¿Cómo reaccionamos ante una infidelidad?

¿Cuáles son las reacciones más habituales cuando descubrimos una infidelidad? ¿Qué tipo de personalidad esconde cada una de ellas?

20 NOV 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Cómo reaccionamos ante una infidelidad?

El 41 % de los matrimonios admite haber cometido una infidelidad, una cifra que cuestiona las relaciones de pareja basadas en esta unión ritual o legal entre dos personas. De ellos, el 31 % afirma haber afrontado la aventura. Solo en el 10 % de los matrimonios los cónyuges ponen fin al connubio.

El 22 % de los hombres y el 16 % de las mujeres han sido infieles al menos una vez durante su matrimonio; el 36 % de ellos, con un compañero/a de trabajo, y el 35 %, aprovechando un viaje de negocios.

Descubrir una infidelidad puede tener consecuencias en el seno de la pareja: la traición, la mentira y la deslealtad que siente uno de los cónyuges, o los dos, cuando se descubre el affaire, unido a la crisis de autoestima que provoca la revelación, hacen tambalear los cimientos de la propia relación hasta el punto de que nuestra reacción puede variar entre la venganza, la culpabilidad y el perdón.

¿Cuáles son las reacciones más habituales?

Cuando una persona sabe que su pareja le ha sido infiel puede pasar por distintas etapas que van desde el odio y la ira hasta la tristeza. Por supuesto, todo dependerá de nuestra personalidad. ¿Cómo reaccionarías tú ante una infidelidad?

  • A. Busco a un culpable. Se trata de indagar sobre quién ha tenido la culpa, si se ha descuidado la relación de pareja; si, por el contrario, nuestro cónyuge lo ha propiciado, o si ha sido culpa de la otra parte implicada en la aventura. Las personas que tienden a buscar un culpable pueden tener una personalidad insegura y necesitan comprender la causa y buscar al culpable del problema.
  • B. Me vengo. Hacer daño a la otra persona es otra reacción habitual. El motivo es hacerle ver al otro el dolor que ha causado pagándole con la misma moneda. Las personas que se inclinan por la venganza cuando descubren que su pareja le ha sido infiel pueden tener una personalidad rencorosa y vengativa.
  • C. Le perdono. El perdón no implica el olvido. A menudo se puede superar una aventura y convivir con ello sin que la infidelidad interfiera en la relación, lo que no quiere decir que no suponga una especie de recuerdo doloroso. Las personas que suelen perdonar una infidelidad pueden tener una personalidad resolutiva o práctica.
  • D. Me separo. Es quizá otra de las reacciones clásicas. Cuando se descubre un affaire es común o frecuente que se produzca un distanciamiento físico en la pareja, e incluso una separación temporal. Pero para algunas personas, la separación es la única alternativa posible a la traición cometida. Las personas que reaccionan así pueden tener una personalidad con valores sumamente marcados, donde este tipo de comportamiento no tiene cabida. El perdón es imposible. Ante el daño, se elige la ruptura.

¿Qué motivos nos llevan a ser infieles?

Las causas de la infidelidad pueden ser varias. En algunos casos, puede existir una insatisfacción sexual previa, ya sea porque noten que sus relaciones sexuales son monótonas, ya sea porque necesiten sentir sensaciones nuevas y las busquen fuera del matrimonio.

En otras ocasiones, la rutina del matrimonio (ya no existe la pasión inicial ni las muestras de cariño del principio) ocasiona que se busque esa chispa, ese deseo, en otras personas. Esta necesidad emocional aparece con más frecuencia en mujeres que de los hombres. De hecho, algunos antropólogos físicos o biológicos apuntan que siete de cada diez mujeres que son infieles no lo hacen por motivos sexuales, sino sentimentales.

También hay infidelidades que se producen por venganza. Ya hemos comentado que la venganza es una reacción bastante habitual ante el descubrimiento de una infidelidad. En ocasiones, los cónyuges, despechados, buscan hacer daño a la otra persona teniendo una aventura.

Por último, los hay que justifican la infidelidad por razones biológicas y genéticas, con lemas como la infidelidad está en nuestros genes, o por falta de voluntad, que les impide decir que no cuando se presenta cualquier oportunidad.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 4
  • Merche_MundoPsicologos

    ¡Muchísimas gracias Reyes! Comentarios como el tuyo nos animan a seguir adelante.

  • Merche_MundoPsicologos

    Gracias por compartir tu punto de vista, Mariana

  • Reyes gallego Pérez

    Me interesa mucho los temas que tratáis.Os sigo y quiero felicitarlos por tratar tantos problemas con tanta profesionalidad y respeto. Enhorabuena

  • Mariana Colabella

    Así soy y mis valores se basan en ser auténticos, es mejor una verdad que duela y no una mentira . Quien traiciona lo considero una persona falsa.

últimos artículos sobre actualidad