Anorexia, síntomas y consecuencias para la salud

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

Síntomas de la anorexia.

14 dic 2010 · Lectura: min.
Anorexia, síntomas y consecuencias para la salud

La anorexia es un trastorno en la conducta alimentaria que supone una gran pérdida de peso que es provocada por el propio enfermo y le lleva a un estado de inanición que puede causarle muchos problemas físicos y de salud.

Esta enfermedad se caracteriza por el miedo a aumentar de peso, lo que hace que se vea con un peso superior al que realmente tiene y esto provoca un trastorno psicológico y físico debido a que deja de consumir alimentos necesarios para poder conseguir su objetivo de bajar de peso.

Síntomas de la anorexia

Si crees que alguien puede padecerla, échale un ojo a los principales síntomas de la anorexia para poder detectarla a tiempo:

  • Rechazo a mantener el peso por encima del mínimo adecuado para su edad y talla.
  • Miedo a aumentar de peso o a tener obesidad aún cuando el peso se encuentra por debajo del mínimo recomendado.
  • Percepción distorsionada del cuerpo, tanto del peso como de las proporciones. En el caso de mujeres, ausencia de al menos tres ciclos menstruales. En los hombres puede aparecer estreñimiento o dolor abdominal.
  • Preocupación excesiva por las calorías que tienen los alimentos y por cómo se han preparado.
  • Constante sensación de frío.
  • Cada vez come menos.
  • Utilización de diversos trucos para evitar la comida (“he comido fuera", “he quedado a comer más tarde", “hoy me duele la barriga").
  • Hiperactividad.
  • Estados como la depresión, la irritabilidad o cambios bruscos en la personalidad.

Algunas consecuencias de la anorexia en la salud

Las consecuencias que la anorexia puede tener son las siguientes:

  • Reducción de las pulsaciones cardíacas.
  • Arritmias que pueden derivar en un infarto.
  • Presión arterial baja.
  • Anemia.
  • Aparición de un vello fino y largo en la espalda, antebrazos, muslos o las mejillas.
  • Estreñimiento crónico.
  • Piel seca, agrietada y deshidratada.
  • Uñas quebradas.

Si conoces a alguien que tenga alguno de todos estos síntomas, habla con un especialista para que pueda ayudarte y, sobre todo, ayudar a quien la padece.

psicólogos
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario