Acceso centros Añade tu centro gratis

Qué es el estrés y cómo controlarlo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de MundoPsicologos

El estrés afecta cada vez a más personas. Saber reconocer sus síntomas y lo que nos provoca ese estado de nervios es vital para poder controlarlo.

6 AGO 2018 · Lectura: min.
Qué es el estrés y cómo controlarlo

El estrés es una reacción normal de nuestro cuerpo cuando este ha estado sometido a un estado de tensión o nervios importante. Puede aparecer debido a un exceso de trabajo o de responsabilidades familiares, a un suceso traumático, etc.

Precisamente por ello, los expertos hablan de varios tipos de estrés, dependiendo de la causa que ha propiciado la reacción fisiológica que manifestamos. Si el estrés es ocasional y puntual, no generará problemas en nuestra salud. Pero si este se prolonga en el tiempo o es demasiado acusado, se manifestará en una serie de síntomas que, en los casos más graves, requerirán la ayuda de un psicólogo profesional para su tratamiento.

Es el caso de Angel734, que está acudiendo a un terapeuta para superar su estrés postraumático. En su caso, los síntomas eran claros: «Decidí consultar con un psicólogo porque ya no podía más, me sentía triste, deprimido y con un pasado que me atormentaba». La ansiedad, la tensión y la tristeza son, junto con la ira, los síntomas más habituales de los casos de estrés, sobre todo cuando este es consecuencia de un hecho traumático.

Pero hay más síntomas. Los principales son:

  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Arranques de ira
  • Estado de agitación
  • Insomnio
  • Problemas musculares (tensión muscular en la espalda, dolor mandibular…)
  • Dolor de cabeza y migraña
  • Elevación de la presión sanguínea
  • Incremento del rimo cardíaco
  • Respiración acelerada
  • Dolor en el pecho
  • Problemas para respirar
  • Palpitaciones
  • Sudor
  • Malestar gastrointestinal (dolor de estómago, vómitos, náuseas, diarrea…)
  • Falta de apetito sexual
  • Cansancio

¿Cómo sé si padezco estrés?

Pese a los síntomas, muchas veces es complicado saber si lo que estamos experimentando es estrés o se trata de otra cosa. En MundoPsicologos queremos ayudarte a despejar dudas, por eso hemos preparado un test para que averigües si padeces estrés. Contesta a las siguientes preguntas pensando en tus sensaciones de las últimas semanas:


Cómo lidiar con el estrés

Controlar el estrés es muy importante para poder lidiar con los síntomas y que estos no afecten a nuestra salud. Por ello, lo primero que debemos hacer es tratar de determinar cuál es la causa de nuestro estado de nervios y tensión. En los casos de estrés laboral o de estrés postraumático, la razón parece estar clara, pero no en el resto de situaciones, que quizá requieran la asistencia profesional de un terapeuta. Es lo que hizo Mgl cuando vio el camino que iba tomando su vida: «Me sentía muy angustiada. Estoy haciendo terapia porque tenía miedo, inseguridad y celos. Temía romper mi familia por no tener una buena estabilidad emocional». Esta usuaria nos comentaba cómo la ayuda psicológica le está ayudando a identificar su problema y a buscar soluciones para ver la vida desde otra perspectiva. «En terapia, el psicólogo me recuerda todo mi potencial, natural en el ser humano, que tenía olvidado. La verdad es que salgo muy ilusionada. —Y concluye—: Es indispensable querer que te ayuden, pero, sobre todo, es muy importante tener química con el terapeuta». Y es que la unión que se establecen entre el profesional y el paciente debe ser sincera y estrecha, pues es la base de la terapia.

Angel734 también recomienda hacer terapia: «A mí me sirve para cambiar poco a poco mi opinión sobre mí mismo, aumentar mi autoestima y ganar en confianza. —Eso sí, reconoce que no siempre es sencillo—: Hablar sobre ciertas vivencias de mi pasado me causa mucho dolor».

Por tanto, saber qué hace que sintamos estrés puede ayudar a controlar esa situación para poder modificar nuestro comportamiento, así como nuestra reacción y reducir los síntomas.

Muchas veces se trata de un problema mucho más complejo de tratar. Hace unas semanas FamToledo nos contaba en nuestro foro que el maltrato psicológico de su exmujer y el cuidado que supone la minusvalía de su hijo, del que tiene la custodia y que le impide trabajar, le provocan mucho estrés. En casos así, suele ser necesario un trabajo más profundo por parte del profesional para poder ofrecer cierta estabilidad emocional al paciente.

Además de acudir a terapia, también podemos liberar esa tensión y estrés por medio del ejercicio físico o realizando actividades que nos gusten y nos permitan relajarnos y disfrutar de nuestro tiempo. Por ejemplo, si nos gusta cocinar, podemos apuntarnos a clases de repostería por las tardes. Si, por el contrario, queremos movernos, podemos optar por una academia de baile. El caso es hacer algo que nos gusta y que nos aleje del foco que provoca el estrés. Actividades como el yoga o el pilates ayudan a combatir el estrés, por lo son muy recomendables. Las responsabilidades familiares son un motivo muy común de estrés, sobre todo cuando tenemos niños pequeños. ElenaLopezcumi afirma que su vida ha cambiado desde que ha tenido a sus hijas, de 6 años y 10 meses, respectivamente: «Estoy derrotada, desmotivada, cansada, agobiada. Acaban con mi vida… Siento no poder más. No salgo adelante. Tengo un agotamiento mental que no es normal. Mi carácter es atroz». Se trata de un problema bastante habitual por cuanto la mayoría del cuidado de los hijos recae en la madre. Si esta, además, trabaja, el estrés es mucho mayor. De ahí que buscar tiempo libre para una misma sea vital para poder sentirse persona de nuevo, relajarse y descansar mentalmente de las exigencias que las cargas familiares generan en la mayoría de las mujeres.

Del mismo modo, establecer una rutina de sueño puede ayudar igualmente a conseguir relajar el cuerpo y la mente. Se trata de adoptar un hábito que repitamos todas las noches y que nuestro cuerpo asocie con dormir. Por ejemplo, cenar, ver un pequeño rato la tele o leer un poco, e ir a dormir. Podemos hacer meditación antes de meternos en la cama, pero no es aconsejable quedarse hasta tarde enganchado a alguna serie. Cuanto menos durmamos, más nerviosos e irascibles estaremos al día siguiente, y ello contribuirá a incrementar el estrés.

Por último, seguir una dieta sana es sumamente importante para reducir los niveles de estrés. Hay alimentos que ayudan a reducir ese estado y favorece la relajación. Hacer cenas ligeras, no consumir drogas y comer mucha fruta y verdura ayudará a lidiar con los nervios y la tensión de nuestro día a día.

Si, tras leer todo esto, crees que necesitas ayuda profesional para lidiar con este nerviosismo continuado, te recordamos que en MundoPsicologos ponemos a tu disposición a psicólogos especializados en estrés.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre estrés