9 Mitos de la psicología que perjudican tu salud mental

¿Crees que la psicología consiste en adivinar lo que piensan los demás? ¿No crees en los psicólogos/as? Descubre los mitos de la psicología más comunes dentro de la sociedad y su realidad.

3 NOV 2015 · Última modificación: 25 MAY 2021 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Principales mitos de la psicología

En mi vida diaria hay algunas personas que cuando hablan conmigo y sale el tema de la psicología me hacen una serie de preguntas que yo me siento en la obligación de resolver. Creo importante sacar de estas dudas a las personas para que el psicólogo clínico o sanitario pueda hacer correctamente su trabajo y para que las personas puedan estar bien informadas sobre lo que es realmente un psicólogo y cuál es su función y en última instancia acudir a él cuando lo crean necesario. Yo hablaré desde mi experiencia cotidiana.

¿Cuáles son los mitos de la psicología más extendidos?

Existen una serie de mitos de la psicología que se repiten contantemente en las conversaciones de la mayoría de las personas. Para dejar de lado este tipo de errores, os aclaramos los más comunes. 

1. No creo en los psicólogos

Bueno, creamos o no en los psicólogos, lo cierto es que estos existen. Un psicólogo es un profesional que ha estudiado durante 5 o más años la carrera de psicología. La psicología se define como la ciencia que estudia el comportamiento de los animales (entre ellos los humanos) y su relación con procesos como el pensamiento, el aprendizaje y las emociones. El psicólogo como cualquier otro científico utiliza el método científico para el estudio del comportamiento. Uno de estos mitos de la psicología hace mucho daño a la profesión y a las acciones que hacen los psicólogos día tras día para promover el bienestar mental y emocional.

2. Tú eres psicólogo, pues ¡léeme la mente!

Muchas personas piensan que el psicólogo es capaz de adivinar lo que les ocurre con el simple hecho de observarlos durante unos minutos. Nada más lejos de la realidad. Cuando tenemos algún problema y vamos al psicólogo, este tiene que llevar a cabo un procedimiento para evaluar lo que le ocurre al paciente. El procedimiento de evaluación se realiza a través de entrevistas, tests y cuestionarios. De este modo, obtenemos la información necesaria para conocer en profundidad el problema por el que nos visita nuestro paciente. Este mito de la psicología es perjudicial ya que puede hacernos creer que no se trata de una ciencia, sino de una serie de habladurías no comprobadas. 

3. El psicólogo jamás tendrá un problema de índole psicológica

Este punto creo que es de vital importancia tocarlo, porque me he encontrado con muchísimas personas, algunos amigos y otros conocidos, que cuando te ven de capa caída te dicen: pero si tú eres psicóloga, ¿cómo puedes estar triste? Bueno, pues en primer lugar, los psicólogos somos también personas, y como tales de vez en cuando se nos presentan problemas. En segundo lugar, tanto la alegría como la tristeza forman parte de la vida de todo ser humano. Lógicamente, el psicólogo conoce estrategias de afrontamiento que las personas de a pie normalmente no conocen y esto puede ser un punto a su favor a la hora de resolver el problema, pero esto no quiere decir, que por ser psicólogo no puedes estar triste o tener una mala racha. Yo siempre pongo el ejemplo, de los médicos, ¿Un médico no se pone nunca enfermo? Pues lo mismo pasa con el psicólogo, también nos ponemos tristes y también sufrimos problemas.

4. La varita mágica del psicólogo

Este es uno de los mitos de la psicología más extendidos. Algunas personas creen que con una vez que acudan al psicólogo y hablen con él, su problema se resolverá instantáneamente. Esto no es así. Como hemos dicho, cuando vas al psicólogo pasas por varias fases. En primer lugar se realiza una entrevista para evaluar el problema, una vez concretado el problema, se planifica la intervención y aquí es cuando comienza propiamente la terapia. En la fase de terapia, paciente y psicólogo realizan conjuntamente una serie de ejercicios con el fin de tratar el problema presentado. Esto lleva su tiempo. Y algo muy importante, es que el paciente debe ser activo, debe querer ponerse bien para poder trabajar conjuntamente con el psicólogo. El psicólogo no te resuelve tu problema, te ayuda y te enseña estrategias para que tú seas capaz de resolverlo por ti mismo. Al fin y al cabo es un proceso de aprendizaje para el paciente.

5. El tiempo lo cura todo

Es cierto que a veces el paso del tiempo hace que veamos las cosas desde otra perspectiva, pero otras veces el tiempo únicamente contribuye a cronificar el problema. Por eso es importante intervenir en el problema lo antes posible y no dejar que este se haga más grande.

Principales errores sobre la figura de los psicólogos

6. Los amigos son los mejores psicólogos

Un amigo es eso, un amigo. La red de apoyo es muy importante a la hora de superar problemas, pero jamás sustituye al profesional. De hecho, a veces, nuestros amigos pueden darnos consejos que nos alivien pero que a la larga nos resulten perjudiciales.

7. Los fármacos son el único remedio a los problemas psicológicos

La medicación (ansiolíticos, antidepresivos, etc.) puede ayudar a algunas personas a aliviar los síntomas, pero en realidad cuando el problema que tenemos es psicológico, los fármacos funcionan como una tirita en una herida, en cuanto quitamos la tirita esta sigue así. Esto quiere decir que en cuanto dejamos de tomar la medicación la sintomatología reaparecerá y en muchos casos con mas fuerza. Los fármacos pueden complementar la terapia pero jamás sustituirla.

8. Las personas no pueden cambiar, yo soy como soy

Este es uno de los mitos de la psicología más perjudiciales para nuestro bienestar mental. Esto es una excusa que utilizamos a veces para salir de algún atolladero. Lo cierto es que las personas estamos en continuo cambio, evolucionamos. Y si queremos y nos esforzamos podemos cambiar nuestra conducta. De hecho el psicólogo se encarga de analizar y modificar la conducta del paciente.

9. Los que van al psicólogo están locos

Nada más lejos de la realidad. Puedes acudir a consulta porque tienes un problema y no tienes las herramientas necesarias para solucionarlo, o puedes acudir simplemente porque quieres mejorar algún aspecto de tu vida. En resumen, acudir al psicólogo significa ser responsable. Hay una cita, que ahora no recuerdo de quien es que dice así: Todos tenemos problemas, la diferencia entre la persona que va al psicólogo y la que no va, es que la primera quiere solucionarlos.

Existen muchos mitos sobre la psicología que hacen daño no sólo a la profesión sino a todo lo que nos puede aportar acercarnos a un psicólogo profesional. Por este motivo, es esencial que deseches todos estos planteamientos erroneos y empieces a ver la psicología como una herramienta que te puede ayudar a ser tu mejor versión. 

PUBLICIDAD

Escrito por

Zaida Hinojo

Ver perfil

Bibliografía

  • APA, (2020). Myths and Misconceptions About Psychology. American Psychological Association. https://www.apa.org/ed/precollege/topss/science/myths-misconceptions
  • Bensley A, Rainey C, Lilienfield S, Kuehne S, (2015). What do psychology students know about what they know in psychology? Scholarship of Teaching and Learning in Psychology. doi:10.1037/stl0000035

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre orientación profesional