Acceso centros Añade tu centro gratis

La psicología comercial y los estudios de mercado

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

El comportamiento del consumidor es estudiado desde varias perspectivas que incluyen, además de la económica y la psicológica, la motivacional.

20 MAY 2016 · Lectura: min.
La psicología comercial y los estudios de mercado

Casi cien mil empresas se han creado este último año. La situación económica y el alto índice de desempleo han obligado a muchos profesionales a buscar nuevas vías laborales por medio del emprendimiento. Y es en este contexto donde tienen cabida los estudios de mercado.

La apuesta por crear una empresa es un proceso complicado y minucioso. No todo vale a la hora de montar nuestro negocio. Debemos estudiar qué empresas hay que ofrecen los mismos servicios que nosotros deseamos proporcionar, cómo trabajan, cuáles son sus puntos fuertes y cuáles son deficiencias, qué volumen de clientes potenciales hay, a cuáles podemos llegar… En definitiva, analizar a nuestra competencia pero también a nuestro público (es decir, a los consumidores o clientes), tanto el objetivo como el potencial.

Por ello, para responder a estas cuestiones, así como a otras que nos puedan surgir, es necesario que elaboremos un estudio de mercado, el cual nos presentará la situación a la que nos vamos enfrentar.

Para ayudarnos en esta tediosa tarea nada mejor con contar con la psicología del consumidor y usuario. Esta especialidad analiza, junto con el neoromarketing y la publicidad, las influencias que reciben los consumidores, es decir, el público, para elegir un servicio o producto de una determinada empresa.

En este sentido, estos profesionales examinan cuáles son los factores que están asociados al consumo y cómo inciden en la decisión final. Este aspecto está relacionado con la sociología pero también con la antropología, ya que nuestros valores culturales, nuestra condición social o económica y nuestro origen contribuyen en nuestra elección y posterior compra.

Este comportamiento del consumidor es estudiado desde varias perspectivas que incluyen, además de la económica y la psicológica, la motivacional. Y es en el estudio de los motivos y estímulos que recibe el público donde el estudio de mercado debe centrar sus objetivos.

Pruebas como el estudio del movimiento ocular que hacen los consumidores ante un estímulo o las tomografías cerebrales nos permiten conocer cómo afectan a nuestro cerebro determinados colores y formas presentes en los mensajes publicitarios, y cómo influyen en nuestro comportamiento comercial.

Por todo ello, un estudio de mercado eficaz debe incluir no solo un plan de viabilidad económica de nuestro negocio, sino también un estudio psicológico de los consumidores y usuarios, ya que de este modo podremos comprender la dinámica comercial del público y adaptar nuestros servicios a la demanda. Sabremos cómo llegar a los consumidores, cómo podemos sorprenderles y qué campañas de marketing debemos crear para que podamos influir en su decisión final.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Raquel Rodríguez

Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología de rrhh y organizaciones