Acceso centros Añade tu centro gratis

La personalidad oculta

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Las máscaras son representaciones cargadas de intenciones y simbolismos que representan los temores y aspiraciones de una civilización

21 FEB 2018 · Lectura: min.
La personalidad oculta

Hace pocos días celebrábamos una fiesta de tradición cultural, el carnaval. El momento donde cada uno elige su máscara, normalmente para que no le reconozcan. La máscara es a su vez una representación, cargada de intenciones y simbolismos que representan los temores y aspiraciones de una civilización.

A menudo vemos en las redes sociales gente con éxito, felices o cuya vida aparentemente parece perfecta según la presentan. ¿Esa felicidad es real?

Aparentar algo que no es se considera llevar una máscara. Son personas que utilizan la máscara para evitar que los demás vean realmente como son. Ejemplos de esto son: personas tristes o deprimidas que se muestran totalmente optimistas, o personas con ansiedad que se muestran relajadas.

¿Cuáles son las máscaras que usamos?

- Controladora: su cara oculta es la inseguridad, por ello mantiene todo lo que le rodea bajo su control en ocasiones de forma exagerada. Es probable que fuese traicionado, con la máscara se asegura que no vuelva a suceder.

- Rígida: miedo a las injusticias. Se vuelve inflexible buscando la exactitud de las cosas para evitar injusticias. La persona se convierte en un perfeccionista hasta el punto de conducta obsesiva con tal de limitar todo el terreno a su alrededor y evitar que la injusticia se cuele.

- Dependiente: su cara oculta es el miedo al abandono, probablemente ya tenga una herida de abandono de otra etapa de su vida. Con esta máscara evita relaciones profundas y posibles daños. Sufre por no poder confiar en esa persona o personas importantes para que nunca lo abandonen.

- Huidizo: su cara oculta es el rechazo. Rechaza estar en compañía, no le gusta ser el centro de atención, prefiere la soledad. Seguramente fue rechazado y el dolor provocado fue tan grande que no puede evitar huir de las personas. Tienen temor a no saber cómo actuar, o pasar vergüenza y teme ser rechazado por ello. Evita lo que no puede controlar porque le duele.

- Masoquista: en su pasado fue humillado y paso mucha vergüenza. Su estrategia es solucionar los problemas de los demás incluso si para ello es necesario rebajarse lo hará porque lo necesita. En este caso ni evita ni huye, sino que se enfrenta en la búsqueda de mas dolor.

Cada una de estas mascaras lleva oculta una herida emocional que hemos sufrido ¿qué máscara o máscaras usas tu? ¿Conoces a alguien que lleve alguna máscara puesta? En ocasiones es fácil ver la máscara de los otros puesto que en algún momento su yo escondido acaba mostrándose inevitablemente.

Superar aquello que nos ha provocado miedo es el camino hacia la sanación, dejar de usar la máscara y disfrutar del verdadero yo.

"Elegir la propia máscara es el primer gesto voluntario humano. Y es solitario"

Clarice Lispector

Escrito por

Silvia Medina Psicóloga Psicoterapeuta

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapia gestalt