Acceso centros Añade tu centro gratis

Todos los niños son buenos

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Decir a los niños que no recibirán regalos si no se portan bien, tiene consecuencias en el desarrollo de los más pequeños. Por que es mejor no usar estas frases para que se comporten bien.

3 DIC 2018 · Lectura: min.
Todos los niños son buenos

Estos días, se oye por todas partes la amenaza de "no hagas eso que te verán los reyes" " si te portas mal no cagará el tío… te traerán carbón"… Entre otras frases parecidas. Que pueden parecer totalmente inocentes, pero no lo son.

Detrás de estas frases pueden haber consecuencias en el desarrollo de los niños

Puede ser causa de baja autoestima: Los niños perciben que no se merecen los regalos. Que si no hacen todo lo que los adultos dicen, no se merecen cosas buenas y bonitas. Otras veces, si no reciben todos los regalos que han pedido, pueden pensar que es porqué no han sido suficientemente buenos. Aunque eso no corresponda con la realidad. Y en otras ocasiones incluso pueden pensar que han sido malos y que los regalos que tienen no son merecidos y viven con miedo a ser descubiertos.

Les puede cambiar la concepción de Navidad mágica, por una Navidad perseguidora, donde estas vigilados todo el día y juzgados continuamente. El mensaje de regalos y magia se puede vivir como una amenaza de vigilancia y estar a prueba continuamente. Generando miedo y angustia.

Puede disminuir la capacidad de autocontrol y autogestión emocional. Ya que la conducta queda atada a querer regalos o no quererlos. "si acepto no tener regalos, puedo hacer lo que quiero". En vez de ayudarlos a entender que hay que tener una conducta adecuada por su propio bienestar no por miedo al castigo. I que entonces se porten bien solo en época de Navidad, o que esperen un premio siempre por el buen comportamiento.

Puede fomentar la competitividad y el materialismo: Ya que puede convertir los regalos en una forma de cuantificar el valor de una persona. Si soy bueno tengo regalos, como más bueno soy más regalos. Por lo tanto ya no importa que es el regalo, si no el número de regalos, o el valor económico de estos, que cuantifica, falsamente, como son de buenos.

Y eso puede comentar que compitan entre ellos a ver quien tiene más regalos. Como que da la falsa ilusión de poder medir como son de buenos. Favorece una confusión importante entre objetos y como soy de buena o mala.

Por estos motivos es muy importante, dejar la Navidad con la magia de quien traer los regalos, y alimentar la magia de imaginar, esperar y soñar regalos. Que favorecerá la esperanza en los niños, favoreciendo también sensaciones agradables por encima del miedo, que será una buena vacuna, conjuntamente con otros facilitadores, que que se conviertan en adultos con capacidad de soñar, esperar y regularse. Y de no perder la esperanza por la vida.

La Navidad no tiene relación con la conducta, esta se ha de regular por los adultos que cuidan al niño a lo largo de todo el año. 

Míriam Torre Martín

Escrito por

PsicSalut (Míriam Torre Martín)

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología infantil