Anorexia y embarazo: ¿Cómo afrontar el embarazo tras haber sufrido anorexia?

¿Qué tener en cuenta si hemos sufrido de anorexia y queremos quedarnos embarazadas? ¿Cómo afectan los trastornos alimentarios durante el embarazo? Descubre cómo sobrellevarlo.

10 MAY 2022 · Última modificación: 23 MAY 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Anorexia y embarazo

Durante el embarazo, las mujeres pueden sentirse inseguras debido a todos los cambios que experimentarán en su cuerpo. Aunque el aumento de peso supone que estás alimentando al bebé, algunas mujeres pueden intentar evitarlo ya que no se sienten cómodas con ello. Entonces, ¿qué hacer si se padece de anorexia durante el embarazo?, ¿cómo afrontar el embarazo después de sufrir anorexia?

¿Qué es la pregorexia? Anorexia en el embarazo

La pregorexia se trata de un término que describe a las mujeres que durante el embarazo reducen las calorías y hacen ejercicio para controlar el aumento de peso. La palabra pregorexia hace referencia a dos términos: anorexia y embarazo. Aunque no es un concepto médico oficial, esta palabra se usa para apuntar a las mujeres embarazadas que sienten un miedo a aumentar de peso durante la gestación. Aunque no se trata de una condición médica, existen casos en los que las mujeres pueden sufrir de un trastorno alimentario durante el embarazo.

Según los expertos, las mujeres que han padecido de trastornos alimentarios en el pasado tienen más probabilidades de padecer de anorexia en el embarazo o pregorexia. A pesar de ello, haber sufrido un trastorno alimentario en el pasado no es garantía de sufrir de pregorexia o anorexia durante el embarazo.

Síntomas de sufrir anorexia en el embarazo (u otros trastornos alimentarios)

Algunos de los síntomas y señales de advertencia más comunes que pueden indicar que estás sufriendo de anorexia en el embarazo u otro trastorno alimentario, son los siguientes:

  1. Ejercicio excesivo
  2. Falta de motivación para modificar la rutina de ejercicios
  3. Restringir la ingesta de alimentos
  4. Contar las calorías de manera compulsiva
  5. Atracones de comida
  6. Realizar purgas (vómitos autoinducidos o el uso de laxantes)
  7. Sentir vergüenza y culpa debido al aumento de peso
  8. Comer sola y evitar comer ante los demás
  9. Pesarse varias veces al día
  10. Expresar miedo sobre el peso corporal
  11. Fatiga crónica
  12. Mareos y desmayos

Estas son algunos de los síntomas que pueden indicar que estamos ante un caso de una anoréxica embarazada o de una mujer que padece de un trastorno alimentario durante el embarazo. En estos casos es vital acudir cuanto antes a la consulta de un médico y conseguir la ayuda de un psicólogo/a profesional.

Síntomas de sufrir de anorexia en el embarazo

Causas de los trastornos alimentarios durante el embarazo

Aunque no existe una causa clara para los trastornos alimentarios durante el embarazo, normalmente, las mujeres que lo sufren es debido a las siguientes razones:

  • Haber padecido anteriormente un trastorno alimentario: Las mujeres que han sufrido de un trastorno alimentario como la anorexia o la bulimia, tienen más probabilidades de volver a padecer estos trastornos durante el embarazo.
  • Presión social: A medida que nuestro cuerpo empieza a cambiar durante el embarazo, muchas mujeres pueden sentirse presionadas para aumentar la cantidad mínima de peso para poder mantenerse ‘saludable’ después del embarazo.

Las consecuencias de la anorexia y de los trastornos alimentarios durante el embarazo

Los trastornos alimentarios pueden afectar negativamente nuestro organismo y al desarrollo del bebé. De este modo, por ejemplo, las mujeres que sufren de anorexia en el embarazo tienen tasas más altas de padecer de aborto espontáneo, prematuridad, crecimiento fetal más lento, así como que los bebés presenten un bajo peso al nacer. Por otro lado, las mujeres que padecen de un trastorno por atracón también tienen tasas más altas de aborto espontáneo y un mayor riesgo de tener bebés con un mayor peso al nacer.

¿Cómo tratar un trastorno alimentario durante el embarazo?

Muchas mujeres con trastornos alimentarios temen revelar su condición a las personas con las que más confían. Aun así, debes saber que no hacerlo puede ponerte en peligro tanto a ti como a tu bebé. Aunque puedes sentirte avergonzado o avergonzada ante estos síntomas, es muy importante acudir cuanto antes al médico de cabecera e informar sobre estas señales.

Actualmente, no existen tratamientos específicos para abordar los trastornos alimentarios durante el embarazo. Aun así, el tratamiento más recomendado es acudir a un psicólogo/a profesional y a un nutricionista (para poder recuperar una alimentación sana).

¿Cómo afrontar un embarazo si hemos padecido de anorexia?

¿Cómo afrontar el embarazo tras haber sufrido anorexia?

Una de las preocupaciones más comunes de las mujeres anoréxicas o que han sufrido de anorexia es el impacto que puede tener este trastorno sobre la fertilidad y el embarazo futuro, tanto en el bebé como en la propia salud.

Normalmente, el deseo de tener hijos/as puede ser un gran motivador para intentar recuperar y mantenerse bien. Aun así, tener un bebé después de haber sufrido anorexia no es fácil. De este modo, existen diferentes puntos críticos que debemos tener en cuenta si hemos sufrido de anorexia y tenemos un embarazo:

  1. Antes del embarazo: Contrario a la creencia popular, la realidad es que el daño al sistema reproductivo femenino que puede causar la anorexia es completamente reversible. Por lo tanto, con la restauración adecuada de peso y una nutrición adecuada y constante, la menstruación y la ovulación pueden reanudarse a pesar de la amenorrea causada por la anorexia.
  2. No intentes quedarte embarazada si no has recuperado tu peso: Si aún sufres de un peso corporal bajo, es importante que te centres en recuperar tu peso.
  3. El embarazo puede desencadenar una recaída: Uno de los puntos relevantes a remarcar es que un embarazo puede suponer una recaída para una mujer que ha sufrido de anorexia. Por lo tanto, si sientes que puedes tener problemas durante el embarazo, es crucial que acudas a un psicólogo/a profesional para recibir un tratamiento de inmediato.
  4. Comenta tus antecedentes: Al saber que estás embarazada es vital que informes a tu médico de cabecera de tus antecedentes. De este modo, te podrán ayudar si empiezan a sospechar de que existen señales de que estás ante un trastorno alimentario.
  5. Vigilar con las náuseas y la pérdida de apetito: Durante el embarazo es completamente normal experimentar de náuseas y vómitos, lo que puede inducir a una pérdida de apetito durante el embarazo. Este tipo de síntomas propios de la gestación pueden ponerte en mayor riesgo de recaída. Por lo tanto, es fundamental que priorices el comer en cuanto puedas tolerarlo físicamente.
  6. Intenta relajarte: Obviamente, durante el embarazo tendrás un aumento de peso, lo que puede suponer una gran preocupación para una persona con antecedentes de anorexia. Ante ello, es importante que intentes relajarte, dejar de lado el estrés e incluso centrarte en el desarrollo de tu bebé.
  7. Después del nacimiento: El posparto es un período de alto riesgo para las mujeres que han sufrido de anorexia. La razón es que durante el embarazo las mujeres pueden experimentar una sensación de falsa seguridad de que su anorexia se ha resuelto, por lo que puede suponer una menor alerta ante los primeros síntomas.
  8. No sucumbas a la presión social: Muchas madres experimentan cierta presión social para recuperar su cuerpo después del embarazo. Ante este tipo de sucesos, es normal que las mujeres con antecedentes en anorexia puedan sentirse aún más presionadas. Ante estos sentimientos, es relevante que te abras a las personas cercanas y comentes sobre el daño que pueden hacer estos comentarios o presiones.

Una mujer que ha padecido de anorexia u otros trastornos alimentarios puede tener un embarazo completamente sano a pesar de las probabilidades que existen de recaer ante los síntomas de estas condiciones. Aun así, con el esfuerzo y el cariño del entorno, es posible pasar un embarazo sin padecer de estos trastornos.

PUBLICIDAD

Escrito por

Jaume Guinot Linkedin

Psicólogo
nº colegiado: 17674

Su trabajo como psicólogo incluye también el trabajo de sexólogo y de hipnoterapeuta. Entre otros temas, se ha ido especializando en temas de adolescentes, parejas y adicciones. En los temas de sexología trabaja las dificultades o disfunciones sexuales. Dentro de la hipnosis actúa sobre la adicción al tabaco o adelgazar, pero también control de impulsos y ansiedad.

Ver perfil

Bibliografía

  • Kay, C (2020). Could You Be Experiencing ‘Pregorexia’? Here’s How to Break the Cycle. Healthline. https://www.healthline.com/health/pregnancy/pregorexia#importance-of-weight-gain
  • Troscianko, E (2018). Pregnancy and Early Motherhood After Anorexia. Psychology Today. https://www.psychologytoday.com/us/blog/hunger-artist/201812/pregnancy-and-early-motherhood-after-anorexia
  • Snyder, C (2021). How to Cope With Eating Disorders During Pregnancy. Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/pregnancy-and-eating-disorders-4179037 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre anorexia