Educación emocional: 11 Actividades para fomentarla en los niños

¿Sabes que la inteligencia emocional es vital para el desarrollo de los niños? Entra y descubre los mejores ejercicios para que los pequeños descubran y entiendas sus propias emociones.

10 ENE 2019 · Última modificación: 13 ENE 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Qué es la educación emocional y cómo podemos fomentarla?

La educación emocional es la mejor forma de hacer que los pequeños puedan aprender no sólo a comprender sus emociones sino a entenderse a sí mismos. Tanto es así que cuando estos hacen pataletas muestran su  incapacidad para controlar sus propias emociones.

¿Qué es la educación emocional?

El primer paso para trabajar la inteligencia emocional es educar a los niños en las emociones. Conocer cuáles son, reconocer los síntomas físicos asociados a cada una, y dotarles de herramientas para controlarlas. Es un trabajo duro, requiere dedicación y paciencia porque son conceptos un poco complicados de entender, es necesario adaptar los contenidos a la edad de cada niño.

Tanto es así que podemos decir que la educación emocional consiste en comprender los sentimientos básicos así como a poder gozar de una buena autoconciencia, control emocional, automotivación, empatía y habilidades sociales. Por lo tanto la educación emocional es básica para poder tener una buena comunicación con los demás y para conseguir cualquier éxito en nuestras vidas.

Como puedes observar el aprendizaje emocional es vital para que los niños desarrollen unos hábitos no sólo en su educación sino para si mismos.

¿Por qué es importante la educación emocional?

El término de inteligencia emocional en la educación fue popularizado a mediados de los 90 por el periodista Daniel Goleman. En este libro se proponía que la educación emocional era vital para  que los niños pudieran desarrollarse al máximo en todos los ámbitos de la vida.

Un aspecto importante que debemos remarcar sobre este factor emocional es que el aprendizaje emocional se puede educar desde los primeros años de vida. Tanto es así que las emociones se pueden trabajar desde muy pequeños. Un buen ejemplo de ello es cuando vemos a los bebés de pocos meses de edad siendo capaces de diferenciar emociones básicas como el enfado y la alegría en el rostro de su madre.

De este modo, podemos observar como la educación emocional y el bienestar va de la mano. Tanto es así que gracias a ella los pequeños pueden llegar a entender los sentimientos básicos y hasta los más complejos. Aprender estas habilidades emocionales hará que puedan desarrollar su máximo potencial ya que sin carga emocional o sin emoción no hay aprendizaje.

Ejercicios para fomentar la educación emocional

¿Cómo fomentar la educación emocional?

Ahora que hemos visto la importancia del aprendizaje emocional, seguramente te preguntarás qué puedes hacer para que los niños puedan desarrollar este factor emocional. Aquí te mostraremos algunas pautas con las que podrás enseñarles a saber usar las emociones para la vida.

1. Informar sobre tus propias emociones

Cuanto más hablemos con nuestros hijos más información tendrán y, a medida que crezcan y se desarrollen, les será más sencillo reconocer lo que les sucede. La información es poder, les da seguridad, saber qué vendrá a continuación permite elegir las herramientas necesarias para superar la situación.

2. Permite que hablen sobre sus emociones

El siguiente paso es trabajar sus habilidades para controlar las emociones que les pueden desbordar. Educarles en expresar lo que sienten, dibujando, con juegos, con fotografías... No perdemos nada por preguntarles qué tal lo han pasado en el cole, o si les ha gustado la actividad que les tocaba hoy por la tarde, o si han sentido nervios al ir al cumpleaños de la compañera nueva de clase.

3. Usa los cuentos para explicar diferentes emociones

Ya desde pequeños los niños tienen emociones que les costará más expresar o definir. En estos casos, lo ideal será intentar usar las narraciones o la ficción para poder expresar los diferentes estados emocionales.

De esta forma, los cuentos son unos aliados estupendos para ello, pueden asociar las emociones a las imágenes del libro para tenerlo más claro, están contados en tercera persona para que puedan generalizar y no preocuparse al pensar que sólo ellos se sienten así.

4. Escucha activa

La habilidad de escuchar activamente es la clave para la enseñanza en la educación emocional. Esta técnica consiste en mucho más que sólo prestar atención cuando los demás hablan. Además de escuchar detenidamente al otro es vital seguir activamente el diálogo de los demás y demostrar que se ha entendido aquello que el otro nos intenta expresar.

5. Enséñales un vocabulario de sentimientos

Según las investigaciones de la psicóloga Lisa Barrett, las habilidades interpersonales se pueden mejorar a través del aprendizaje de diferente vocabulario emocional. Tanto es así que una de las actividades de inteligencia emocional más efectivas será hacer comprender la diferencia entre los diferentes tipos de emociones que existen.

¿Cómo fomentar la educación emocional?

6. Desarrollar la autoconciencia

Cuando gozamos de una buena conciencia de nosotros mismos, corremos el riesgo de no darnos cuenta de cómo nos encontramos con los demás y de no poder interpretar bien cada una de las emociones que sentimos. Tanto es así que en la mayoría de casos, nuestras habilidades emocionales mejoran contra más nos conocemos a nosotros mismos.

7. Reflexionar

Uno de los métodos más efectivos de la educación emocional es precisamente aquellos ejercicios que comportan la reflexión de nuestras capacidades. Para entender una emoción es vital saber por qué nos ha venido y cómo podemos comprenderla.

8. Mostrar empatía

Saber de empatía comporta no juzgar a los demás y reconocer sus emociones. Para poder educar emocionalmente es vital saber mostrar la empatía cuando se requiere para que los niños puedan aprender de estas acciones.

9.  Reflejar la perspectiva del otro

Sobre todo en los conflictos, una de las técnicas más utilizadas en la educación emocional es mostrar que comprendemos el punto de vista del otro.

10. Mejorar la autorregulación

Podríamos definir la autorregulación como la capacidad de manejar pensamientos y sentimientos. Para ayudar en la educación emocional de nuestros hijos es vital enseñar a autorregularse.

11. Ayuda a incentivar una buena salud mental

A veces los niños expresan su malestar emocional a través de una mala actitud. En muchos de estos casos podemos estar delante de una situación dónde hay una causa psicológica. Por ello, es fundamental contar con la ayuda de un psicólogo especialista para poder ayudarles en estas situaciones.

La educación emocional es vital para el buen desarrollo psicológico de los niños. Por ello, es vital hacer que los pequeños puedan comprender sus emociones y sepan respetar las de los demás.  

PUBLICIDAD

Escrito por

27 Metas - Psicología & Coaching

Ver perfil

Bibliografía

  • Bush, B (2017). Emotional intelligence: why it matters and how to teach it. The Guardian. https://www.theguardian.com/teacher-network/2017/nov/03/emotional-intelligence-why-it-matters-and-how-to-teach-it
  • CFC, (2021). What Is Social-Emotional Learning? Committe for Children. https://www.cfchildren.org/what-is-social-emotional-learning/
  • De Botton, A (2020). Emotional Education: An Introduction. The School of Life. https://www.theschooloflife.com/thebookoflife/emotional-education-an-introduction/ 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre orientación escolar