¿Por qué me falta el apetito? Los 6 motivos principales

¿Qué puede hacer que pierda el hambre? ¿Qué condiciones psicológicas hacen que las personas acaben sufriendo una falta de apetito? Descubre los motivos principales y cómo afrontarlo.

26 ENE 2023 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Falta de apetito

La comida le permite a nuestro cuerpo tener la energía necesaria para mantenernos saludables tanto mental como físicamente. Pero, cuando nos falta el apetito, esta puede ser una señal de que algo está mal en tu vida o en tu organismo. La pérdida del hambre puede deberse una variedad de causas físicas o psicológicas. Pero, ¿por qué puede suceder?

¿Por qué tengo una falta de apetito?

Existen diferentes condiciones de salud mental que puede llegar a afectar a nuestro apetito. Desde tener un exceso de estrés hasta experimentar de demasiada ansiedad. Entre algunas de las razones más comunes para la pérdida del apetito podemos destacar las siguientes:

  1. Ansiedad: Las personas que padecen de ansiedad pueden llegar a sentirse tan abrumadas por sus preocupaciones que acaban perdiendo el deseo de comer. Es decir, la ansiedad y la falta de apetito pueden estar relacionadas.
  2. Depresión: La depresión se trata de un trastorno que puede hacer que las personas acaben perdiendo el interés por todo, incluida la comida. Incluso en los casos más extremos, estas personas pueden tener poca energía tanto para prepararse las comidas o incluso no tener interés para comer.
  3. Estrés: Las respuestas físicas de nuestro cuerpo ante el estrés también pueden acabar suprimiendo nuestro apetito. Aun así, puede surgir el efecto contrario: es decir, comer en exceso cuando se está ante un periodo de demasiado estrés. Los síntomas físicos del estrés también pueden suponer una pérdida del apetito porque estos pueden provocar náuseas o la sensación de tener un ‘nudo en el estómago’ que hace que nuestras comidas no sean apetecibles.
  4. Abuso de sustancias: Mientras que algunas personas aumentan de peso por el uso de sustancias, otras lo pueden perder. El consumo de drogas o alcohol puede disminuir el apetito de una persona.
  5. Trastornos de la conducta alimentaria: Las personas que sufren de un trastorno de la conducta alimentaria no tienen una falta o pérdida de apetito, ya que restringen su alimentación o tienen comportamientos compensatorios para no engordar. Aun así, puede parecer a ojos de sus seres queridos que están ante una falta de apetito.
  6. Condiciones médicas: La pérdida del apetito también puede ser debida a causas físicas. Algunos de los motivos más comunes que pueden causarlo son: el envejecimiento, la anemia, cáncer, la diabetes, el hipotiroidismo, infecciones, el uso de medicamentos que afecten nuestro tracto gastrointestinal, el dolor, el embarazo o ciertos problemas estomacales (como el síndrome del intestino irritable).

Principales causas de la pérdida del apetito

¿Cómo afrontar la pérdida de apetito?

El tratamiento para la pérdida del apetito siempre dependerá de la causa. Por lo tanto, ante este síntoma es importante que acudas a tu médico o psicólogo/a. Además, teniendo en cuenta el diagnóstico, te recomendamos los siguientes consejos para afrontarlo:

  • Mejorar nuestro horario de sueño: El sueño es un factor muy decisivo ante nuestro apetito. En consecuencia, si estás sufriendo de una pérdida de apetito y de cansancio, quizá es una de las maneras con las que podrías mejorar este síntoma.
  • Centrarte en tu autocuidado: Sobre todo si estás enfrentando un problema que afecta tu salud mental, es vital que te centres en tu propio autocuidado personal. Esto implica hacer ejercicio regularmente, cuidar tu alimentación, centrarte más en ti, etc.
  • Come regularmente: Estas comidas pueden ser más pequeñas de lo normal. Igualmente, deberás intentar comer durante el desayuno, la comida y la cena, a pesar de que no tengas hambre.
  • Afronta el problema de origen: Si se trata de un problema emocional, es vital que intentes pensar cómo afrontarlo. Es decir, si padeces de demasiado estrés o ansiedad, quizá deberías buscar maneras de lidiar con estas sensaciones o preocupaciones que te están afectando.
  • Come junto a tus seres queridos: Tener un sistema de apoyo durante las comidas puede ayudarte a ingerir los nutrientes que necesitas para aumentar tu energía y no padecer de cansancio.
  • Acude a terapia: Si tu pérdida de apetito está relacionada con un problema psicológico, es importante que acudas a un psicólogo/a profesional. Acudir a terapia te permitirá afrontarlo desde otra perspectiva y mejorar tu apetito.

Además, también puede ser recomendable acudir a un nutricionista para que te ayude a planificar tus comidas y a controlar los síntomas. Con el tiempo, es probable que tus síntomas mejoren y te vuelvas a relacionar con normalidad con la comida.

PUBLICIDAD

psicólogos
Escrito por

MundoPsicologos.com

Consulta a nuestros mejores especialistas en anorexia

Bibliografía

  • Biggers, A (2019). What Causes Loss of Appetite? Healthline. https://www.healthline.com/health/appetite-decreased
  • Morin, A (2022). What Causes Loss of Appetite? Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/what-to-do-when-you-have-no-appetite-4799769   

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre anorexia