Ludopatía, esclavos del juego

La línea entre el juego social y el patológico es muy fina y se puede traspasar casi sin darse cuenta.

11 JUN 2017 · Última modificación: 28 OCT 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo tratar la ludopatía?

El juego por placer, entretenimiento y como medio de socialización tiene miles de años de antigüedad y el problema de la adicción al juego no es algo nuevo.

Los juegos del azar, aceptados socialmente, disponibles siempre y legalizados implican asumir riesgos económicos con posibilidades de ganancias inmediatas y facilitan la aparición de conductas problemáticas. Hablamos de juegos donde no hay ninguna relación objetiva entre las habilidades del jugador, caso de las máquinas tragaperras, y el resultado del juego, pues este juego se somete únicamente a las leyes del azar. En la última década han aumentado los casos de ludopatía con las nuevas modalidades de juego y apuestas por internet que agravan las consecuencias.

¿Cómo identificar la ludopatía?

Hay que aclarar que no todas las personas que juegan tienen un problema de ludopatía. Se conoce como jugador social el que juega por entretenimiento y ocio, pero teniendo un control de la conducta y pudiendo abandonar o dejar de jugar cuando lo desea. El juego patológico es un trastorno del control de los impulsos cuya característica esencial es un comportamiento de juego, desadaptativo y persistente, que altera la continuidad de la vida personal, familiar o profesional.

En el fondo el juego es un comportamiento bastante paradójico, ya que es bien sabido que "la casa siempre gana". ¿Por qué entonces los jugadores siguen empeñados en perder su dinero?

Estas características de los juegos de azar promueven una "ilusión de control": la creencia de que el jugador puede ejercer influencia sobre un resultado que en realidad está definido por la casualidad. Se generan pensamientos con los que se cree que la probabilidad de que toque un premio o se gane se ve aumentada, generando así una falsa percepción de la realidad. Tanto la elección personal como el hecho de estar muy cerca de ganar, provocan que los jugadores jueguen por más tiempo y realicen apuestas más grandes. Con el tiempo, estas percepciones distorsionadas de las posibilidades de ganar pueden precipitar lo que se denomina "perseguir las pérdidas", donde los jugadores siguen jugando en un esfuerzo por recuperar lo perdido.

¿Cómo poder identificar la ludopatía?

Fases de la ludopatía

En el juego patológico se definen claramente tres fases:

1. Fase de Ganancia

Al inicio el jugador atraviesa un período de suerte donde se producen episodios frecuentes de ganancias. Produce una mayor excitación por el juego, con lo que el individuo empieza a apostar con más frecuencia.

2. Fase de Pérdida

La actitud excesivamente optimista del jugador le lleva a aumentar la cantidad apostada produciendo fuertes pérdidas, difíciles de tolerar, y es entonces cuando empieza a jugar con el propósito, no ya de ganar, sino de recuperar lo perdido.

3. Fase de Desesperación

El jugador al generar una gran deuda tiene el ansia por recuperar el dinero rápidamente y aparece el deseo irrefrenable de recuperar las sensaciones positivas de los momentos de ganancias.

El tratamiento terapéutico tiene como objetivo conseguir la abstinencia total del juego y prevenir las posibles recaídas. El juego patológico se ha convertido en un problema cada vez más frecuente pero también contamos con herramientas de tratamiento y prevención eficaces que ayudan a superar el problema.

PUBLICIDAD

Escrito por

Eguzkiñe Zabaleta

Ver perfil

Bibliografía

  • Clarkl, L (2007). The psychology of gambling. University of cambridge. https://www.cam.ac.uk/research/news/the-psychology-of-gambling
  • Baraniuk. C (2016). Why gamblers get high even when they lose. BBC. https://www.bbc.com/future/article/20160721-the-buzz-that-keeps-people-gambling

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre ludopatía