Acceso centros Añade tu centro gratis

Mi madre padece ansiedad y no se cómo manejar lo que deja en mi

Realizada por Amelie · 28 ene 2019 Ansiedad

Buenas tardes, intentaré comentar brevemente mi historia.
Mi madre comenzó a padecer de ansiedad hace 10 años, cuando yo estaba entrando en la adolescencia y en mi primer año de colegio secundario. En principio, yo no lo comprendía muy bien, por lo cual yo continuaba haciendo las tonterías de una niña de 14, como gritarle, llevarle la contra y tener ciertas rebeldías. A su vez, mi padre fomentaba esas tonterías llevando todo el peso de la condición de mi madre sobre la espalda de ella, no recibía contención alguna, ya que él sabía manejar aún peor la situación que yo y entraba en una especie de ira incontrolable cuando las cosas se ponían mal. Ello más el estrés laboral y los desencadenantes previos, la llevaron a tener depresión e incluso a pensar en el suicidio. Al año, ella gritaba todos los días que se iba a matar, por lo que decidí dejar de lado mis niñerías e intentar ser adulta para ayudarla. Siento que mi último año de adolescencia con todas las de la ley fue a los 15 y a partir de allí, oculté todos mis problemas de niña, los elaboré sola y arranqué a hacerme responsable de cosas que parte me correspondían, pero otras no. Las de veces que me habré repetido que madure, tal es así que sufrí bullying en el colegio durante un año y no dije nada hasta que todo se salió de control. No quería alterar su mundo, pero tampoco sabía cómo.
El gran problema de su ansiedad y depresión no es que llorara, no es que estuviese decaída. En eso, era sencillo contener y ayudarla, porque uno ponía el hombro y quizá unas palabras de aliento que poco hacen, pero algo son; además de realizar las tareas que, salvo su trabajo, uno podía hacer en la casa. Lo más complicado, lo que siempre tanto a mi padre como a mí nos hizo daño, fue su agresividad. Las reacciones bruscas que tenía, la cantidad de palabras hirientes, amenazas y manipulaciones. Llegó a decirme cosas que me marcaron hasta el día de hoy. Pocos episodios físicos, a lo sumo me habrá agarrado del cuello 2 veces, para luego sumirse en un profundo llanto al darse cuenta. Al principio le gritaba, le contestaba, hasta descubrir que simplemente solo empeoraba la situación, acabando en una noche entera sin dormir para controlar que ella no se haga daño. Opté por silenciarme, por aguantar. Llegar a mi casa era impredecible, no sabía cómo iba a estar. Si ese día lloraría o gritaría, si yo había hecho algo que por mínimo la molestara (por ejemplo, dejar una taza sin lavar en el fregadero era material suficiente para un episodio de gritos y llanto).
En este contexto, aprendí qué decir y qué no, de qué modo, cómo ella quería que yo fuese (porque tiene una necesidad enorme de tener todo bajo control). Aprendí a conocerla y conocer su historia personal. Sufrió muchos abusos tanto psicológicos como físicos de pequeña y ello llevó a que un día reventara todo, esto no viene de la nada. Actualmente está bajo tratamiento, ya no tiene depresión, pero la ansiedad es algo contra lo que lucha todos los días. Tiene días más animados y otros menos, pero ya no posee arranques del calibre agresivo que tuvo durante los primeros 4 años.
Entonces dirán, ¿qué quiero consultar? Bueno, recientemente me auto-analicé. Luego de 10 años, ya llevo todo con naturalidad pero creo que estoy detectando muchos problemas derivados conmigo. Hoy me gritó y sin que fuese un arranque suyo, sino una reprimenda normal, me sentí tan débil que no puedo ponerlo en palabras. Corrí al cuarto de baño y lloré desconsoladamente, temblaba, estaba nerviosa. Esto vendrá de hace año y medio. Lleva mucho de mí no contestarle mal. No poner malas caras. Y ese esfuerzo sobrehumano me está consumiendo. Constantemente evalúo las expresiones de ella y peor aún, me di cuenta que de todo el mundo. Cómo van reaccionando a mis palabras y acciones, tengo un miedo atroz de mandar todo al tacho. Tengo un miedo atroz de herir, fastidiar, de en algún momento simplemente echar todo a perder. De que me griten o me digan todo lo que está mal conmigo sólo por errar una frase. Porque a veces no digo nada malo, sino que es el modo en que lo digo y ya me explicó, en momentos donde no está ansiosa, que no es mi culpa y que todo lo que ella piensa en el momento que dije una palabra equivocada, deriva de sus traumas y solamente encuentra la vía de escape así. Por ende, no es que dije algo malo sino que desperté sus miedos...Lo que pasa es que mi corazón no lo entiende como lo entiende mi razón.
Descubro en el fondo de mi que todo lo que alguna vez dijo, también está marcado a fuego en mi. Las veces que me llamó egoísta, la veces que me dijo todo lo mala persona que era (dije egoísta porque era la más frecuente, pero hay un montón...Fría también, desconsiderada, me haría todo un texto) . Para lo único que servía era para estudiar, que eso claro, me salía bien. Que me quedaría sola, que iba a salir muy herida la persona que me quiera. Hay otras que ni recuerdo probablemente, hay una especie de lagunas también en esos años de mi vida. Pero noto que están ahí, porque tengo miedo, tengo miedo de acercarme a las personas, no formo pareja (consciente de que es porque no creo que nadie sea capaz de quererme, por lo cual rechazo cualquier propuesta), mis amigos los mantengo a una distancia prudencial (y ellos mismos me señalaron que soy un muro inquebrantable). No porque puedan herirme (si bien tengo mis desconfianzas gracias al bullying que sufrí), sino porque tengo miedo de herir. Y he aquí que lo entiendo a la perfección racionalmente, pero emocionalmente me siento débil. Hay muchas otras cosas. Me siento totalmente fragmentada. Por un lado, está la persona que soy en mi casa, mayormente silenciosa, que trata todo el tiempo de estar bien, que evalúa sus palabras, que hasta ríe diferente (porque sí, me han criticado hasta la risa en esos momentos). Siento que en cierto punto, construí algo para enseñarle a ella, pero que se me filtra por todos lados que soy otra. Vamos, que hasta no quiero que sepa qué música escucho. Por dentro se que si le muestro las cosas que me gustan y lo que me gusta de mí, lo va a criticar y no voy a tener ganas de seguir siendo esa, o peor aún, que va a sentirse mal porque yo sea de ese modo. Entonces, cuando me grita por algo normal, o mismo cuando descubre esas pequeñeces que oculto, tiemblo. Y empiezo a limpiar y ordenar frenéticamente según simetría las cosas de mis armarios hasta que se me pasa, sólo para no mirarla y entristecerme. Eso lo empecé a los 17, lo de ordenar. No llegué a nada transtornado, pero me libera en esos momentos de crisis, después soy normal, ordeno de vez en cuando.
De pronto, si lloro, dice que solo me hago la víctima y que deje de echarle la culpa. Entonces no tengo ganas de llorar, porque se que lo que siento dentro es en serio. Es la mar de complicado ponerlo por escrito, porque siento tantas cosas negativas (y ahora escribo después de salir parcialmente de una crisis) y me parece por otra parte que no debería sentirlas, porque eso haría que alguien trate de ocuparse de mi y no me parece en absoluto correcto, porque no quiero que se me acerquen.
No entiendo bien qué es todo esto o cómo salir. Siento que entré en un círculo vicioso y que el único modo de calmarme es distanciarme pero hasta finalizar mis estudios no lo haré (dos años más son, tres cuando mucho). Pero me gustaría buscar el modo de sanar todo esto, de sentirme bien conmigo y principalmente, de no tener tanto miedo en la vida.
Espero haber sido clara y leeré las opiniones con la mente abierta. Es mucho más sencillo para mi online que si tuviese que hacerlo en persona, porque ni bien arranco a hablar, no paro de llorar.

Respuesta enviada

En breve comprobaremos tu respuesta para publicarla posteriormente

Ha habido un error

Por favor, inténtalo de nuevo más tarde.

Psicólogos especialistas en Ansiedad

Ver más psicólogos especializados en Ansiedad

Otras consultas sobre Ansiedad

Explica tu caso a nuestros psicólogos

Haz tu consulta de forma anónima y recibe orientación psicológica en 48h.

50 Es necesario escribir 12900 carácteres más

Tu pregunta y sus respuestas se publicarán en el portal. Este servicio es gratuito y no sustituye a una sesión de terapia.

Enviaremos tu consulta a expertos en el tema que te ofrecerán llevar tu caso personalmente.

El precio de la sesión de terapia no es gratuito y estará sujeto a las tarifas del profesional.

El precio de la sesión de terapia no es gratuito y estará sujeto a las tarifas del profesional.

Introduce un apodo para mantener tu anonimato

Tu consulta está siendo revisada

Te avisaremos por e-mail cuando esté publicada.

Esta consulta ya existe

Por favor, utiliza el buscador para conocer la respuesta

psicólogos 10650

psicólogos

preguntas 12900

preguntas

respuestas 33050

respuestas