Vuelta de la vacaciones

Volvemos de las vacaciones y nos encontramos con una nueva etapa, a nivel escolar, laboral o social. Tenemos algunas estrategias para afrontar mejor esta situación.

9 SEP 2015 · Última modificación: 29 OCT 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Claves para volver a la rutina después de las vacaciones

Se acaban las vacaciones y llega la vuelta al trabajo, al colegio, a los horarios, al despertador… Después del periodo estival nuestro cuerpo y nuestra mente tienen que adaptarse de nuevo a la rutina, a volver a madrugar, a ir corriendo a llevar a los niños al colegio, a volver al trabajo y al cambio de ritmo en general.

La mente necesita descanso, pero también necesita estar ocupada, plantearse actividades, trabajar las capacidades y desarrollarlas, y eso nos lo da la vuelta a la normalidad del día a día, las rutinas, las responsabilidades y obligaciones. Ante esta situación nos encontramos en ocasiones con que cuesta empezar de nuevo, hemos perdido en parte el ritmo y tenemos que ponernos al día. Pero podemos afrontar esta situación de manera que nos sea más sencillo reincorporarnos.

¿Cómo reincorporarnos a la rutina?

1. Planifícate

Una primera manera de hacerlo es volver de las vacaciones con tiempo suficiente para planificar todo lo necesario, por ejemplo comprar los libros de los niños, la ropa que necesitan para ese año, compatibilizar horarios, hay veces que cuando van creciendo los horarios del colegio cambian y debemos adaptar nuestras tareas a esos nuevos horarios. Podemos también disponer de ese tiempo para organizar nuestra propia ropa, la casa, repartir las tareas familiares, reponer las cosas que son necesarias para el funcionamiento del hogar….

2. Adopta una actitud positiva

Otra forma es adoptando una actitud positiva ante el regreso de las vacaciones. Si vemos el trabajo o el colegio como algo nuevo, un reto a conseguir, una aventura para crecer personal e intelectualmente, nuestro planteamiento ante el mismo puede ser muy distinto.

3. Plantea nuevos objetivos

Vamos a plantear objetivos que queremos conseguir a partir de ahora y empezamos a organizar lo necesario para conseguirlos. En el caso del colegio los niños pueden organizar los horarios de estudio, de clase, planificar la cantidad de tareas diarias para obtener los resultados académicos, tiempo para el ocio, para las actividades extraescolares, para pasarlo con la familia… En cuanto al trabajo podemos planificar si queremos mejorar en el mismo o subir de categoría cómo podemos conseguirlo, qué actividades podemos hacer o proponer a nuestros superiores, cómo podemos participar más en la toma de decisiones de la empresa, en tener un buen ambiente de trabajo, en conseguir ser un equipo dentro del mismo……

4. Establece unos horarios

Muchas veces iniciamos las actividades (empleo, estudios, deseos, rutinas....) sin un trabajo previo de planificación que nos permita saber los objetivos a lograr, el tiempo de que disponemos para ello, los pasos diarios a seguir…. La mayoría de las veces cuando volvemos a las tareas, después de un periodo de descanso, lo hacemos de forma automática, hacemos lo mismo que hemos hecho antes de marcharnos, pero esta vez propongo que hagamos algo distinto, vamos a empezar esta etapa con un nuevo planteamiento.

¿Cómo volver a la rutina después de las vacaciones?

¿Cómo lograr los objetivos que nos hemos planteado?

He llegado de mis días de descanso y me siento de forma diferente a como estaba antes de irme, por tanto voy a empezar de manera distinta. Empiezo con más energía, la que he recuperado durante los días de descanso, por tanto canalizo esa energía hacia la obtención de mis objetivos.

Primer paso, plantearnos objetivos que sean ambiciosos pero realistas (aprobar el curso, mejorar en la empresa, organizar mejor las tareas domésticas, sacar tiempo para el ocio, buscar empleo, estudiar idiomas, hacer aquel curso que me gustaba….). Todos estos objetivos deben tener un seguimiento y eso lo conseguimos haciendo una planificación de los pasos que debo dar en cada momento (ej. matricularme, saber que materias tengo este año ,organizar las horas de estudio , estudiar todos los días, programar los descansos y las actividades extraescolares…), de esta forma puedo comprobar si voy siguiendo el camino que me he marcado para conseguir lo que quiero.

Es importante que vayamos premiando nuestro comportamiento a medida que vamos realizando las actividades programadas (ej. Si me he propuesto estudiar idiomas y voy a clase y hago las tareas siempre, cada cierto tiempo me doy un premio, como ir al cine, salir a pasear, quedar a tomar café con los amigos…). Los premios deben ser siempre experienciales, es decir cosas que me hagan sentir emociones o sensaciones, no materiales, no vale comprar algo al niño cuando estudia, es mejor hacerle una comida especial que le gusta el fin de semana, cocinar juntos, jugar juntos, vamos a cambiar la cantidad de cosas por la calidad del tiempo compartido. Que este año la vuelta de las vacaciones sea el inicio de algo nuevo, un planteamiento distinto, un reto, un objetivo a conseguir que mejore nuestra vida y nos haga sentir mejor.

PUBLICIDAD

Escrito por

Gabinete Psicológico Cristina Rivera

Ver perfil

Bibliografía

  • Fiese, B (2002). Family Routines and Rituals May Improve Family Relationships and Health, According to 50-Year Research Review. American Psychological Association. https://www.apa.org/news/press/releases/2002/12/rituals
  • King, L (2018). Routines and meaning life. Pub Med. https://doi.org/10.1177/0146167218795133

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre orientación y crecimiento personal