Dermatofagia (morderse el labio, los dedos o la piel): ¿Por qué sucede?

¿Por qué nos mordemos los pellejos en los dedos, los labios o la piel? ¿Arrancarse la piel de los dedos puede ser señal de un trastorno? Descubre por qué lo hacemos y cómo eliminarlo.

5 ENE 2022 · Última modificación: 27 ENE 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Qué es la dermatofagia y cómo eliminar este hábito

La dermatofagia se trata de una condición psicológica en la que una persona muerde, mastica, roe o come compulsivamente su piel. A menudo las personas suelen arrancarse la piel de los dedos o de alrededor (los padrastros de los dedos), así como se muerden la boca por dentro, entre otros comportamientos.

Las personas con dermatofagia pueden llegar a avergonzarse de este comportamiento, ya que puede ser visible debido a las heridas que deja en la piel. Según las investigaciones, este comportamiento puede estar relacionado o ser parte de un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Esto es debido a que una persona tiene pensamientos y comportamientos relacionados con estas acciones que son continuos, incontrolables y recurrentes. Pero, ¿Por qué surge la dermatofagia y cómo evitarla?

¿Qué es la dermatofagia?

La dermatofagia se conoce como un comportamiento repetitivo centrado en el cuerpo (CRCC). Aunque se conoce principalmente por aquellas personas que se muerden los pellejos en los dedos o la piel de los labios o del interior de la boca, va más allá de estos malos hábitos.

En realidad este tipo de comportamientos forman parte de un trastorno. Principalmente, las personas con esta afectación pueden morderse el labio, los dedos o comerse la piel de su cuerpo, dejándola ensangrentada, dañada y en algunos casos incluso pueden llegar a infectarla. Esta compulsión afecta con mayor frecuencia a las manos, sobre todo en los dedos. Sin embargo, también puede ocurrir en otras partes del cuerpo. Otros trastornos por conductas repetitivas centrados en el cuerpo son las siguientes:

  • Tricotilomanía (trastorno de arrancarse el pelo)
  • Excoriación (trastorno de picarse la piel)
  • Onicofagia (trastorno de morderse las uñas)
  • Masticación crónica de la lengua
  • Tricofagia (comerse el cabello)
  • Morderse los labios de forma crónica

Síntomas de la dermatofagia

Signos de dermatofagia

Las personas que presentan la dermatofagia pueden realizar las siguientes acciones:

  • Morderse la boca por dentro
  • Morderse los labios
  • Morder los pellejos (padrastros) de los dedos
  • Arrancarse la piel de los dedos
  • Presentar daño en la piel debido a este tipo de actitudes
  • Angustia debido a este tipo de comportamientos, ya que interfieren en tu vida

Este trastorno está muy relacionado con el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). A pesar de ello, no todas las personas con dermatofagia presentan un TOC, a veces este tipo de actitudes se trata de una manifestación de estrés o ansiedad o una reacción habitual al sentirse incómodo, es decir, una especia de mecanismo de afrontamiento.

¿Por qué me muerdo la lengua o los dedos?

Las principales razones por las que las personas padecen de dermatofagia son las siguientes:

  1. Impulsividad y control de impulsos: La dermatofagia está muy relacionada con la impulsividad. Un acto impulsivo implica no poder resistir la tentación de realizar una determinada acción, así como su alivio y la sensación de placer que la acompaña. Los comportamientos impulsivos están vinculados a no pensar las consecuencias de las acciones, por lo tanto, está asociado a una pérdida de control.
  2. Ansiedad: La ansiedad también puede causar la dematofagia. De hecho, la aparición de conductas de morderse los labios o los pellejos en los dedos puede ser resultado de un trastorno de ansiedad general como respuesta al nerviosismo o los síntomas fisiológicos inherentes a ello.
  3. Obsesiones y compulsiones: Como hemos comentado, la dermatofagia también está relacionada con el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).
  4. Estrés: También puede ser el resultado de estar ante momentos de excesivo estrés y la necesidad de afrontar estos momentos, sumado a la falta de habilidades de afrontamiento adaptativas.
  5. Nerviosismo interior: Los nervios también pueden causar conductas asociadas a la dermatofagia. Con este tipo de actitudes se busca aliviar la tensión.
  6. Dolor emocional: A través de este tipo de conductas de morderse los dedos, los labios y otra parte de la piel la busca puede buscar sentir un placer para aliviar este tipo de sentimientos negativos. Sin embargo, otra de las causas de la dermatofagia puede ser intentar calmar el dolor emocional que experimenta una persona. A través de estos comportamientos se busca generar un dolor físico que le permitiría descentralizarse del dolor emocional.

Claves para dejar la dermatofagia atrás

Consecuencias de la dermatofagia

Si este tipo de actitudes continúan con el tiempo, las personas pueden llegar a padecer lesiones en la piel, boca y dedos. Además, si la dermatofagia no cesa, es muy probable que las personas acaben adoptando estas actitudes como estrategias de afrontamiento del estrés. Creando un mal hábito con el que realmente no se afronta de forma correcta estas situaciones y sus respectivos pensamientos.

¿Cómo dejar de morderse los dedos, la boca y la piel?

Si padeces de dermatofagia, es importante que intentes combatir este tipo de actitudes antes que vayan a más. Para ello puedes seguir los siguientes consejos:

  • Busca tratamiento psicológico: La terapia psicológica se centrará en encontrar comportamientos alternativos que sean incompatibles con morderse el labio o dedos. También se usa la terapia cognitivo-conductual para utilizar técnicas de modificación de la conducta que eliminen estas acciones inapropiadas y establezcan conductas adecuadas.
  • Aprende comportamientos incompatibles: Es relevante detectar cuándo, cómo y en qué contexto se desarrolla la dermatofagia. Una vez se conozca debemos intentar substituir este hábito por uno que sea incompatible, es decir que no lo podamos realizar si nos mordemos los labios, la mano o la piel.
  • Aprende estrategias de afrontamiento: Como hemos indicado, normalmente el morderse los dedos, la boca o la piel puede ser debido a un estado de nerviosismo interior ya sea por ansiedad, estrés o tensión. De esta forma, para substituir esta clase de comportamientos podemos aprender otras estrategias de afrontamiento como puede ser técnicas de respiración o relajación.

Para dejar atrás las actitudes relacionadas con la dermatofagia, es esencial intentar producir pequeños cambios y aplicarlos de manera continua diariamente para apartar este hábito de nuestras vidas.

PUBLICIDAD

Escrito por

Laura Valenzuela

Ver perfil

Bibliografía

  • Sampson. S (2019). What is dermatophagia? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/325111
  • Legg, T (2018). What Is Dermatophagia? Healthline. https://www.healthline.com/health/dermatophagia  

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 15
  • Danny Cabrera

    Hola, Yo desde muy pequeño me mordía las uñas, me arrancaba la piel de los labios de la parte de adentro, hasta ahora que tengo 23 años y es horrible seguir haciendo los mismos. Por más que intento dejarlo es inevitable hacerlo. Siempre termino mordiéndome los dedos y los labios a ensangrentado. Lo hago con frecuencia. Cuando estoy nervioso, o simplemente por sentirme placer conmigo mismo.

  • Sara Ruiz

    Hola, tengo 23 años y llevo como más de 7 u 8 años arrancándome los padrastros de los dedos y luego me como la piel. Este acto es algo que tengo que hacer de manera habitual todos los días para sentirme a gusto, pero que sobre todo se agrava cuando me hago heridas cuando estoy muy nerviosa y no lo puedo controlar, incluso llegando a momentos extremos en los que me llego a levantar la costra que me he echo en ese dedo para sentirme mejor.... El dolor que me genera en los dedos me causa mucho placer, es como un alivio a cualquier tensión emocional. Es algo no puedo dejar de hacer cuando estoy nerviosa, con estrés, ansiedad....

  • Florencia

    Yo desde pequeña me arranco pedacitos de pelo, los hago un nudo y los estrujo entre los dedos hasta que terminan deshaciéndose. El dolor que me genera en los dedos me causa mucho placer, es como un alivio a cualquier tensión emocional. Intenté muchas veces dejar de hacerlo pero en temporadas cuando estoy nerviosa no lo puedo controlar. También me muerdo los cachetes. Me ayuda mucho hacer actividades al aire libre, por el contrario, celular y computadora lo empeoran.

  • Jhonato

    Mientras leo este post me estoy arrancando la piel de los labios…

  • LUZ CUECAPOSA ARONE

    Hola, tengo 21 años y sufro de este trastorno, llevo como un año y 2 meses no puedo controlarlo, sé que me estoy lastimando, me mordisqueo horrible los labios internos, los dejo ensangrentados y arranco piel de mis labios externos e internos, trato de controlarme pero en cuento me doy cuenta ya tengo heridas en mis labios, tengo miedo de que este trastorno suba a otro grado.

  • liliana rafaelich

    Mi esposo tiene este problema, le digo que necesita terapia y me contesta que no lo moleste y que vivo acosándolo. Lo veo como una persona ignorante que no se da cuenta de lo que le pasa. Esto genera problemas de pareja, es lamentable, niega lo evidente que le pasa.

  • ana Pulecio

    Yo tengo este trastorno, pero para mi familia es una tontada mía, lo más tiste es que cada día me siento más mal y nadie se da cuenta, me da miedo hacerme un daño peor más adelante, pero es algo que no puedo controlar.

  • David Aaron Quiroz Alvarado

    El problema es como lo dice el texto anterior la impulsividad, no lo puedo controlar, mis dedos terminan muy mal y el interior de mis labios también, increíblemente horrible :(

  • Elsa Nelida Barrera Daza

    Hola. Llevo más de cuarenta años mordiendo mis dedos. He tratado de cambiar esto, pero siento que ya se me salió de control. Se agudiza con el estrés y problemas con mi pareja. Me siento bloqueada en medio de todo y no sé qué hacer. Le agradezco la ayuda que me pueda brindar.

  • Nely

    El interior de mi boca está destrozado y me cuesta dejar de morderme aún cuando me duele y en ocasiones ha salido sangre, también mis labios y los pellejos de los dedos, pero mayormente es en el interior de la boca.


Cargando...



últimos artículos sobre trastorno obsesivo compulsivo