Acceso centros Añade tu centro gratis

Vacaciones en pareja y no morir en el intento

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Las vacaciones de verano es el período del año que más se asocia a relax, momentos de disfrute…Es un período de descanso en el que pasamos más tiempo con nuestra pareja, familiares y amigos.

12 JUL 2019 · Lectura: min.
Vacaciones en pareja y no morir en el intento

¿Qué nos sucede como pareja durante las vacaciones?

Las vacaciones de verano es el período del año que más se asocia a relax, momentos de disfrute…Es un período de descanso en el que pasamos más tiempo con nuestra pareja, familiares y amigos. Es un período en el que deseamos salir de la rutina y del estrés cotidiano pero no siempre se cumplen nuestras expectativas.

Nuestro ritmo de vida actual es acelerado, lleno de responsabilidades y obligaciones y las horas que compartimos con nuestra pareja suelen ser escasas. En verano de repente las parejas descubren que no saben como tomar decisiones en equipo y/o organizar el día a día o simplemente se ven al lado de un "desconocido" que han abandonado durante el resto del año.

Tenemos unas expectativas idílicas con respecto a las vacaciones. Aquí empieza el primer problema, no siempre se ven satisfechas, por lo tanto nuestro primer trabajo será revisar qué expectativas tenemos para nuestras vacaciones en pareja. No olvidemos que el verano nos regala una oportunidad ideal para devolver la ilusión y la magia a nuestra relación es decir, nos permiten conectar de nuevo con el otro.

Algunas pautas para mejorar nuestro bienestar de pareja en vacaciones

  1. Planear las vacaciones JUNTOS. Debe existir un consenso desde el inicio y así evitaremos conflictos futuros por una sensación de pérdida de nuestras preferencias a favor de la ganancia del otro. Equilibremos los balances. Para ello debemos aprender a comunicarnos y a negociar. La planificación debe incluirlo todo, destino, quién pagará cada cosa, con quien queremos compartirlas…
  2. No esperes que tu pareja satisfaga todas tus necesidades así que responsabilízate de tu felicidad. Si necesitas espacios individuales o tu pareja los necesita permítelos, las vacaciones no se tratan de vivirlas 24 horas juntos. Esto no puede permitir liberar tensiones. Distribuir tiempos y espacios.
  3. Si durante el año sois una pareja evitadora de conflictos, es decir vais acumulando temas que os separan, no saques toda la artillería pesada en verano. Podéis buscar espacios para hablar de lo que os incomoda planeándolo desde la tranquilidad y comunicándonos de forma ASERTIVA. Habla desde ti sin acusar al otro porque empezar conversaciones desde la acusación al otro nos llevará a un fatal desenlace. Expresa cómo te sientes y qué crees que necesitas cambiar para ser feliz pero no acuses al otro y recuerda que las vacaciones no son solo para lavar los trapos sucios. Aprovechar las vacaciones para hablar también de lo que os une y recordar lo que os suma y sobretodo dar las gracias al otro por ello.
  4. Incorporar espacios donde realizar actividades agradables para los dos. Podremos recordar a la persona que nos enamoró y que durante el año vemos poco. Reencontrarnos.
  5. No llenéis las vacaciones de mil actividades. A veces puede ser fuente de estrés y acabar crispándonos. Buscad actividades que sean estimulantes para ambos, pero combinadas con momentos de descanso.
  6. ¡Ama y desmúestralo! Aunque llevéis mucho tiempo juntos demostraros vuestros sentimientos: besa, rie, ama, abraza, agradece…

En conclusión, revisa tus expectativas, negocia y planifica con tu pareja las vacaciones de antemano, comunícate de forma asertiva, aprovéchalas para clarificar temas que os separan pero sin olvidar incorporar espacios que os unen, aprovecharlas para reencontraros, expresa tus sentimientos y por encima de todo no olvidéis incorporar pequeñas «vacaciones» durante todo el año.

Escrito por

ISEP Clinic Terrasa

Ver perfil
Deja tu comentario

Últimos artículos sobre Psicología de parejas