aumenta el riesgo de padecer cáncer

 También se relaciona el tabaco con el cáncer en boca, esófago, estómago, páncreas, riñones, vejiga, uretra o laringe, además de la leucemia.

3.    Provoca distintas enfermedades pulmonares

También puedes padecer diversas enfermedades pulmonares de gravedad, como la bronquitis crónica o enfisema. En personas asmáticas, la situación se empeora, tanto en niños como en adultos.

4.    Efectos en el corazón

Fumar también aumenta el riesgo de padecer ataques al corazón y cerebrales, enfermedades coronarias y toxicidad que puede manifestarse con vómitos, temblores, convulsiones e incluso la muerte. La insuficiencia respiratoria puede ser otra de las consecuencias más graves.

Las consecuencias psicológicas de la adicción al tabaco

Consecuencias psicológicas

A parte de todas las consecuencias del tabaco a nivel físico, muchos experimentan efectos en su salud mental. La dependencia psíquica que prova la adicción tabaco también supone una problemática para las personas fumadoras. 

1. Estrés

El estrés es una de las enfermadades psicológicas más comunes de la actualidad. De esta forma, existen muchas personas que se 'automedican' con el tabaco para paliar los efectos que tiene el estrés en las personas. Aun así, el tabaquismo, lejos de ayudar a combatir el estrés del día a día acaba generando adicciones emocionales hacia el acto de fumar.

2. Ansiedad

A pesar de que el tabaco causa una relajación al instante, la realidad es que acaba siendo contraproducente para evitar estar tensos. Tanto es así que el tabaquismo acaba aumentando la ansiedad en las personas fumadoras. 

3. Depresión

Existen diversos estudios que asocian el tabaquismo con una probabilidad más alta de padecer depresión. La adicción al tabaco y la depresión se retroalimentan a causa de la dopamina que alibera la nicotina en el cerebro la cual crean sentimientos positivos. A pesar de este pequeño respiro que puede dar el tabaco, la realidad es que muchos efectos psicológicos del tabaco acaban derivando en una depresión.

4. Esquizofrenia

El tabaquismo ayuda a controlar o manejar algunos de los síntomas asociados con la esquizofrenia, así como reducir algunos de los efectos secundarios de sus medicamentos. Es por ello, que muchas de las personas que padecen de esquizofrenia acaban desarrollando una dependencia física y psicológica con la nicotina. 

Existen muchos problemas relacionados con el tabaquismo. Por este motivo, es importante dejar atrás la adicción al tabaco y prescindir de la nicotina para aliviar tensiones y sentirse feliz. La mejor forma de hacerlo es cuidando tanto tu salud mental como física. Dejar de lado el tabaquismo hará que tu vida sea mucho más placentera.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Marian Otero

Bibliografía

  • Cosci, F., Pistelli, F., Lazzarini, N., & Carrozzi, L. (2011). Nicotine dependence and psychological distress: outcomes and clinical implications in smoking cessation. Psychology research and behavior management, 4, 119–128. https://doi.org/10.2147/PRBM.S14243
  • MHF (2020). Smoking and mental health. Mental Health Foundation. https://www.mentalhealth.org.uk/a-to-z/s/smoking-and-mental-health

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre dejar de fumar