Dermatofagia (morderse el labio, los dedos o la piel): ¿Por qué sucede?

¿Por qué nos mordemos los pellejos en los dedos, los labios o la piel? ¿Arrancarse la piel de los dedos puede ser señal de un trastorno? Descubre por qué lo hacemos y cómo eliminarlo.

5 ENE 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Qué es la dermatofagia y cómo eliminar este hábito

La dermatofagia se trata de una condición psicológica en la que una persona muerde, mastica, roe o come compulsivamente su piel. A menudo las personas suelen arrancarse la piel de los dedos o de alrededor (los padrastros de los dedos), así como se muerden la boca por dentro, entre otros comportamientos.

Las personas con dermatofagia pueden llegar a avergonzarse de este comportamiento, ya que puede ser visible debido a las heridas que deja en la piel. Según las investigaciones, este comportamiento puede estar relacionado o ser parte de un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Esto es debido a que una persona tiene pensamientos y comportamientos relacionados con estas acciones que son continuos, incontrolables y recurrentes. Pero, ¿Por qué surge la dermatofagia y cómo evitarla?

¿Qué es la dermatofagia?

La dermatofagia se conoce como un comportamiento repetitivo centrado en el cuerpo (CRCC). Aunque se conoce principalmente por aquellas personas que se muerden los pellejos en los dedos o la piel de los labios o del interior de la boca, va más allá de estos malos hábitos.

En realidad este tipo de comportamientos forman parte de un trastorno. Principalmente, las personas con esta afectación pueden morderse el labio, los dedos o comerse la piel de su cuerpo, dejándola ensangrentada, dañada y en algunos casos incluso pueden llegar a infectarla. Esta compulsión afecta con mayor frecuencia a las manos, sobre todo en los dedos. Sin embargo, también puede ocurrir en otras partes del cuerpo. Otros trastornos por conductas repetitivas centrados en el cuerpo son las siguientes:

  • Tricotilomanía (trastorno de arrancarse el pelo)
  • Excoriación (trastorno de picarse la piel)
  • Onicofagia (trastorno de morderse las uñas)
  • Masticación crónica de la lengua
  • Tricofagia (comerse el cabello)
  • Morderse los labios de forma crónica

Síntomas de la dermatofagia

Signos de dermatofagia

Las personas que presentan la dermatofagia pueden realizar las siguientes acciones:

  • Morderse la boca por dentro
  • Morderse los labios
  • Morder los pellejos (padrastros) de los dedos
  • Arrancarse la piel de los dedos
  • Presentar daño en la piel debido a este tipo de actitudes
  • Angustia debido a este tipo de comportamientos, ya que interfieren en tu vida

Este trastorno está muy relacionado con el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). A pesar de ello, no todas las personas con dermatofagia presentan un TOC, a veces este tipo de actitudes se trata de una manifestación de estrés o ansiedad o una reacción habitual al sentirse incómodo, es decir, una especia de mecanismo de afrontamiento.

¿Por qué me muerdo la lengua o los dedos?

Las principales razones por las que las personas padecen de dermatofagia son las siguientes:

  1. Impulsividad y control de impulsos: La dermatofagia está muy relacionada con la impulsividad. Un acto impulsivo implica no poder resistir la tentación de realizar una determinada acción, así como su alivio y la sensación de placer que la acompaña. Los comportamientos impulsivos están vinculados a no pensar las consecuencias de las acciones, por lo tanto, está asociado a una pérdida de control.
  2. Ansiedad: La ansiedad también puede causar la dematofagia. De hecho, la aparición de conductas de morderse los labios o los pellejos en los dedos puede ser resultado de un trastorno de ansiedad general como respuesta al nerviosismo o los síntomas fisiológicos inherentes a ello.
  3. Obsesiones y compulsiones: Como hemos comentado, la dermatofagia también está relacionada con el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).
  4. Estrés: También puede ser el resultado de estar ante momentos de excesivo estrés y la necesidad de afrontar estos momentos, sumado a la falta de habilidades de afrontamiento adaptativas.
  5. Nerviosismo interior: Los nervios también pueden causar conductas asociadas a la dermatofagia. Con este tipo de actitudes se busca aliviar la tensión.
  6. Dolor emocional: A través de este tipo de conductas de morderse los dedos, los labios y otra parte de la piel la busca puede buscar sentir un placer para aliviar este tipo de sentimientos negativos. Sin embargo, otra de las causas de la dermatofagia puede ser intentar calmar el dolor emocional que experimenta una persona. A través de estos comportamientos se busca generar un dolor físico que le permitiría descentralizarse del dolor emocional.

Claves para dejar la dermatofagia atrás

Consecuencias de la dermatofagia

Si este tipo de actitudes continúan con el tiempo, las personas pueden llegar a padecer lesiones en la piel, boca y dedos. Además, si la dermatofagia no cesa, es muy probable que las personas acaben adoptando estas actitudes como estrategias de afrontamiento del estrés. Creando un mal hábito con el que realmente no se afronta de forma correcta estas situaciones y sus respectivos pensamientos.

¿Cómo dejar de morderse los dedos, la boca y la piel?

Si padeces de dermatofagia, es importante que intentes combatir este tipo de actitudes antes que vayan a más. Para ello puedes seguir los siguientes consejos:

  • Busca tratamiento psicológico: La terapia psicológica se centrará en encontrar comportamientos alternativos que sean incompatibles con morderse el labio o dedos. También se usa la terapia cognitivo-conductual para utilizar técnicas de modificación de la conducta que eliminen estas acciones inapropiadas y establezcan conductas adecuadas.
  • Aprende comportamientos incompatibles: Es relevante detectar cuándo, cómo y en qué contexto se desarrolla la dermatofagia. Una vez se conozca debemos intentar substituir este hábito por uno que sea incompatible, es decir que no lo podamos realizar si nos mordemos los labios, la mano o la piel.
  • Aprende estrategias de afrontamiento: Como hemos indicado, normalmente el morderse los dedos, la boca o la piel puede ser debido a un estado de nerviosismo interior ya sea por ansiedad, estrés o tensión. De esta forma, para substituir esta clase de comportamientos podemos aprender otras estrategias de afrontamiento como puede ser técnicas de respiración o relajación.

Para dejar atrás las actitudes relacionadas con la dermatofagia, es esencial intentar producir pequeños cambios y aplicarlos de manera continua diariamente para apartar este hábito de nuestras vidas.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

MundoPsicologos.com

Bibliografía

  • Sampson. S (2019). What is dermatophagia? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/325111
  • Legg, T (2018). What Is Dermatophagia? Healthline. https://www.healthline.com/health/dermatophagia  

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre trastorno obsesivo compulsivo