¿Qué es el bullying o el acoso escolar? Claves para detectarlo a tiempo

¿Piensas que tu hijo puede sufrir de bullying escolar? ¿Sabes las consecuencias que puede tener el bullying o el acoso escolar? Descubre las claves para acabar por completo con el bullying.

2 SEP 2014 · Última modificación: 2 DIC 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo afecta el bullying y cómo podemos identificarlo?

Todos vemos el inicio del curso escolar como un momento muy esperado por nuestros hijos. Los alumnos vuelven a las aulas después de su período estival y se reencuentran con todos sus compañeros después de un largo tiempo. En muchas ocasiones, este reencuentro supone un inconveniente y una presión para todos aquellos que sufren de acoso escolar o bullying.

¿Qué es el bullying o el acoso escolar?

El acoso escolar, conocido popularmente como “bullying", consiste en cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico que se produce dentro del contexto escolar por parte de sus alumnos. El acoso no es un hecho aislado, sino que se repite a lo largo del tiempo provocando una situación de malestar y agravio para el que lo padece.

El bullying se hace referencia a un comportamiento negativo, reiterativo e intencionado (con objetivo de herir o desagradar) de una o varias personas, en este caso alumnos, dirigido contra a una persona (alumno) que tiene dificultades para defenderse. Tal y como podemos observar, se establece una relación asimétrica, en donde uno/os tienen el poder y el otro se encuentra en una posición de indefensión. Por lo tanto, el bullying tiene implicado un comportamiento agresivo o con el objetivo de dañar de manera intencionada, se lleva a cabo de manera reiterativa (repetitiva), tanto en el horario escolar como fuera, utilizándose actualmente las redes sociales para proseguir con el hostigamiento (ciberbullying) y tal como se ha dicho, se establece entre varios sujetos de manera desequilibrada.

Así mismo, es importante conocer los tres tipos de protagonistas que interactúan en un proceso de bullying:

  • El agresor, que puede actuar solo aunque generalmente tiene respaldo del grupo.
  • La víctima, que generalmente se encuentra aislada.
  • Y los compañeros, que en múltiples ocasiones observan sin intervenir, los conocidos como testigos mudos, pero también están los que fomentan el acoso. Aun así, e importante tener en cuenta que puede darse el caso de compañeros que intenta mediar ante una relación víctima-hostigador.

Existen diversos tipos de acoso escolar

A pesar de que todos identificamos la mayoría de actitudes del bullying o del acoso escolar, la realidad es que existen algunas que quizá se nos escapen a la vista. Por este motivo, es fundamental detectar los diferentes tipos de acoso escolar o de bullying que existen.

1.    Bloqueo social

El bloqueo social consiste en marginar y aislar socialmente a la víctima a través de conductas de aislamiento. Un claro ejemplo es la prohibición de jugar en grupo o dejar que se comunique con los otros compañeros, con el objetivo de quebrar la red de apoyos del niño. Otra característica del bloqueo social se trata de provocar el llanto del niño constantemente a través de insultos con el objetivo de mostrarlo como un miembro débil y llorica. La exclusión social también es una herramienta para excluir de la participación al sujeto acosado. Esta forma de acoso provoca un vacío social del niño que al ser aislado queda excluido de todo su entorno. Este tipo de actitudes pueden ser un tipo de bullying psicológico y afectar a la autoestima de la víctima.

2.    Hostigamiento

Otra forma de acoso escolar es el hostigamiento. El hostigamiento consiste en maltratar psicológicamente al niño a través de desprecios, faltas al respeto y dignidad, de forma reiterada. Agrupa aquellas conductas en las que el desprecio, la ridiculización, la burla, los motes se manifiestan de forma repetida.

3.    Manipulación social

La manipulación social también entra en aquellas conductas consideradas como acoso escolar. El objetivo consiste en distorsionar la imagen social del niño. El niño es presentado con una carga negativa en la que todas sus actuaciones son motivo de estigmatización.

4.    Coacción

La dominación del niño a través de la coacción es una forma de bullying o acoso escolar que también afecta a aquellos que padecen acoso escolar. La víctima es obligada constantemente a realizar actividades en contra de su voluntad que otorgan al acosador poder social. En muchos de los casos las coacciones van ligadas a vejaciones y abusos que el niño silencia por miedo a las represalias. El acosador consigue a través de la coacción y la intimidación atemorizar al niño.

5.    Agresiones o amenazas físicas

La amenaza a la integridad física e incluso las agresiones físicas son la forma más contundente en la que se manifiesta el acoso escolar o el bullying. El agresor intimida al sujeto maltratado a través de amenazas contra la integridad física del niño o de su entorno, y también a través de la extorsión.

¿Cuáles son los tipos de bullying que pueden existir?

¿Cómo prevenir el acoso escolar?

Una vez identificados los diferentes mecanismos que utilizan los acosadores escolares para ejercer su presión e intimidar al alumno acosado es importante conocer herramientas de prevención para evitar que esta situación se repita en las aulas. Es necesario que haya una colaboración conjunta entre el colegio, la familia y el afectado.

  • Profesores y comunidad educativa

A la hora de prevenir el acoso escolar o el bullying, es importante que los profesores identifiquen y localicen los espacios en los que se da el acoso. Generalmente, suelen ser espacios dentro del entorno escolar que cuentan con una menor supervisión; baños, pasillos del colegio, autobuses escolares, etc.

Los administradores y profesores deben facilitar un espacio en el que la información de lo que sucede en las aulas no sea símbolo de delato. Un lugar donde los estudiantes puedan poner de manifiesto sus problemáticas en las aulas para gestionar de forma conjunta los conflictos y buscar soluciones. Así como enseñas a los alumnos en cómo intervenir en un caso de abuso. Es importante también que ese espacio se pueda dar entre padres y profesores con el objetivo de prevenir desde casa actuaciones que puedan fomentar el acoso escolar.

En el caso de que exista una sospecha firme es importante una rápida actuación. La escuela debe estar abierta a las quejas de los padres que sospechen que su hijo puede ser víctima del acoso escolar y, por otra parte, a los alumnos que sospechen que algún compañero puede sufrir bullying escolar o ellos mismos.

  • Padres

Es importante que los padres observen la actitud que presenta el niño respeto al colegio. En la mayoría de los casos, los niños sufren en silencio el acoso escolar. Por tal motivo, es importante que los padres sepan realizar una lectura de los síntomas que pueden poner de manifiesto el acoso. El temor a ir a la escuela, la disminución del apetito, terrores nocturnos, ansiedad o depresión son indicios de que el niño puede estar sufriendo acoso escolar.

El niño debe contar con un apoyo en el colegio. Por esta razón el alumno deberá buscar puntos de apoyo en profesores o compañeros para poder hacer frente al maltrato. Dotar a su hijo de técnicas o estrategias para hacer frente al acoso será imprescindible para poder llevar la situación de la mejor forma posible mientras se pone solución al conflicto.

  • Tecnología

La tecnología puede ser otra herramienta utilizada por los acosadores. Será importante que los padres ejerzan un control sobre el uso que realizan sus hijos sobre ésta. En el caso de que el niño sufra amenazas a través de las nuevas tecnologías será importante guardar todas las evidencias pertinentes para demostrar el acoso.

  • Herramientas de identificación del acoso

Más vale prevenir que curar. Es alumnado debe ser consciente de qué es el acoso escolar para poder prevenirlo y denunciarlo en el caso de que sea testigo o víctima.

  • Estudiantes y víctimas

Es importante que los estudiantes informen a los padres, profesores o a un adulto de confianza sobre cualquier caso de intimidación. Los alumnos deben evitar responder al acoso con violencia. Es recomendable alejarse de la situación de violencia para evitar problemas mayores.

¿Cuáles son las principales causas del bullying?

Según Olweus (1993) es indiscutible que las características de la personalidad y/o de los patrones de reacción típica, en combinación con la fuerza o debilidad de los menores, son factores causales del bullying.

1. Víctimas sensibles o pasivas

Las víctimas tienden a ser pasivas, sensibles, calladas, tímidas, inseguros, tristes, con baja autoestima, incluyendo tendencias depresivas.

2. Agresores con carácter fuerte

En contra partida, los hostigadores (acosadores) tienen una fuerte necesidad de dominar y someter, son impulsivos, carecen de solidaridad ante los compañeros hostigados, suelen ser desafiantes y agresivos hacia los adultos, incluyendo a los padres y profesores, y a menudo se les relaciona con conductas delictivas y antisociales.

3. Mal ambiente

Por otro lado, debemos de tener en cuenta los factores ambientales (actitudes, rutinas, comportamientos de los adultos (profesores y/o directores) y/o la relación establecida con los padres (patrones de interacción, etcétera). Y sin olvidar, las actitudes y los comportamientos de sus iguales es decir, los compañeros de clase y amigos, también actúa como factor causal, por ejemplo, si los compañeros hacen caso omiso de las burlas hacia una víctima, si refuerzan el comportamiento del acosador, etcétera, puede incrementar las conductas de acoso escolar y/o mantenerlas en el tiempo.

Consecuencias del bullying en las víctimas

¿Cuáles son las consecuencias en la víctima del acoso escolar? ¿Y en el agresor?

Anteriormente hemos hablado de las formas dadas de acoso escolar, pero también es necesario conocer sus consecuencias tanto para la víctima como para el agresor.

Consecuencias en la víctima

En cuanto las consecuencias en la víctima del acoso escolar tal tendríamos las siguientes:

  • Sentimiento de soledad, infelicidad, atemorización, disminución de la autoestima y pérdida de confianza en sí mismo y en los demás.
  • Imagen negativa de sí mismo y/o autodesprecio.
  • Ansiedad y Depresión (suelen estar muy tristes y vulnerables)
  • Cambios de humor repentinos, irritabilidad y explosión del enfado.
  • Insomnio, pesadillas, flash backs, pánico, sudoración, pérdida de concentración, bajo rendimiento escolar…
  • Fobia al centro pudiendo faltar a menudo a clase. Puede aparecer dependencia y apego al hogar.
  • Se relaciona menos con sus compañeros de clase (introversión, menos participativo…) pudiendo realizar actividades individuales y solitaria.
  • Reacciones agresivas e ideación suicida recurrente

Consecuencias en el agresor

Pero no solo hay consecuencias en la víctima, también hay consecuencias en el agresor. Sería las siguientes:

  • Consolidación de comportamientos de imposición a través del poder ejercido, la fuerza y las amenazas.
  • Aprendizaje inadecuado respecto a la consecución de objetivos.
  • Exteriorización de autoridad exagerada.
  • Refuerzo sobre el acto agresivo como algo bueno y deseable que proporciona estatus y reconocimiento dentro del grupo (justifica sus reacciones violentas y no valora la gravedad de sus actos).
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • Sin olvidar que su comportamiento y actitud pueden ser previos a futuros hechos delictivos aunque las amenazas y las agresiones físicas ya lo son de por sí.

A pesar de que el bullying en España es cada vez más señalado por parte de los profesores y los propios alumnos,  la realidad es que estas actitudes aún están muy lejos de extinguirse. Es por ello, que es muy importante la coordinación entre los profesionales de la psicología y de la educación con los padres para poder detectar y solucionar estas situaciones. La salud mental de los niños es una cuestión de prioridad.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Costello, V. (2018). How a Bully Is Made. Psych Central. https://psychcentral.com/lib/how-a-bully-is-made/
  • APA, (2020). Bullying. American Psychological Association. https://www.apa.org/topics/bullying

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre bullying