Acceso centros Añade tu centro gratis

¿Qué es es la psicoeducación?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Si los familiares de un paciente tienen información sobre su enfermedad o trastorno, todo será mucho más sencillo. Eso es la psicoeducación.

25 JUN 2019 · Lectura: min.
¿Qué es es la psicoeducación?

La psicoeducación es "una aproximación terapéutica en la cual se proporciona a los familiares de un paciente información específica acerca de la enfermedad, y entrenamiento en técnicas para afrontar el problema".

La atención familiar debe redundar en primer término en beneficio del paciente, y su objetivo consiste en mejorar la calidad de vida de paciente y familia, creando ambientes bajos en estresores, y disminuyendo así la probabilidad de recaída y la carga familiar.

De manera más específica, se pretende que la vulnerabilidad del paciente vaya en decremento, y que mejoren su funcionamiento cognitivo y su motivación. Por otra parte se busca que la ansiedad de los familiares disminuya a través de apoyo, estructura e información acerca de la enfermedad. De la definición incluida destacan dos elementos importantes, que finalmente van a convertirse en los componentes del trabajo psicoeducativo.

Por una parte la información que puede ofrecerse, esto es, los conocimientos de que se dispone acerca de la enfermedad y que son ordenados, sistematizados y presentados de manera clara, ágil y oportuna, y por otra parte, el valor funcional que adquieren dichos conocimientos, en tanto se transforman en comportamientos encaminados a lograr la adaptación y mejorar la calidad de vida de paciente y familia. A estos comportamientos se les ha denominado también competencias (Varela, 1999).

Sabemos que en las familias de pacientes psicóticos se han ido cristalizando unos esquemas de interacción rígidos que llevan a todo el sistema familiar a relacionarse de forma estereotipada.

Identificar y nombrar un problema o comportamiento problemático ayuda a desmitificarlo y permite que sea observable (y por lo tanto modificable). Esto no quiere decir que el simple hecho de poner nombre a los problemas sea suficiente para cambiar un patrón tan persistente y de larga duración como el que caracteriza a los Trastornos de Personalidad, pero sí es un buen comienzo.

Cuando explicar lo que pasa, das información que pueda comprender, se alivia la incertidumbre.

Escrito por

Clinica Psicologica Liria Plañiol

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicoterapia