He tocado fondo

Realizada por Popito el 18 ago 2016 Habilidades sociales

Hola. Mi vida ha descarrilado en los últimos meses. Nunca me había sentido de esta forma.


Necesito contar la historia de mi vida. Crecí en un ambiente raro. Cuando tenía 4 ó 5 años, tenía muchos problemas para comer y mi madre me amenazaba con enviarme a un orfanato o algo parecido. De pequeño, a los 10 años, sufrí acoso escolar. Fueron dos de los peores meses de mi vida. Me daba pánico ir al colegio por las mañanas. Vomitaba del miedo. Cuando le intenté decir a mi madre que se reían de mí, dijo que era normal que se rieran de alguien como yo. Recuerdo como durante todo el trayecto al colegio aquel día me cantó “Imbécil, gilipollas” mientras mi padre callaba. Durante dos años más seguí con miedo. Me recluí y perdí los pocos amigos que tenía por entonces. Todos pasaron al otro bando, todos participaban en el bullying contando mis intimidades (las que puede tener un niño de 10 años) y mis secretos. Tenía miedo de salir a la calle por si veía algún niño de los que me hacía bullying. Fue la peor experiencia de mi vida.


Al cabo de un tiempo la cosa mejoró, me dejaron en paz. Hice amigos, aunque la mitad eran tóxicos. Al mejor amigo que tuve lo perdí por imbécil y mala persona. Después de todo lo que había sufrido, le hice bullying. Quería ser aceptado y pensé que era la única forma. Es una de las cosas que jamás me perdonaré en la vida.


Durante los años que fueron del colegio a terminar el bachillerato no pasó nada especialmente relevante. De los amigos que hice tan sólo dos eran íntimos amigos. Uno de ellos me criticaba constantemente. Me llamaba gordo, me decía que era aburrido… Él decía que era por mi bien, que quería ayudarme a mejorar mi vida. Acabé, tras muchos años, mandándole a la mierda. Para mí era como un hermano. Él tenía muchos problemas en casa y de personalidad, e intenté ayudarle, pero al final exploté y le mandé a tomar por saco.


En casa mi madre me exigía rendir al máximo en el instituto. Todo lo que bajara del 9 era inaceptable, casi despreciado. No me dejaba salir por la noche y era sobreprotegido. Al mismo tiempo me inculcaron muchísimas mierdas religiosas que hoy desprecio y que desearía no haber conocido nunca. Me obligaban a ir a la Iglesia, me decían que el sexo era pecado y que no podía tener relaciones sexuales hasta casarme…


Al entrar en la universidad empecé a tener más libertad. Hice bastantes amigos, empecé a quedar con una chica con la que había atracción mutua (aunque no duró mucho, estaba tan nervioso que siempre que quedaba con ella vomitaba por la ansiedad). Pero al menos conservé amistades durante toda la carrera y empecé a salir un poco más, irme de vacaciones con amigos, salir por ahí… empecé a vivir un poco.


Con 20 años me enamoré por primera vez en mi vida. Al principio parecía que era correspondido, pero al cabo de muy poco tiempo se cansó de mí. Lo cierto es que esa chica nunca me quiso y me trató como una basura. Lo pasé muy mal.


Hace casi tres años, conocí a mi pareja actual. Por motivos ajenos (nos conocimos por casualidad por internet y éramos de distintas ciudades) tardamos en empezar a salir casi un año, pero una vez empezamos todo fue magnífico. Fue una de las primeras veces en mi vida que me sentí feliz. Había encontrado a alguien que me quería de verdad. Me adoraba, disfrutábamos de nuestra compañía mutua. Éramos felices. Ella tampoco había tenido buenas experiencias pero conmigo era muy feliz.


Al cabo de medio año, ella empezó a sufrir dudas obsesivas. Le invadían pensamientos horribles, pensaba que no me quería, que ella era homosexual, que yo lo era, que no le gustaban sus aficiones (series, profesión)… con mucho esfuerzo, mejoró de todas ellas. Solo le quedó, de forma residual, alguna duda obsesiva sobre si me amaba o no, aunque era todo algo mental, porque se la veía feliz y más enamorada que nunca.


Nos prometimos e iniciamos planes para vivir juntos en mi ciudad. Estábamos reformando un piso para mudarnos a finales de este año 2016. Pero de pronto todo se desmontó. Tuvimos una discusión (ya habíamos tenido otras antes, discusiones normales de pareja) y se desilusionó. Me dijo que no vendría a mi ciudad e intentó “algo” con su profesor de inglés. Intentó quedar con él porque se sentía atraída, o lo que fuera… Aquello me destruyó. Durante un mes me decía que no sabía si quería estar conmigo o con el profesor. Perdí la confianza por completo y empecé a entrar en una espiral cuesta abajo. No estoy orgulloso, pero espié sus conversaciones en redes sociales (Whatsapp) en busca de pruebas del delito y de si se había decidido. También en foros en los que sé que participa. Ayer, leí que pensaba dejarme en uno de ellos. Le comenté que había leído eso y me dijo que no la espiara. No he vuelto a mirar nada, aunque solo sea por respetar lo que me pidió.


Me avergüenza terriblemente decirlo pero durante estos dos años no hemos tenido relaciones sexuales completas con penetración. Lo intentamos algunas veces pero por unas cosas u otras no salió bien. La primera vez que lo intentamos por nervios no salió bien y luego otras veces tuve miedo. Creo que tengo metido en la cabeza lo que me dijo mi madre de niño. Mi novia siempre fue muy comprensiva conmigo y me dijo que no pasaba nada, que me esperaría todo el tiempo que fuera necesario, los años que hicieran falta.


Me siento vacío, sin nada. He intentado hacer feliz a mi novia y darle lo mejor de mí. He sido detallista, le he ayudado con todo lo que he podido, con sus problemas, su día a día, con sus trabajos académicos… he intentado estar siempre a su lado y darle lo mejor de mí. A pesar de las cosas malas que haya podido hacer como aquello del espionaje. Ahora mismo me trata con muchísima frialdad e indiferencia, apenas me habla, casi no me quiere besar… Me gustaría hablar con ella, pero no tenemos más que conversaciones tontas. Ella es lo mejor que me ha pasado, pero también me da vergüenza contarle todo, y no quiero incordiarla. En cierto sentido entiendo que me deje.


Me sentía feliz. Por primera vez las cosas tenían sentido en mi vida. Ahora me veo perdido. Siento que soy como un niño de 18 años en un cuerpo de alguien de 25. Que no sé relacionarme bien y que soy como un monstruo, pues todo lo que quiero lo pierdo. Si he hecho cosas como espiar a alguien a quiero… Y me siento vacío, hundido. Sin nada por lo que luchar.


Gracias por leerme.

Respuesta enviada

En breve comprobaremos tu respuesta para publicarla posteriormente

Ha habido un error

Por favor, inténtalo de nuevo más tarde.

Mejor respuesta

Hola:
Las personas que sufren acoso escolar sufren un trauma emocional por ello, lo cual conlleva síntomas físicos y de evitación (de ir al colegio, de conocer gente...) y además, un número de ellas puede imitar el comportamiento acosador y convertirse en acosados acosadores. No te culpes por ello, es una reacción normal de la cual te arrepientes. Lo que sí te aconsejo es que trates de buscar a quien tú hiciste eso y le pidas perdón, ya sea por escrito o, si te atreves, oralmente.
Con respecto a tu familia, ellos siempre hacen las cosas por el bien de sus hijos, lo que pasa es que creían en unos valores que ahora están desfasados, como es el no tener sexo hasta el matrimonio o el valor del esfuerzo por encima del bienestar personal incluso. Lo hicieron por tu bien y creo que para entenderlo, deberás intentar ponerte en su lugar, en la manera en que les educaron.
Indudablemente, esos aspectos de tu pasado influyeron en tus dificultades en las relaciones que presentas actualmente o que has presentado, pero piensa que nuestro pasado nos forma, nos crea y siempre podemos dar la vuelta a cualquier situación de la vida para verla como una palanca que nos lance hacia una vida mejor. O, como decía Nietzsche: "lo que no te mata, te hace más fuerte".
Es importante que pienses en las metas que deseas en tu vida e intentar que sean realistas y relativizar tus problemas, viendo que te van a ayudar a alcanzarlas.
Para concluir, puedes buscar manuales de autoayuda sobre sexo, acudir a algún taller o a algún especialista si tú solo no puedes superar tu problema, ya sea eyaculación precoz o algún otro, que no has mencionado.Asimismo, si necesitas ayuda profesional para superar las barreras en tus relaciones, ánimo, para eso estamos.
Saludos.

Psicóloga Pilar Sánchez Galiano Psicólogo en Pamplona/Iruña

16 respuestas

19 votos positivos

Contactar

¿Te ha resultado útil?

¡Gracias por tu valoración!

Hola, cuentas muchas experiencias que vienen desde muy niño. Por un lado, problemas con las relaciones con los progenitores por lo que cuentas, el apego puede estar afectado y ello hacer que sea más dificultoso entablar relaciones de apego con otras personas. Los problemas de bullyng suelen crear un trauma emocional que dificulta también el crear y afianzar otras relaciones, estar abierto a conocer y confiar en el ser humano. Y por otro lado, con respecto a la pareja, tanto en la relaci´ñon emocional como en la sexual, pues además antepones sus necesidades e intereses a los tuyos lo que a la larga produce una insatisfacción.
Mi consejo es acudir a un profesional que te oriente para poder trabajar todos los bloqueos que se han ido generando, son cosas muy instauradas en ti y que has soportado, aceptado e integrado en tu forma de viva. Un saludo

Vitalsex Psicólogo en Sevilla

7 respuestas

19 votos positivos

Contactar

¿Te ha resultado útil?

¡Gracias por tu valoración!

Un placer leerte la verdad, tienes una capacidad muy rica de nombrar lo que sientes. Me viene que has vivido mucho maltrato y por ahí te han dañado mucho, la pérdida de la confianza en ti es una secuela amigo. Te diría que estás en una situación frágil respecto a la mujer porque es probable que idealizes a quien tienes delante y que finalmente no cuestiones si te da lo que realmente necesitas. Te hablaré del carácter..es como un programan interno con tendencia a repetir la herida de la infancia..tu herida es con la madre amigo, la mujer.
Para ir a la pareja sin fantasías de aprobación incondicional..pq eso genera frustración y dependecia emocional..debes hacer un trabajo previo sobre ti, tu fortaleza como hombre y tu autorespeto. De ahí vendrá la pareja que te trate bien y con la que podrás atravesar y sanar los miedos a la intimidad y el placer..que en tu historia aparecen claramente. La distorsión que se desprende de tus palabras es que crees que tienes que dar para que nobte abandonen. La sanación viene de darle la vuelta a esto. ¿Que necesitas tú? ,atreverte a pedir y poner límites..nombrar lo que te desagrada.
No me cabe duda que tu proceso será bonito, hemos de parirnos por segunda vez. Adelante amigo.

BarcelonaGestalt. Expertos en Terapia de Pareja Psicólogo en Sant Andreu

3 respuestas

10 votos positivos

Contactar

¿Te ha resultado útil?

¡Gracias por tu valoración!

Hola:
Voy a ir por partes, ya que tu carta es larga.
En primer lugar, te diré que todos los padres y madres se equivocan algunas veces y que, a pesar de todos esos errores, en el 99,99% de los casos ellos piensan que lo hacen por el bien del hijo/a. Si no puedes olvidar lo que tus padres te hicieron erróneamente, intenta perdonarles y pasar página en ese sentido.
En segundo lugar, después de ser acosado en la escuela, es muy normal que uno se convierta en acosador. Sucede porque aprendemos por imitación y porque deseamos fervientemente que el grupo nos acepte. No te culpes por haber acosado tú a tu amigo, ya sabes que jamás lo volverías a hacer. Creo que si le puedes localizar por redes sociales o teléfono, estaría bien que se lo digas y le pidas perdón.
En tercer lugar, respecto a tu forma de tratarte a ti mismo, sé más benevolente. A ti no te gustó cómo te trató tu madre en alguna ocasión, pero ahora tú lo haces contigo mismo. Un ejercicio que puedes practicar es el imaginar que eso mismo que te dices a ti ("imbécil") se lo dices a otra persona. No sería apropiado, ¿a que no? . Sé amable contigo mismo.
Por último, es normal que tu pareja, al ser joven, desee experimentar relaciones con otros hombres, especialmente si no ha sentido satisfacción sexual plena. Con esto no quiero decir que no te ame, seguro que sí, pero quizás se ha dado cuenta de que te ama más como amigo que como compañero sentimental.
Creo que tus problemas en la consumación sexual puedes ir solucionándolos practicando diferentes técnicas que existen y puedes hacerlo incluso solo para empezar y más adelante, cuando tengas oportunidad, con una mujer o con tu novia, pero lo importante es que lo hagas porque quieres y para pasarlo bien (y no mal). Existe la técnica del orgasmo sin eyaculación si tu problema es la eyaculación precoz u otras para diversos problemas. Puedes ir consultando manuales especializados o acudir a un especialista si tienes la posibilidad.
Saludos.

Psicóloga Pilar Sánchez Galiano Psicólogo en Pamplona/Iruña

16 respuestas

19 votos positivos

Contactar

¿Te ha resultado útil?

¡Gracias por tu valoración!

Psicólogos especialistas en Habilidades sociales

Ver más psicólogos especializados en Habilidades sociales

Otras consultas sobre Habilidades sociales

Explica tu caso a nuestros psicólogos

Haz tu consulta de forma anónima y recibe orientación psicológica en 48h.

50 Es necesario escribir 9750 carácteres más

Tu pregunta y sus respuestas se publicarán en el portal. Este servicio es gratuito y no sustituye a una sesión de terapia.

Enviaremos tu consulta a expertos en el tema que te ofrecerán llevar tu caso personalmente.

El precio de la sesión de terapia no es gratuito y estará sujeto a las tarifas del profesional.

El precio de la sesión de terapia no es gratuito y estará sujeto a las tarifas del profesional.

Introduce un apodo para mantener tu anonimato

Tu consulta está siendo revisada

Te avisaremos por e-mail cuando esté publicada.

Esta consulta ya existe

Por favor, utiliza el buscador para conocer la respuesta

psicólogos 10450

psicólogos

preguntas 9750

preguntas

respuestas 31450

respuestas