MundoPsicologos.com
MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

Madres Narcisistas... ¡Repercusión en las hijas!

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Para la madre narcisista, lo que logres en la vida es de primordial importancia. El éxito de su hija dependerá de lo que hace, ¡no de quien es!

16 ene 2019 · Lectura: min.
Madres Narcisistas... ¡Repercusión en las hijas!

Antes que nada, quiero especificar que hablo expresamente de la relación con las hijas porque se da con ellas más que con los hijos.

La madre narcisista tiende a vivir orientada al éxito con gran obsesión, y por tanto esperará que su hija actúe al máximo nivel posible. Por ejemplo estará orgullosa de la buenas notas, de la victoria en los torneos, de que los admitan en la universidad adecuada, y de que se gradúen con los títulos pertinentes, de tal modo que pueda jactarse de ello con otras madres, familiares o personas de su entorno. Son absorbentes, y nada empáticas, necesitan la valoración de los otros respecto a su éxito como madre al dominar los aspectos de la vida de su hija.

¿Problema? Si una madre narcisista obsesionada con el éxito nota que su hija no llega a lo que ella cree que deberían ser, al ideal que se ha formado, se sentirá profundamente avergonzada y manifestará incluso, un ataque desenfrenado de furia y rabia contra la hija.

Cuando la hija intenta alcanzar un objetivo dado, la madre narcisista no le prestará ningún apoyo ya que ha tenido la osadía de tomar decisiones sin contar con ella, negándole contención emocional. Pero, si la hija consigue los objetivos que la madre quiere, entonces sí le sonreirá reforzándose la dominancia en la relación sobre los aspectos de la vida de ésta. Este mensaje contradictorio hará sentir a la hija sentimientos de inseguridad.

Entra en juego entonces, una dinámica confusa y dañina en la relación.

Debido a las características de una madre narcisista se hace difícil establecer una conexión especial con la hija. Insisto, el daño se va expandiendo!.

¿Qué aprende la hija?

A no esperar mucho apoyo ni contención de su madre narcisista, a menos que se convierta en todo un éxito, lo cual la prepara para una baja autoestima y ansiedad en su vida adulta. Además, de vivir el éxito con mucha obsesión.

Breve historia:

Carol creció sintiéndose controlada por lo que su madre ambicionaba para ella. Tomaba lecciones de piano durante siete años y tocaba recitales, así como para los amigos de su madre. Cuando fue lo bastante mayor para decidir, no aprobó el examen de piano donde la madre quería que fuera. Manifestó un ataque de furia hacia Carol. Después de eso no se acercó a un piano en doce años. Cuando se fue de casa y tuvo su propio hogar quiso tener un piano para tocar para ella misma. Todavía no puede tocar delante de su madre. Cuando empezó a ir a terapia tuvo que dejar de tocar otra vez porque le hacía revivir todos los viejos problemas con la madre. Sigue teniendo una relación de amor-odio con el piano.

De alguna manera, se cruzo la raya que separaba lo que beneficiaba a su madre y lo que la beneficiaba a ella, Ella era un trofeo para su madre.

Después de todo esto, la buena noticia es que el daño que puede causar una madre con este desorden de personalidad, puede repararse con la identificación y concienciación del problema, la distancia psicológica, el darse permiso para llorar y expresar lo que siente, y experimentar el duelo.

La psicoterapia también es recomendada en la superación de los estragos de esta relación.

Si te ha parecido útil este breve artículo comparte, y si te identificas y necesitas ayuda profesional, contáctanos y empezamos a trabajar conjuntamentamente desde la psicoterapia sobre los estragos que una madre narcisista produce en un hijo.

Escrito por

Lolimar Rodríguez B

Deja tu comentario
Comentarios 1
  • vicente

    Me gustó la lectura de este artículo.