9 Señales que indican que tus padres son tóxicos: ¿Qué secuelas tiene y cómo afrontarlo?

¿Cómo puedo saber si mis padres tienen una actitud tóxica hacia mi? ¿Cómo me puede afectar que tengan este comportamiento? Descubre cómo detectarlo y cómo poner límites a tus padres.

20 SEP 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Cómo lidiar con padres tóxicos

Si interacciones con tus padres te dejan completamente agotado/a o abrumado/a, es muy posible que si te sientes así, estés lidiando con padres tóxicos. Crecer con padres así puede acabar afectando tu salud física y mental, poniendo en riesgo tu autoestima y la capacidad de establecer buenas relaciones con los demás. Entonces, ¿cómo saber si tus padres son tóxicos?

¿Qué es un padre tóxico?

Las relaciones tóxicas en la familia pueden involucrar tanto abuso físico o emocional por parte de los padres. Este tipo de actitudes tóxicas suelen empezar en la niñez y continúan durante la etapa adulta. Cuando los niños/as se crían junto con padres tóxicos, pueden acabar experimentando efectos negativos tanto en su salud mental como física.

Señales que indican que tienes padres tóxicos

A pesar de que todos podemos tener actitudes ‘tóxicas’ en algún momento u otro, hacemos referencia a los padres tóxicos a aquellos que suelen tener este tipo de comportamientos durante la mayor parte del tiempo o que no intentan cambiarlos a pesar de que se ha hablado con ellos. Algunas de las señales que podrían indicar que estás ante un padre tóxico o madre tóxica son las siguientes:

  1. Son violentos: Los padres tóxicos pueden ser abusivos físicamente. De hecho, pueden recurrir a actos violentos cuando están enfadados. Este tipo de comportamientos hace que los niños desarrollen miedo, ansiedad e ira debido a estas actitudes abusivas por parte de sus padres. En algunos casos, los padres pueden llegar a creer que la violencia puede ser una forma adecuada de enseñar a los niños/as, algo que obviamente es completamente falso.
  2. Abusan verbal y emocionalmente: Esto podría implicar que los padres acaben menospreciando a sus hijos/as, así como usar la manipulación emocional y técnicas del gaslighting para conseguir lo que realmente quieren.
  3. Anteponen sus necesidades a las de sus hijos/as: Los padres tóxicos a menudo suelen priorizarse a sí mismos, antes que a sus hijos/as. Es decir, siempre se ponen a ellos/as como prioridad a pesar de que los niños/as necesiten su apoyo.
  4. Son controladores: Tener padres controladores también puede ser negativo. Esto implica que se acaban involucrando demasiado en la vida de sus hijos/as hasta tal punto de que les limitan la libertad o la independencia. Uno de los principales signos de los padres manipuladores es que suelen buscar que los niños/as se ajusten a la imagen de aquello que ‘deberían’ ser, en lugar de darles la libertad de desarrollar sus propios intereses y metas en la vida.
  5. Usan castigos demasiado duros: La disciplina se trata de una herramienta de crianza saludable cuando se usa correctamente. Sin embargo, los padres tóxicos pueden llegar a usar castigos completamente desmesurados para conseguir disciplinar a sus hijos/as. Un ejemplo de ello sería menospreciar o incluso golpear al hijo/a por no completar las tareas.
  6. Están celosos/as de tus otras relaciones: En algunos casos, los padres tóxicos pueden sentirse celosos cuando los niños/as desarrollan relaciones cercanas con otras personas. De hecho, aquellos que son padres más manipuladores, incluso pueden recurrir a tácticas poco saludables para sentirse más cercanos a sus hijos/as.
  7. No son comprensivos: Los padres tóxicos tienden a no apoyar las decisiones de sus hijos/as, así como no se enorgullecen de sus intereses o logros. Esto puede ser muy doloroso para los niños/as, ya que todos desean la aprobación de sus padres.
  8. No respetan los límites: Otra de las actitudes que podría indicar que tienes una madre o padre tóxico/a es que estos no respeten tus límites. Esto implica que a pesar de que hayas expresado tus dificultades o aquello que te hace daño, tus padres continúan sobrepasando estos límites.
  9. Expresan todos sus problemas: Los padres tóxicos pueden usar a sus hijos/as como una válvula de escape para sus emociones. Es decir, pueden descargar su ira hacia su pareja con sus hijos/as. Esto no solo puede ser doloroso y confuso para los niños/as, sino que además no aprenden maneras saludables de poder manejar sus emociones.

¿Qué puede pasar si mis padres me hacen sentir mal?

Tener padres tóxicos puede tener muchos efectos negativos para los niños/as y no solo durante sus primeros años de desarrollo, sino incluso para su vida adulta. Los niños/as pequeños a menudo muestran signos tempranos de que la relación con sus padres está afectando a su salud mental y física. Además, estas ‘secuelas’ pueden acabar perjudicando muchos ámbitos de la vida adulta. Algunos de las consecuencias más comunes de haber recibido un trato así son las siguientes:

  • Trastornos de salud mental durante la infancia y la adolescencia, como puede ser depresión, ansiedad o incluso trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • Depresión y ansiedad en la edad adulta
  • Dificultad para manejar emociones como la ira
  • Abuso de las drogas y el alcohol
  • Problemas de salud física
  • Baja autoestima e inseguridad

Estas pueden ser algunos de los efectos negativos de haber sido criado/a por padres tóxicos. Si crees que este puede ser tu caso, es importante que intentes acudir a un psicólogo/a profesional para recibir un tratamiento para ello.

Cómo lidiar con padres tóxicos

¿Cómo poner límites a los padres tóxicos?

Si reconoces alguno de los rasgos que hemos mostrado en tus padres, existen diferentes maneras de lidiar con este tipo de comportamientos. Algunas de las estrategias que pueden ayudarte son las siguientes:

  1. No intentes complacerlos: A pesar de que es completamente natural querer la aprobación de tus padres, en el caso de que estos tengan actitudes tóxicas, puede parecer completamente imposible hacerlo. De hecho, vivir tu vida de acuerdo a los valores y objetivos de otra persona puede hacer que te sientas infeliz e insatisfecho/a.
  2. Establece y haz cumplir tus límites: Tener nuestros límites claros puede ser una de las claves para hacer saber a los demás cómo deberían tratarnos. Por lo tanto, saberlos imponer puede ayudar a crear un espacio emocional y físico entre tú y tus padres. Ante la actitud de padres controladores o manipuladores, establecer límites puede ser una de las claves a tener en cuenta para poder mejorar la relación con ellos.
  3. No intentes cambiarlos: Tratar de cambiar a las personas que realmente no quieren cambiar puede frustrarte y abrumarte por partes iguales. En su lugar, intenta concentrarte en aquello que puedes controlar, como puede ser la manera en la que respondes a tus padres.
  4. Sé consciente de lo que compartes con tus padres: La confianza es un elemento muy crucial para tener relaciones saludables con los demás. Pero, depende de cómo sean tus padres, quizá deberías tomar conciencia de qué información no deberías compartir con ellos/as.
  5. No intentes razonar con ellos/as: En algunos casos, puede ser difícil razonar con una persona que exhibe un comportamiento tóxico. Por ello, debes intentar tratar de ser asertivo/a sobre aquellos temas que te importan, reconociendo que es posible que tus padres no entiendan tu punto de vista.
  6. No tienes que estar disponible para tus padres: Las personas con conductas tóxicas pueden necesitar demasiado tu ayuda. Incluso pueden acabar afectando tanto tu vida personal como profesional. En estos casos, si tus padres tienen este comportamiento tóxico, quizá sería necesario que intentaras establecer límites con ellos.
  7. Cuídate: Lidiar con padres tóxicos puede ser realmente agotador. Este estrés puede llegar a afectar tanto tu salud física como mental. Por ello, es crucial que hagas de tu cuidado personal una prioridad. Por ejemplo, intenta empezar por lo básico como puede ser tener una dieta equilibrada, tener un sueño de calidad, hacer ejercicio regularmente o intentar conectar con gente positiva.

Es crucial que ante estas actitudes tóxicas por parte de tus padres intentes establecer límites o responder de una manera adecuada a sus manipulaciones, abusos o intentos de control. Para ello, es importante tener una buena salud física y emocional.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Litner, J (2021). Tips for Dealing with Toxic Parents. Psych Central. https://psychcentral.com/relationships/tips-for-dealing-with-your-toxic-parents
  • How to Tell if You Have a Toxic Parent. Cleveland Clinic. https://health.clevelandclinic.org/toxic-parenting-traits/
  • Troy, B (2021). 12 Signs of Toxic Parents & How to Deal With Them. Choosing Therapy. https://www.choosingtherapy.com/toxic-parenting/

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapias familiares