Cómo cultivar la pasión en la pareja

La sexualidad en la pareja tiene mucha importancia, ya que se convierte en una forma de expresión del afecto y un motor para la pasión de ambos.

2 JUL 2019 · Lectura: min.
Cómo cultivar la pasión en la pareja

Es muy común, que pasada la primera fase de enamoramiento, uno se acostumbre al otro y comience a descender la pasión. Mucha gente se pregunta si esto es normal, y así es, es algo por lo que en mayor o menor medida pasan todas las parejas. Si además, pasados los años, no se innova y se busca formas de estimular a la pareja en todos los ámbitos, puede ser que comience a haber cada vez más distancia y la relación se vea afectada. La satisfacción sexual es algo complejo que hay que cultivar y que depende de muchos factores.

¿Qué podemos hacer para cultivar la pasión?

Por un lado, es importante hacer una evaluación de cómo es en la actualidad de la pareja las relaciones sexuales. ¿Hay preliminares o se reduce al coito? ¿Se practica sexo oral? ¿Cada uno de los miembros sigue explorando y enriqueciendo su sexualidad a solas? ¿Se llevan a cabo fantasías sexuales compartidas? ¿Existe el mismo deseo por parte de ambos miembros?

Estas preguntas son importantes para darnos cuenta de cómo es la comunicación sexual. El sexo en la pareja, es un lenguaje en el que intervienen todos los sentidos.

Algunas técnicas para disfrutar de la sexualidad de la pareja son:

  1. Reavivar la seducción: Es muy común que pasado un tiempo, las parejas dejen de seducirse y el sexo se convierta en algo mecánico, como algo que se realiza para cubrir una necesidad simplemente. Es recomendable sacar toda nuestra creatividad y despertar nuestras artes de seducción. En esto entra en juego todos los sentidos: la vista, puedes vestirte o moverte de forma que a la otra persona le resulta erótica. Por otro lado, el olfato es un potente sentido en la sexualidad, ya que como animales que somos está implicado en la atracción que sentimos por otras personas. El gusto, no tengas miedo a probar diferentes recursos, como lubricantes con sabores o simplemente jugar con frutas, chocolate, etc… El oído es un potente sentido también, tanto la música como unas palabras al oído pueden despertar en nuestro/a compañero/a su apetito sexual. Por último, y el más importante, el tacto. Se trata del sentido por excelencia que nos estimula en las relaciones sexuales. No tengas miedo a ser original y disfruta de las distintas texturas y temperaturas de vuestro cuerpo.
  2. Despierta tu deseo sexual: Para reactivar el deseo sexual, no hay cómo utilizar las fantasías para ello. Las fantasías, a pesar de ser un tabú más de nuestra sociedad, es algo que todo el mundo tiene y que es sano en la sexualidad del ser humano. Pueden ser de muchos tipos, para algunas personas se presentan como imágenes eróticas, para otras puede ser una historia narrada con todo detalle en su mente. Son algo positivo, incluso cuando incluyen personas distintas a la pareja actual. No hay que confundir las fantasías sexuales con infidelidades, porque no siempre representan deseos reales, simplemente es lo que su propio nombre indica, una fantasía. Las fantasías son individuales, en cada miembro de la pareja, y en otras ocasiones pueden ser compartidas también y poder incluirlas en los juegos sexuales.
  3. Mejora la comunicación sexual: Para salirse de lo habitual, el coito y la rutina sexual que tiene cada pareja, se pueden poner en marcha distintas técnicas que harán que despierte de nuevo la chispa de la sexualidad. La técnica del placereado consta en varias fases en las que inicialmente se elimina el coito y el contacto con los genitales. Consiste en masajear el cuerpo de forma erótica y notar como ambos miembros de la pareja se excitan. Aunque exista excitación y deseo de mantener relaciones, en esta primera fase cada uno de ellos pueden masturbarse por separado en habitaciones distintas. En esta fase puedes hacer uso de aceites, música, olores, etc. Es una forma de desligar el coito de la comunicación sexual y de volver a reactivar el deseo, eliminando la ansiedad que puede haber asociada al coito en algunas de las disfunciones sexuales como es la disfunción erectil, la eyaculación precoz, el deseo sexual inhibido o la anorgasmia. En fases posteriores se empieza a introducir el contacto con los genitales hasta poder disfrutar del coito asociado una mejor comunicación en la pareja.

Estas son algunas de las técnicas que son últiles para mejorar la pasión, sin embargo, es importante ser creativo/a y dar rienda suelta a las ideas que se te ocurran y compartirlas en la pareja. Además, en el caso de que existan dificultades, las intervenciones realizadas en terapia sexual gozan de aval empírico y por lo general, dan muy buenos resultados.

Escrito por

Elena Magaldi Psicología

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapias de pareja