Acceso centros Añade tu centro gratis

Como se construyen los lazos afectivos con adolescentes

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

En este artículo nos centraremos en la construcción de los lazos afectivos en la 4ª etapa del desarrollo que comprende de los 12 a 18 años para una mayor calidad de relación padres/hijo.

18 JUN 2019 · Lectura: min.
Como se construyen los lazos afectivos con adolescentes

Entre más va creciendo el hijo/a más va necesitando formas de afecto complejas y humanas. Es decir, el afecto va cambiando según va creciendo el hijo. Es por eso que pasamos de dar afecto a los hijos atendiendo las necesidades y teniendo contacto físico en la primera etapa (0 a 3 años), para luego pasar a la segunda (3 a 6 años) donde es primordial la diversión y pasar buenos ratos para de ahí entrar a la tercera (6 a 12 años) donde el reconocimiento de la persona, es la forma de construir cariño y crear una identidad positiva, pero en la cuarta etapa (12 a 18 años), esa forma de construir afecto es la más elevada y transcendental, por ende, la más difícil de otorgar, en especial porque en nuestra sociedad no solemos hacer eso.

Para el adolescente recibir cariño de sus padres es fundamental. A partir de la tercera etapa la disciplina y el afecto van de la mano. Por eso un adolescente que no tenga lazos de afecto con sus padres es muy difícil que se comporte bien. Y por el contrario, la falta de afecto o la existencia de lazos de afecto negativos lo pueden llevar a hacer muchas tonterías.

En la etapa adolescente que abarca los 12 a 18 años, los chicos y chicas NO desean ser atendidos con besos, ni abrazos, o por lo menos no es la forma principal para construir amor o lazos afectivos con el. Pero, entonces te preguntarás, cuál es la forma de construir afecto con el adolescente, qué es lo que ellos requieren?

La respuesta es muy sencilla...

A-CEP-TA-CIÓN

La aceptación permite la construcción del lazo afectivo entre padresmadres e hijos de entre 12 y 18 años.

Verás, es muy fácil dar abrazos, dar de comer, es algo fácil jugar y conversar con los hijos, aprender a reconocer las cosas buenas que tienen, ayudándoles a crear su identidad pero, ACEPTARLOS, incluso, con aquellas cosas que no nos parecen de ellos, eso si que es difícil, y es precisamente lo que necesitan los adolescentes.

Éste es el tipo de afecto que menos se sabe utilizar con los adolescentes.(subrayo)

Los padres son expertos en rechazar: "no me gusta tu amigo", "no quiero que te pongas tatuajes", "no vayas con esa chica", "no salgas ahora", etc.., y todo porque el hijo no es como nosotros queremos que sea.

Y te preguntarás de nuevo: Pero ¿cómo voy a aceptar de mi hijo/a cosas que están mal?

Primero, diré.. Debemos dejar de tratar a los adolescentes como si fueran tontos, pues no lo son. Y los que actúan como tal, es simplemente porque sus padres los tratan como tontos. O como aquello que no quieren que sea.

Por ejemplo:

"Los padres que se quejan de que el chico es un holgazán y no quiere estudiar . Pero no se dan cuenta que ellos siempre le compran lo que desea, tiene todas las comodidades, y, además, los padres siempre le resuelven la vida". Es decir, con que cara le podemos reclamar a este chico por no querer estudiar si desde su perspectiva no lo necesita. Pues ya tiene quien le resuelva la vida. Para qué perder el tiempo tratando de estudiar para tener un buen trabajo si en este momento tiene todo para gozar de la vida.

"Lo que quiero decir es que, como trates a tu hijo es como se comportará el". Entonces si crees que tu hijo no tiene la capacidad para saber lo que está bien y lo que está mal, y lo tratas como tal, tu hijo se va a comportar como tal.

Otra cosa que debemos entender es que la aceptación, no significa permitir o consentir.

Hay muchas cosas que no pueden gustarnos de su actitud o de sus gustos pero, podemos demostrarles ACEPTACION y firmeza a la vez.

Te pongo un ejemplo:

"Si nos dice que se quiere poner un tatuaje". No lo descalifiques diciéndole que eso es de delincuentes, y cosas similares. Qué crees que sienta y piense el hijo si lo tratas así.

Te sugiero en cambio, que si tú lo escuchas, le preguntas dónde se lo quiero poner, le pides que te enseñe diseños, y le dices que se le vería bien, pero que, aunque tú ACEPTAS que eso es lo que desea, por responsabilidad NO LO PUEDES PERMITIR mientras sea menor de edad. Porque es probable que después se arrepienta o tenga consecuencias negativas, y sería irresponsable de tu parte, permitírselo. Pero que cuando sea mayor de edad, podrá hacer lo que quiera, con su cuerpo, y que te gustaría mucho que te lo enseñara si cuando sea adulto aún tienes ganas de ponértelo.

Para finalizar, otro punto que genera lazos afectivos aparte de la aceptación, es hablar de los gustos de los hijos, es una excelente forma de demostrar cariño al adolescente de esta etapa. Y si el hijo ve que quieres escucharlo, aceptando sus gustos te lo va a agradecer enormemente. Y se va a sentir querido a tu lado, en lugar de rechazado y humillado.

Si necesitas ayuda, y no sabes cómo hacerlo, contacta con nosotros. Estamos disponibles para atenderte.

Hasta el próximo artículo….

Escrito por

Lolimar Rodriguez

Psicóloga colegiada

Lolimar Rodríguez es licenciada con más de 17 años de experiencia en el ámbito infantil, adolescente y adulto. Es coach personal, así como perito judicial en el ámbito del menor. Además, se mantiene en continua actualización formativa en psicología y psicopedagogía clínica.

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima