MundoPsicologos.com
En Google Play En la App Store

¿Por qué el alcohol atonta a los jóvenes?

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) cifra en los 13 años la edad en que los jóvenes comienzan a consumir alcohol, a pesar de que legalmente la edad se sitúe en 18.

29 may 2014 en Niños y adolescentes - Lectura: min.

psicólogos
Foto: GTres
La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) cifra en los 13 años la edad en que los jóvenes comienzan a consumir alcohol, a pesar de que legalmente la edad se sitúe en 18.

En una reciente campaña publicitaria para prevenir el abuso de consumo de alcohol en jóvenes -llevada a cabo por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD)-, se intenta atraer la atención de los adolescentes con un eslógan tan directo como atrevido "Cada vez que te emborrachas te vuelves un poco más tonto". Pero, ¿en qué medida afecta el consumo de alcohol en los jóvenes? ¿Cómo se desarrollan social, familiar y educativamente? ¿Qué papel juegan las familias, los centros educativos y las instituciones en esta problemática? Para poder responder todas estas preguntas, primero debemos plantearnos algunas cuestiones de base.

¿El alcohol nos hace más tontos?

En la campaña de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) se hace la siguiente afirmación: "Cada vez que te emborrachas te vuelves un poco más tonto". Pero, ¿en qué sentido? ¿En qué repercute? La psicóloga Pino Lorenzo opina que "está claro que el alcohol atonta (a nivel cognitivo), pero en el sentido más literal de la palabra", en contrapartida los efectos del alcohol en el sentido más emocional provoca todo lo contrario: "son muchos los adolescentes que recurren al alcohol como forma de desinhibirse socialmente, con los demás, con el chico o la chica que le gusta, ser más gracioso,... y estos son valores que imperan en la sociedad de hoy", y por eso resulta tan complicado luchar contra el abuso de alcohol en los jóvenes, "porque están muy valorados los efectos que produce en la conducta social".

El por qué...
"El alcohol es un depresor del sistema nervioso central y es por ello que su uso continuado ralentiza funciones cognitivas como la percepción, la atención o el juicio, que están involucradas en el proceso de aprendizaje. Además también lentifica funciones motoras (equilibrio y reflejos) y emocionales (sensatez y madurez). Además por tener ese efecto neurotóxico sobre el sistema nervioso central puede provocar la aparición de cierto deterioro neuropsicológico", psicóloga Pino Lorenzo.

Además, "hemos de tener en cuenta que el cerebro del adolescente se está desarrollando, por lo tanto la influencia del alcohol será más negativa que para un adulto que ya ha finalizado ese proceso. El cerebro del adolescente está aun creando habilidades como el razonamiento, la resolución de problemas, la integración de información, etc. y este consumo, por tanto, afecta a sus capacidades intelectuales", explica la psicóloga Carmen Torrado.

Como padres, ¿qué se puede hacer?

Una de las herramientas más fuertes que tenemos es el diálogo. La comunicación es fundamental, y en ocasiones puede ser descuidada dentro del ámbito familiar. La psicóloga Pino Lorenzo recomendaría a los padres "que hablaran con sus hijos, les preguntaran, se interesaran por ellos. Nadie mejor que ellos para orientarles en conductas como por ejemplo la toma de alcohol". Aunque no siempre es fácil, ya que "muchas veces los padres tienen miedo a hablar abiertamente con sus hijos sobre diferentes temas pensando que por el solo hecho de hablar pueden incitar a sus hijos a desarrollar conductas que no se desean.". Nada más lejos de la realidad, porque "esto no funciona así. Los padres deben perder el temor a hablar, a contarles sus experiencias, a preguntarles sobre lo que hacen o lo que no hacen, a hablarles de sexo, alcohol,… Por supuesto el ritmo siempre lo va a marcar el menor.".

En la misma línea, Carmen Torrado recomienda que "desde pequeños los padres han de hablar con los hijos de los perjuicios de la ingesta del alcohol, han de hacerlo sin dramatizar, de una forma amena para los niños, por lo tanto en éste y otros temas importantes en la educación será fundamental la comunicación constante con los hijos.".

FAD-oct-2013.gif

Foto: Cartel de la campaña "Cada vez que te emborrachas te vuelves un poco más tonto", de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mundopsicologos.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más