Tratar la obesidad con terapia cognitivo-conductual

Desde el ámbito de la psicología la TCC se constituye como la corriente terapéutica que más eficiencia ha mostrado en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso.

3 FEB 2016 · Lectura: min.
Tratar la obesidad con terapia cognitivo-conductual

La Organización Mundial de la Salud define la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Se trata, por tanto, de una enfermedad crónica en cuyo origen participan distintos factores como la herencia genética o los malos hábitos alimentarios.

Para saber si una persona es obesa o tiene sobrepeso la OMS se basa en el índice de masa corporal (IMC), el cual es el resultado de dividir el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su altura en metros. Si el IMC es superior o igual a 30, hablamos de obesidad.

Desde el ámbito de la psicología, la terapia cognitivo conductual se presenta como un método eficiente para tratar la obesidad y el sobrepeso. La importancia de esta terapia radica no solo en reducir el exceso de peso del paciente sino también en inculcar unos hábitos alimentarios sanos y saludables.

La obesidad y su relación con los Trastornos de la Conducta Alimentaria

La mayoría de los investigadores coinciden en incluir la obesidad dentro de los TAC, ya que muchos de estos pacientes presentan bulimia (incluido dentro de los trastornos por atracón), otros presentan conductas de picoteo excesivo o comen durante la noche.  

Precisamente por ello, los psicólogos ven sumamente importante que para tratar la obesidad se cuente con un equipo multidisciplinar, entre los que, además de los nutricionistas, tengan cabida otros perfiles profesionales como los médicos y los psicólogos.

Esta reclamación se centra en el hecho de que erróneamente se piensa que la obesidad solo se trata con dieta, cuando son muchos los factores que inciden en la aparición de esta enfermedad.

Cómo funciona la terapia cognitivo conductual en pacientes con obesidad

Normalmente se combinar normalmente sesiones individuales con sesiones en grupo, ya que el trato con otras personas con obesidad que cuentan sus experiencias funciona mejor para este tipo de trastornos. En ellas se modifican hábitos alimentarios y se implementan rutinas diarias como el ejercicio físico. En las sesiónes individuales se trabaja principalmente los aspectos emocionales y cognitivos que puedan estar incidiendo en la conducta alimentaria. 

Pero también se aboga por tratar aquellos problemas emocionales que, en la mayoría de los casos, se esconden detrás de la obesidad. Para ello, los psicólogos suelen hacer uso de otros métodos, como terapias de conducta o terapias interpersonales, tratamientos que suelen realizarse de manera individual.

En este sentido, el psicoterapeuta trabaja planteando aquellos cambios que el paciente debe seguir para paliar este trastorno alimentario y cómo pueden llevarlos a cabo. Se trata de que el paciente se dé cuenta de su conducta poco saludable y de la incidencia de la misma en su obesidad.

Suelen abarcarse problemas como la falta de autoestima, síntomas depresivos, impulsividad o demandas afectivas con el fin de que valore la repercusión de estas emociones en su enfermedad.

Motivación y psicoeducación

Los psicoterapeutas articulan la terapia en dos aspectos: la motivación y la psicoeducación. Para conseguir la primera hacen uso de la entrevista motivacional, según la cual se plantean al paciente las ventajas e inconvenientes de su estilo de vida y su repercusión en el sobrepeso. Se trata de que sea capaz de darse cuenta de la incidencia que tiene usar la comida para paliar sus problemas emocionales.

Con respecto a la psicoeducación, se invita a los pacientes a que modifiquen sus costumbres alimentarias en pro de una vida sana y saludable. Además se expone la repercusión que tienen sus problemas emocionales en su conducta alimentaria.

Patrones como aprender a comer despacio y sentado, plantear metas realistas en lo que a la bajada de peso se refiere, establecer límites en la lista de la compra, controlar y sustituir los pensamientos y emociones negativas, controlar el estrés o desarrollar habilidades sociales.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Raquel Rodríguez

Deja tu comentario

últimos artículos sobre bulimia