Acceso centros Añade tu centro gratis

Cuando tu cerebro aprende a no echar de menos

PolacoPolaco
editado July 2018 en Encontrar mi sitio
Buenos días al que me lea.

Llevo unos años viviendo fuera de España. Conozco el Síndrome de Ulises, y la mayoría de emigrantes lo sufren, echan irremediablemente de menos su país, su familia, etcétera. En mi caso, ninguno de los ejemplos me sirve, sufro el síndrome opuesto. Yo nunca tuve que cerrar una etapa, sufrir duelo, porque mi cerebro simplemente decidió dejar de sentir completamente.

No echo de menos ni a mi familia, ni España, ni tengo deseos de volver. Ya son siete años. No tengo nada en contra de España, no me produce rechazo, no estoy enfadado con mi familia.

Mi madre cuando tenía unos 23 años, dejó toda su vida, y decidió irse a vivir con mi padre al sur de España, a su pueblo, allí yo viví toda mi infancia. Ella nunca me mostró signos de echar de menos su tierra, era como si hubiera metido toda su vida anterior en una caja y hubiera echado el candado. Tampoco a sus padres, hablaba con ellos de vez en cuando. Todos los recuerdos los tiraba a la basura, despojándolos de cualquier vínculo.

Más adelante, mi madre ha vuelto a emigrar un par de veces más, creo que no tiene ningún sitio al que volver, por lo cual es como si no le afectara. Mi padre también lo ha hecho, cuando se divorciaron, él se fue a vivir a otros sitios, sin tener mucho contacto con sus padres.

Obviamente, yo he aprendido ese esquema desde que era pequeño. Y al final me vine a vivir a otro país, NO OBLIGADO, simplemente yo lo decidí.

Y ahora es cuando me asusta el tema. Debe de ser maravilloso no sentir añoranza o echar de menos nada. Bueno, acarrea muchos problemas.

A mi alrededor veo a españoles quejándose, deseando volverse, llorando por no ver a su familia, y a mí lo que me preocupa es... ¿Me he convertido en un robot?

Considero que soy un chico muy sensible, muy empático, y que no debería tener problemas en este aspecto. De hecho, no me cuesta nada hablar de sentimientos, me encanta hacerlo.

Este desapego, ha ocasionado que no me importe estar en soledad y en mi mundo días y días, y me tenga que obligar a ver a mis amigos (que tengo muchos, por cierto, pero que no echo de menos)

Ahora, mi problema, tengo pareja, y creo que es una persona maravillosa, que cuando estamos juntos noto que siento algo en mí. Pero, cuando no nos vemos, de repente, no echo de menos, es como si desapareciera. No estamos juntos porque tenga miedo a quedarme solo porque, como ya os he contado, no tengo miedo a la soledad.

Tengo miedo, porque, al aprender consistentemente a no echar de menos nada, ahora que veo lo importante que es mi pareja, solamente y únicamente lo siento cuando nos vemos, PUNTO. Si no, no siento nada. Si corto, sería la persona más estúpida del universo.

Esto creo que está causando problemas en mi relación, es difícil de explicar, soy un caso muy particular y aislado. Si fuera por mi corazón, podría sobrevivir sin mi pareja y sin nadie. Pero veo que es absurdo y que entonces estaría abocado a estar solo para siempre, porque no conecto con nada o nadie, estoy desconectado. Sé que no ha funcionado a mis padres ser así, y no quiero repetir sus errores, por eso quiero actuar de manera diferente, no escapando como ellos. Quiero aprender a asentarme y vivir feliz con mi pareja.

Y cuando no nos vemos siento que no quiero a esta persona, lo cual me asusta.

Normalmente, las personas posesivas y celosas suelen pedir más y más tiempo a su pareja porque necesitan estar a su lado y son dependientes. Por mi parte, estoy actuando igual que una persona posesiva, porque si no nos vemos, voy a acabar no sintiendo nada y acabando con nuestra relación, lo cual es absurdo, me estaría boicoteando a mí mismo. Entonces, le pido más y más tiempo juntos por ese miedo a mis propias reacciones.

Cuando lo dejé con mi ex pareja, nunca le eché de menos, no me faltaba, solamente sentía tristeza y odio.

No sé qué hacer, no sé si echar de menos es una bendición, o una maldición. Solamente he encontrado información sobre qué hacer cuando se echa de menos, pero no hay por ningún sitio cómo atajar mi problema.

¿Alguien sabe qué puedo hacer?

Comentarios

  • EvaLunaEvaLuna
    Me siento identificada contigo en alguna medida. Siempre he sentido que la gente a mi alrededor tiene muchas raíces con respecto a un lugar de residencia, la familia, los amigos, etc. pero yo nunca he sido así. He tenido que cambiar varias veces de residencia y siempre he afrontado los cambios con optimismo, pensando en lo bueno que me esperaba en mi nueva casa, en lugar de pensar en lo que dejaba atrás. No sé si es tu caso, pero yo me crié en un ambiente bastante frío a nivel familiar y creo que eso ha afectado mucho a la forma en que me relaciono con los demás y con mi entorno, haciendo que me cueste mucho crear apego. Quizá por eso tengo un carácter algo más frío y no sufro ese sentimiento de echar tanto de menos lo que ya no tengo.
  • Nancy24Nancy24
    Hola.. es que yo no encuentro nada alarmante en tu relato. Tu hablas de no sentir apego y eso es genial. Tu hablas de que no eres celoso ni posesivo ni le temes a la soledad.. entonces no veo el problema.. solo una frase tuya me ha quedado prendida: "Sé que no ha funcionado a mis padres ser así, y no quiero repetir sus errores, por eso quiero actuar de manera diferente, no escapando como ellos. Quiero aprender a asentarme y vivir feliz con mi pareja..."
    Que te lleva a pensar que a tus padres no le ha funcionado? Tu crees que no fueron o no son felices? no eres feliz asi?
    No se te lee indolente ni menos aun insensible... yo por lo menos te leo independiente o autodependiente y eso a mi me parece algo positivo. Pero al parecer tu quisieras modificar o suavizar ciertos rasgos de tu personalidad...
    Yo podria estar años sin ver a mi familia y no la pasaria mal si ellos estan bien. Pero si algo malo les sucediera , seguro seria yo la primera en salir corriendo a ayudarlos. Y ni bien todo pase.. retomaria mi vida con normalidad.. aveces ellos creen que esta conducta mia es sinonimo de falta de cariño o incluso de frialdad afectiva. Pero creo que hay todo un rollo con lo que esta impuesto en la sociedad por determinados modelos y prototipos y estereotipos que son socialmente aceptados como algo bueno y sin embargo no todo es tan rigido ni aplicable para algunas personas y de hecho hay determinados modelos de conductas o comportamiento que aun impuestos como si fuera una ley no garantizan una vida plena o feliz.. antes lo mas normal y moralmente visto de buen modo era contraer matrimonio... por ejemplo.. si no te casabas eras inmoral o un ereje transgresor... ahora ese tipo de preconceptos ha perdido vigor y no por no casarte vas a causar un tsunami..
    antes las mujeres no usaban pantalones ... no imagino aquella que en esa epoca tan rígida y extremista tuvo el valor de ser diferente y ponerse pantalones ...
    Con esto te quiero decir que yo no veo nada suficientemente anomalo en tu forma de ser excepto ese petit detalle que refiere a tu vision de vida de tus padres... eso me llamó la atencion. Pero no de manera mala. Solo Me dio curiosidad
  • Guia2006Guia2006
    Si tú te sientes bien con tu forma de ser no hay ningún problema. No todas las personas son iguales ni desarrollan el mismo afecto o el mismo apego hacia personas o sitios. El problema viene cuando eres así pero no te sientes bien con esa forma de ser, es entonces cuando conviene buscar ayuda.
  • RocioMartinezClementRocioMartinezClement

    Hola , me siento identificada al 100% me gustaría ponerme en contacto contigo y hablar sobre este tema porque nunca antes había encontrado a alguien en esta situación. Dicen algunos que si te sientes cómodo está bien, pero no, no puedes sentirte cómodo sabiendo que cada vez que te alejas de una persona a la que estando con ella sientes que quieres con locura De repente dudas de si la quieres. Te sientes frío y en mi caso he dejado a tres parejas porque siento que no las quiero porque creo que si las quisiera tendría ganas de verlas. Me gustaría entender mejor esta situación. Ahora con lo del corona todo el mundo quiere videollamadas, no hemos hablado meses y ahora quieren hablar ? No me apetece hablar por hablar con la gente. Si , me preocupa que algún familiar enferme, pero no me apetece que hablemos.

  • RaquelBlazquezRaquelBlazquez

    Buenas, acabo de caer en este artículo de repente y real que me siento totalmente identificada.

    Yo sé que quiero, lo sé porque lo siento, y mucho, pero me agobia y me da cierto miedo no entender por qué no soy en absoluto capaz de echar de menos.

    Me pregunto , igual que tú, si esto es una ventaja de algún tipo o es un bloqueo emocional o algo de ese palo.

    Es un tema que tampoco me afecta muchísimo ni lo estoy pensando continuamente pero es verdad que el mundo pone mucha presión para que uno eche de menos y yo no lo hago. Y como dice Rocio ahora con el COVID 19 es como que todo el mundo se está echando de menos un montón (que bueno también creo que en redes sociales se romantiza todo mucho) y yo estoy tan pancha en mi casa.

    Un saludo

  • AntonellaDavidAntonellaDavid

    Yo también me siento muy identificada con este tema ya que me pasa lo mismo. No tengo apego emocional ni con mi familia ni con mis amigos, ahora mismo no tengo pareja pero cuando la he tenido tampoco la he echado de menos. De por si mi familia está muy rota por lo que no es ninguna novedad que vea a mis tíos y abuelos una vez al año. Ahora mismo, como bien han dicho por ahí, estamos con el tema de Covid19 y muchos de mis amigos me dicen que me echan de menos y mi hermana mayor más de lo mismo (ella está independizada pero todas las semanas venía de visita) y yo soy incapaz de sentir algo como eso. Para algunos casos está muy bien y parece incluso "una bendición" pero es algo que a veces te puede hacer sentir inseguro, como por ejemplo, en el caso de una pareja, al estar alejados no sientes nada pero al estar juntos lo sientes todo, y es un choque mental brutal ya que no terminas entendiendo qué pasa y si lo que sientes es de verdad. Al menos con todo esto conseguimos saber que hay más gente como nosotros y eso nos puede ayudar de alguna mínima manera.

  • LunasonadoraLunasonadora

    Acabo de dejar a mi pareja siendo esta una de las razones... Porque me sentía muy mal de no sentir que le echo de menos tras 24 días de cuarentena... pero esto para mi es nuevo, a mi nunca me había pasado esto antes y a día de hoy no echo de menos nada ni nadie, estoy muy feliz conmigo misma sin necesidad de nada mas

  • AngelesFernandezPrieAngelesFernandezPrie

    Hola. Me pasa que estoy disfrutando del confinamiento y no echo de menos a nadie. Estoy en mi casa con uno de mis hijos y ni me acuerdo de lo de quedar con los demás o ir de visita porque me estoy dando cuenta de que cua do lo hacía antes me suponia una obligacion o un fastidio. Por mí, poquisimas veces diria que sí a salir con gente o quedar con amigas. Y con mi amigovio mucho menos aun. Me siento libedrada en ese aspecto y me encuentro genial por no tener que ceder a las presiones del grupo de amigos o familiares. Sin embargo soy una persona muy sociable y empática y nada rara la verdad, pero a la vez, la gente me da mucha pereza. Al igual que la casi obligacion de que te guste viajar o coleccionar planes de moda..... En fin, me gustaria no ser así pero no tengo ganas de ser de otra manera.

Accede o Regístrate para comentar.
Nuevo hilo

Categorías