Mi pareja tiene problemas con el alcohol: ¿Cómo es el comportamiento de un alcohólico con su pareja?

¿Cómo saber si mi pareja es alcohólica? ¿Cuál es el comportamiento de un alcohólico con su pareja y cómo identificarlo? Descubre las señales que indican un perfil alcohólico y cómo ayudar.

16 FEB 2017 · Última modificación: 28 MAR 2022 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Comportamiento alcohólico con la pareja

El alcohol está totalmente normalizado en nuestra sociedad. De hecho, cuando se queda con amigos, familiares o pareja, esos encuentros suelen ir acompañados de bebidas alcohólicas. El que no bebe vino o cerveza es el raro y se le suele cuestionar, especialmente si la reunión es con motivo de alguna celebración.  Todo ello propicia la cultura de beber. Se asocia el alcohol con momentos felices y de desconexión y eso es un gran problema sobre todo si estamos en una relación con esta persona. Entonces, ¿cómo podemos detectar el comportamiento de un alcohólico con su pareja?

¿Cómo identificar el comportamiento de un alcohólico?

Suele ser difícil ver esa línea que separa el alcohólico del no alcohólico. Mucha gente piensa que alcohólico/a es aquella persona que no se separa ni por un momento del alcohol. Sin embargo, hay diferentes tipos de alcoholismo; no es necesario estar siempre borracho para ser alcohólico/a. La clave está en la dependencia, si necesitas el alcohol para hacer algo, eres adicto. Muchos alcohólicos no se emborrachan ni se sienten mareados, ya que el nivel de tolerancia es elevado y necesitan consumir una gran cantidad de la sustancia para que se noten físicamente alterados.

Entonces, el primer paso para el alcohólico/a es entender que sufre dependencia a la sustancia. Muchos no son conscientes de ello y ésta es la primera tarea de la persona allegada: concienciar al alcohólico de que tiene un problema.

Perfil del alcohólico: ¿Cómo saber asi tu pareja es alcohólica?

Para poder saber cómo identificar a una persona alcohólica, es importante saber cómo son los síntomas o las actitudes que indican un problema con el alcohol:

  1. Beber solo/a: Normalmente, las personas solemos beber cuando estamos en determinadas situaciones sociales. Los alcohólicos/as suelen beber en soledad o incluso, en secreto.
  2. Sin límites: Una persona alcohólica, es decir, que padece de un problema con el alcohol, suele no poder limitar la cantidad de alcohol que consume.
  3. Pérdida de memoria: Un hombre o mujer alcohólica puede perder el conocimiento y no tener la capacidad de recordar fragmentos de tiempo debido al abuso del alcohol.
  4. Tener rituales: Un alcohólico/a puede establecer ciertos rituales alrededor de la bebida. Por ejemplo, beber antes o después de las comidas o después del trabajo.
  5. Falta de interés: Para detectar una persona alcohólica, un comportamiento común es precisamente acabar perdiendo el interés en aquellos pensamientos que antes se disfrutaban.
  6. Irritabilidad: El alcohol y el cambio de personalidad suelen relacionarse debido a la irritabilidad que una persona alcohólica puede padecer por su adicción a esta bebida.
  7. Problemas en las relaciones o el trabajo: Otra de las señales que pueden ser claves para detectar el perfil del alcohólico son concretamente los problemas que pueden surgir debido al exceso de alcohol. Por ejemplo, las personas pueden acabar teniendo conflictos tanto en el trabajo como en sus relaciones personales.
  8. Signos físicos: Además de padecer cambios en la personalidad o en la actitud, un alcohólico/a puede acabar padeciendo de síntomas como las náuseas, la sudoración y los temblores a pesar de que no esté sobrio/a.

Estos son algunos de los comportamientos que pueden indicar que alguien tiene un perfil alcohólico. Ante estos signos, es importante recurrir a la ayuda de un profesional si está afectándote a ti o a tu pareja.

Perfil de un alcohólico

¿Cómo es el comportamiento de un alcohólico con su pareja?

Además de las señales que acabamos de plantear, una persona alcohólica tiene un comportamiento que puede detectarse. Entre las actitudes más comunes de un alcohólico/a dentro de una relación, encontramos las siguientes:

  • Signos psicológicos: Tener demasiado alcohol en nuestro organismo afecta la capacidad del cerebro para poder pensar con claridad. Por lo tanto, un comportamiento común de un alcohólico/a puede ser la falta de juicio o una actitud impulsiva. Además, la persona alcohólica puede volverse muy confiada o más habladora cuando está bajo los efectos del alcohol. De este modo, incluso podríamos pensar que el alcohol puede producir un cambio en la personalidad.
  • Signos emocionales: Un alcohólico/a puede acabar teniendo ataques de llanto, de histeria o incluso acabar abusando física o verbalmente a los demás cuando está bajo los efectos del alcohol. El estado de ánimo y el comportamiento de un alcohólico puede ser errático e impredecible. Ante la abstinencia del alcohol, la persona que padece de una adicción puede acabar sufriendo tristeza y ansiedad.
  • Signos relacionales: El comportamiento de un alcohólico con su pareja provoca muchas dificultades dentro de la relación. Principalmente, la persona alcohólica puede acabar discutiendo por actitudes comunes y normales del día a día debido a la irritabilidad que provoca el alcohol.
  • Signos físicos: La pérdida de coordinación y los tropiezos son síntomas que suelen ocurrir en las personas con problemas con la bebida. Las condiciones médicas pueden incluir una disminución en el funcionamiento sexual, calambres estomacales, e incluso otras más graves, como la cirrosis hepática. Otros signos físicos de un alcohólico/a son los desmayos y las náuseas.

¿Cómo ayudar a mi pareja alcohólica?

¿Cómo puedo ayudar a mi pareja alcohólica?

Si crees que tu pareja puede tener un problema con el alcohol es importante que le ayudes a tomar conciencia y aplique los siguientes consejos: 

  1. Hacerle tomar conciencia del problema: Como he comentado antes, es importante ayudarle a entender que depende de la sustancia. Proponle cada vez que quiera consumir, que lo sustituya por otra bebida. Si no puede hacerlo o se pone a la defensiva, intenta hacerle ver (sin generar una discusión o sin culparle) que es un problema que no pueda hacerlo. Repite este ejercicio varias veces, para ayudarle a tomar conciencia de la gravedad.
  2. Muéstrale tu apoyo y comprensión y háblale sobre cómo te sientes: Explícale que estás preocupado/a por él/ella y lo que te hace sentir el hecho de que se haga daño consumiendo. Evita juzgarle y acusarle. De nada sirve que discutas por el consumo (la discusión le provocará malestar e intentará quitarse el malestar o dejar de pensar bebiendo), muestra comprensión y apoyo a tu pareja. Explícale que estarás a su lado para intentar dejarlo y explícale lo importante que es él/ella persona para ti pero no le obligues ni pongas ultimátums (si lo haces lo único que encontrarás son mentiras, ya que accederá sólo para no perderte pero no porque vea la necesidad).
  3. Intenta hablar sobre cómo se siente y porqué recurre a la bebida: Escúchale atentamente e intenta apoyarle. Muchas personas beben para no enfrentarse a los problemas o porque se sienten acorralados. Otras personas lo hacen para olvidar errores cometidos o no pensar en ello, otros lo hacen porque no saben gestionar sus emociones y con el alcohol se sienten liberados, también los hay que lo hacen porque no se aceptan a ellos mismos y con el alcohol se desinhiben y pueden sentirse mejor y finalmente hay quienes consumen porque su vida les aburre y en lugar de cambiar hacen como los avestruces (meter la cabeza bajo tierra). Intenta ayudarle a descifrar el sentido que tiene el alcohol en su vida y ayúdale a sustituirlo.
  4. Elimina el alcohol de vuestras vidas: Si quieres que no beba, no lo hagas tú. Sirve de ejemplo y no le provoques. Si hay alcohol en casa, es probable que recurra a él y luego se genere una discusión (porque no ha podido cumplir la promesa de la abstinencia). Cuando estés delante de él/ella no consumas alcohol y pide a los amigos que hagan lo mismo cuando estén con él/ella.
  5. Alimentad vuestra relación: En estos momentos la relación puede que esté debilitada. Intenta mejorarla haciendo más cosas juntos, pasando tiempo de calidad, disfrutando de buenos momentos (cosas que os gusten a los dos) y cuidaos mutuamente.
  6. Cuídate tú: Está bien que le cuides y que estés por él/ella pero no te desvivas completamente y sobre todo no te olvides de ti. Sigue haciendo cosas que te hagan sentir bien y cuida tu individualidad, queda con tus amigos y familiares y habla sobre cómo te sientes, es decir, busca su apoyo. Si tú no estás fuerte, será muy difícil que tu pareja pueda salir de ésta.
  7. Pide ayuda terapéutica: Suele ser de especial ayuda iniciar terapia especializada en adicciones en un grupo de autoayuda. Normalmente el tratamiento más eficaz es la terapia de grupo, ya que les ayuda a sentirse comprendidos por personas que están en situaciones similares a la suya y se intentarán ayudar mutuamente. Evidentemente es necesario que le apoyes y seas partícipe del tratamiento. Si el/la terapeuta te da unas pautas, es imprescindible que las sigas a rajatabla y que participes en las sesiones cuando te lo soliciten.
  8. Prepárate para posibles recaídas: Cualquier adicción es fluctuante. Suele tener momentos de mejora y periodos contratiempo o recaída. No le culpes ni discutas con él/ella cuando se produzca uno, es lo más normal. No es tan fácil dejar una adicción. Sé consciente de ello y anímale a intentarlo de nuevo. Para tu pareja ya es suficientemente duro haber caído como para recibir una represalia. Piensa que las adicciones son como montañas rusas y te tienes que preparar para las posibles bajadas.

Una persona alcohólica puede acabar sufriendo muchos problemas debido a esta adicción. Pero, si además esta es tu pareja, tú también puedes acabar perjudicado/a por ello. Por este motivo, es importante empezar a tomar acciones para solucionar esta conducta. 

PUBLICIDAD

Escrito por

Encarni Muñoz Linkedin

Psicóloga
nº colegiado: 16918

Encarni Muñoz es psicóloga sanitaria, especializada en adultos y con más de 10 años de experiencia. Realiza terapias individuales y de pareja a partir de una corriente integradora. Su objetivo es dotar a la persona de recursos y ayudar a descubrir los que posee para mejorar su calidad de vida en el mínimo número de sesiones posible.

Ver perfil

Bibliografía

  • T, Buddy (2020). What Is Alcohol Use Disorder? Very Well Mind. https://www.verywellmind.com/what-is-alcohol-abuse-63273
  • Legg, T (2021). What is alcohol use disorder, and what is the treatment? Medical News Today. https://www.medicalnewstoday.com/articles/157163
  • Is My Husband or Wife an Alcoholic? Mental Help. https://www.mentalhelp.net/substance-abuse/alcohol/is-my-husband-or-wife-an-alcoholic/ 

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 138
  • Castorina vera

    Mi pareja sale todos los sábados a jugar fútbol con los amigos" y ya viene de madrugada pasado de alcohol, siempre ha sido nuestro problema y cuando le digo me dice que ya no volverá hacer y siempre lo mismo una y otra vez, yo me quiero separar y siempre me convence de vuelta, pero ya estoy muy cansada de vivir así.

  • Olga lucia zapata

    Estoy pasando por una separación, mi pareja fue alcohólico y consumidor de marihuana, ya le di las oportunidades de la vida y no aprovechó. Es mentiroso, descarado y no me da confianza. Estoy en un país lejos del mío donde yo hice todo para que él llegara acá pensando en ayudarlo, pero acá fue peor, me siento triste, deprimida y desubicada.

  • Henry

    Una respuesta a tanto lio: En general, en regla general, si una persona no toma seguido, pero cuando lo hace llega a ponerse como dicen… “hasta las chanclas” es porque tiene problemas con la digestión de alcohol debido a una falla en la composición química cerebral que no le permite tolerar volúmenes elevados de azúcar en su sangre. Típicamente son individuos que pierden fácilmente la memoria de lo que han hecho al beber y no se pueden detener una vez han pasado de cierta cantidad que los pone eufóricos y los hace olvidar su mundo real o angustias . Generalmente la persona que tiene este comportamiento es gente muy calmada con muchas emociones y estados de problemas del día a día que interiorizan o incluso coleccionan. Para estas personas la clave es hacerse conscientes que esa sustancia no está hecha para ellos. Les hace daño desde la primera copa y tienen que saber reconocer que no necesitan esa copa para sentirse contentos. Deben cambiar su manera de reconocer sus emociones y así cuando detecten que están bajos de nota y necesitan vida social, cambiarlo por otra actividad física, avanzar un trabajo atrasado, ordenar la casa, reparar algo dañado, hacer ejercicio. Lo que debe hacer inicialmente toda persona es reconocer sus emociones y lo que le hacen a su cuerpo. Recomiendo mucho a los casos así que recurran al mindfulness… seguro les ayudara mucho. A los alcohólicos que todos los días toman algo así sea poco pero es varias veces al día pero no pasan un día sin hacerlo, realmente es el nivel de dependencia, ya a este punto el alcohólico se lo niega a todo el mundo pero ya siente punzones en su hígado al comer ciertas cosas… esta dependencia es miedo a querer enfrentar los líos de los que hablábamos antes, porque el alcohol a medida que se ingiere va desarrollando temor a enfrentar problemas que muchos prefieren esquivar tomando ya que los relaja… esta relajación es mas peligrosa que la anterior porque si el que toma a veces pero se pasa hasta perder la conciencia … le hace daño a su entorno. El segundo ya pasó por la primera etapa y es el que ya se esta haciendo en silencio daño a si mismo y lo sabe, pero su miedo no le permite dejarlo porque al dejarlo le causa angustia!! Para estos el un día sin tomar a la vez, es el que ayuda porque así se hace consiente la persona que puede manejar su vida sin que el alcohol tenga que estar presente. Y finalmente están los de cada cierto tiempo y día. Llega el fin de semana de descanso y a tomar… estos generalmente son los que están entrando a cualquiera de los dos mundos anteriores y mezclan emociones y problemas de ambos mundos. Creen que no es malo hacerlo, creen que tienen el Control, creen que la vida es para gozarla, pero inocentemente no saben que el licor va destruyendo también la capacidad de ir dañando la capacidad del cerebro de tener voluntad. Esto es lo que hace que se establezca un horario y una necesidad. A ellos les propongo yo que los fines de semana se programen para otras cosas y otros eventos que no tengan que ver con el licor.

  • Agus

    Sinceramente yo no sé que hacer, mi chica cada vez que tiene un malestar anímico se emborracha, se torna agresiva conmigo, me vive cuestionando cosas, me insulta todo momento. A mí la realidad es que me tiene re podrido y la voy a sacar de cagando

  • Lily Balles

    Hola, mi marido bebe diariamente, cada vez va añadiendo a su rutina diaria más alcohol. El vermut antes de comer, vino en la comida, carajillo después. En la noche más vino. Y a veces ( 3 o 4 a la semana) gin tónica o cubata. Si salimos son más copas. ¿Es un alcohólico? Gracias.

  • Bienvenida Bonet Gausachs

    No puede ir de fiesta si no bebe mucho alcohol. Yo no sé qué hacer. Qué hago??

  • Bienvenida Bonet Gausachs

    No sé si es alcohólico o no pero lo que sé sé es que todos los días tiene que beber 3 cervezas mínimo y vino.

  • Solangel alvarez

    ¿Consejo para liderar con mi pareja que toma alcohol?

  • Malvina Lorenzze

    Llevo meses apoyándolo, es otra persona cuando bebe y cuando se molesta me grita. Hace un tiempo que es así, incluso me ha amenazado, me ha empujado,... Él dice que no se acuerda y no sé si es verdad o lo dice porque le conviene negar con esa excusa todo lo que hace. No sé cómo actuar, estoy cansada de las promesas de controlar lo que toma. Estoy buscando un lugar a donde irme porque tengo un hijo menor de edad de un matrimonio anterior que está deprimido y preocupado por mi pero a la vez no puedo dejarlo así. Quiero irme pero que él esté bien. Somos compatibles, tenemos una relación buena pero esto es nuevo y malo para nuestra relación. No pretendo cambiarlo, solo quiero que mejore por él.

  • Victor

    Hola, tengo el siguiente problema: a veces no tomo por mucho tiempo pero cuando lo hago excedo los límites. Me dan ganas de salir a una discoteca, de ir por gente, de estar en lugares como pub. Esto me ha traído muchos problemas como que me roben celulares, me he gastado mucho dinero sin darme cuenta, choqué mi vehículo con mi portón, etc... Esto me pasa una vez a lo lejos una vez al año, luego dos veces al año y ahora 4 veces al año, es decir, aumentó. Después de la borrachera tengo lagunas mentales que no me acuerdo de todo lo que pasó, también siento angustia, culpa y vergüenza. Puedo compartir normal una cerveza con amigos y no beber más, no siento dependencia hacia el alcohol pero si en estos momentos (van 4 veces al año ) que no puedo parar el exceso y me pongo en extremo peligro . ¿Qué hago?


Cargando...



últimos artículos sobre adicción al alcohol