¿Qué es una terapia de pareja y en qué consiste?

¿Qué se hace una terapia de pareja? ¿Es afectiva? Descubre si necesitas acudir a una terapia de pareja y cómo son sus sesiones. Mejorar tu vida y tu relación está en tus manos.

17 JUL 2015 · Última modificación: 30 NOV 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿En qué consisten y cómo funcionan las terapias de pareja?

Son muchas las parejas a las cuales les cuesta tomar la decisión de acudir a un psicólogo matrimonial en una terapia de pareja. La dificultad se presenta ya que este paso implica admitir que las cosas no son tan perfectas como a primera vista puede parecer. Al estigma que el hacer terapia ya tiene de un principio, se le suma que el acudir por un asesoramiento de parejas no es una práctica muy común en nuestra cultura.

Por suerte, la psicoterapia de pareja cada vez gana más popularidad ya no sólo en los casos extremos, sino también para solucionar los pequeños problemas que pueden aparecer en una relación.

¿Qué es la terapia de pareja?

Cómo bien indica su nombre una terapia de pareja o terapia matrimonial consiste en un tipo de psicoterapia en la que un terapeuta ayuda a las dos miembros de una relación romántica a resolver sus conflictos y a mejorar su vínculo en cada uno de sus aspectos. Muchas veces un psicólogo de una terapia de pareja intenta ofrecer a las parejas conflictivas una solución para que la relación pueda sobrevivir.

¿En qué consiste la terapia de pareja?

Aunque a primera vista nos podríamos imaginar en qué consiste la terapia de pareja, la realidad es que las sesiones son muy diferentes las unas a las otras ya que el psicólogo matrimonial establece diferentes técnicas psicológicas en función de la relación entre los dos miembros de la pareja.

En la terapia de pareja, los dos miembros de la pareja se  deben comprometer a luchar por la relación, haciendo esfuerzos conjuntos para ir poniendo en marcha los pequeños cambios que se van acordando y trabajando durante las sesiones.

Normalmente las terapias de pareja duran aproximadamente una hora y media. Durante este tiempo se suele trabajar en conjunto, pero muchas veces se necesita tiempo a solas con cada uno, para ello o bien se acuerdan sesiones a parte, o bien durante el mismo tiempo de la sesión se destina un tiempo equitativo para cada uno.

Durante las sesiones se establecen algunas dinámicas para una terapia de pareja para poder facilitar la libre expresión de pensamientos, emociones, necesidades y deseos de cada uno, ayudando a su vez a que la otra persona escuche y entienda a su pareja, y esta se pueda sentir entendida. Durante este proceso el psicólogo de la terapia actúa como mediador y traductor para que ambos miembros de la pareja se sientan entendidos y validados por el otro.

Respecto al número de sesiones que son necesarias para resolver los problemas de pareja estas varían en función de la pareja, del tipo de problemas, y el tiempo que con el que se ha estado conviviendo con esos problemas.

¿En qué consisten las terapias de pareja?

¿En qué consisten las sesiones de terapia de pareja?

De la misma forma que los problemas en las relaciones amorosas son casi infinitos, las maneras en las que se realiza una consulta de pareja son también muy diferentes las unas a las otras. Aun así existen algunas pautas que normalmente sigue cualquier psicólogo de terapia de pareja.

1ª Fase: Entrevista inicial y evaluación

El psicólogo matrimonial o de pareja busca esclarecer las causas del deterioro comunicativo y emocional, indagando en aquellos factores que pudieron favorecer o avivar la crisis de pareja. Para ello, entrevistará a los miembros de la misma, empleando dos modalidades: grupal (pareja y terapeuta) e individual (terapeuta y un miembro de la pareja, alternativamente). En esta entrevista de pareja se intentaré esclarecer cada uno de los puntos de vista de los dos miembros de la relación.

2ª Fase: Entrevista de devolución

Se transmiten los resultados de la evaluación y se fijan los objetivos de manera conjunta (terapeuta y clientes), aportando información sobre las áreas más vulnerables a trabajar y los puntos fuertes o potencialidades de la pareja.

3ª Fase: Intervención

Se abordan las problemáticas encontradas y se facilitan pautas para su correcta solución a través de algunas técnicas para mejorar la relación de pareja. Estas deberán ser realizadas como tarea fuera de la consulta, pero los dos miembros tendrán la ayuda de ciertas técnicas terapéuticas para poder mejorar sus enfrentamientos, discusiones o riñas.

4ª Fase: Consultas de seguimiento y finalización

Conforme se van alcanzando los objetivos terapéuticos de un psicoterapia de pareja, aumentan los intervalos temporales en lo que se emplaza a la pareja hasta finalizar la terapia. Los plazos aproximados para la consecución final, varían en cada caso específico, pero suelen rondar las 8-10 sesiones de media. El tiempo invertido en la terapia de pareja es finito (8-10 sesiones), pero las estrategias aprendidas pasan a formar parte de las personas, por lo que perdurarán para siempre.

"Nuestros problemas nunca se acaban, pero las soluciones tampoco"

Paulo Cohelo

¿Funcionan las terapias de pareja?

La vida en pareja está en constante evolución, y no son pocos los desafíos que se presentan durante la misma: adaptación a las condiciones laborales, sociales, familiares… no sólo de una, sino de dos personas. Muchas veces las parejas acaban en un punto en las que se preguntan qué hacer para rescatar una relación, es por ello que a veces una terapia para parejas puede ser la mejor alternativa.

El objetivo fundamental del terapeuta de parejas es ayudar a las parejas en conflicto a mejorar el nivel de satisfacción que obtienen de su relación conyugal. En ningún caso es juez.

"No existe una realidad verdadera, sino tantas realidades como se puedan inventar"

Oscar Wilde

En  una consulta con un profesional puede ayudar a ver más realidades y enriquecer a ambos miembros de la pareja, para poder construir una relación más sólida y satisfactoria para ambos. Y mejorar la calidad de vida individual, y favorecer el crecimiento y desarrollo personal de cada miembro de la pareja.

Los objetivos de la terapia de pareja, son identificar:

  • Las áreas problemáticas dentro de la relación
  • Los factores que originan y mantienen los conflictivos
  • La expresión de los sentimientos
  • El estilo de comunicación que existe en la pareja
  • Los aspectos positivos que les unen
  • Las interacciones que constituyen un intento de entendimiento
  • Establecer un plan de intervención estructurado, adaptado a cada caso concreto, y atendiendo a los problemas individuales que pueda presentar cada miembro, y que estén afectando a la relación.

Una parte importante, es el abordaje del proceso de separación y divorcio, trabajando en:

  • La toma de decisiones
  • Comunicación de la decisión al otro miembro de la pareja
  • Intervención en mediación si fuese necesario
  • Intervención y/o asesoramiento infantil y adaptación a la nueva vida.

Este tipo de terapias no es una garantía de que la relación torne al anterior estado de armonía, sino que ambos miembros se conozcan en el presente y puedan darse una oportunidad basándose en la realidad no añorando tiempos pasados. Además de plantearse nuevos objetivos, realizar cambios pactados, y asegurar que en el futuro la comunicación será más efectiva.

En algunos casos, termina con la decisión de materializar la separación definitiva, en estos casos la terapia debe darse por terminada, pero no puede ser considerada como un fracaso ya que el trabajo terapéutico será positivo tanto de manera individual como para hacer que la negociación inevitable del reparto de las cosas en común. O acuerdos sobre otros miembros de la familia.

¿Cuándo acudir a una terapia de pareja?

¿Por qué acudir a una terapia de pareja?

Las relaciones de pareja, en ocasiones, pueden verse afectadas por múltiples factores: diferencia de caracteres, falta de entendimiento, problemas en la convivencia, discusiones, crisis e incluso la llegada de los hijos. Cuando la pareja se ve en un círculo vicioso entonces aparecen ciertas actitudes que se podrían definir en las siguientes:

1.    No hay confianza

Uno de los principales motivos por las que se acude a un centro de terapia de pareja es por el abuso de la confianza. Muchas veces esto se traduce en un caso de infidelidad, por la traición en algún asunto emocional, o engaños en el tema financiero.

2.    Las discusiones son cada vez más frecuentes

Discutirse con la pareja es un problema muy común en la mayoría de relaciones. Pero cuando estas discusiones son cada vez más frecuentes y hasta se convierten en peleas diarias con tu pareja, normalmente significa que hay un problema de raíz.

3.    Existen problemas en la comunicación de la pareja

Saber comunicarse con el otro y hablar de los problemas es vital para una buena relación amorosa. Con el aumento de confianza por poder establecer ciertas charlas de parejas la relación puede mejorar en todos los aspectos.

4.    Se percibe que algo va mal en la relación

Muchas veces intuimos que algo no está yendo del todo bien en nuestra vida. Lo mismo puede pasar en una relación para poner el límite y decidirse por acudir a una consulta de pareja.

Cuando se presentan todos estos problemas en las relaciones amorosas, muchas personas se ven afectadas en otros ámbitos de su vida. Es entonces cuando se hace necesaria la intervención de un especialista que ayude a la pareja a superar este tipo de dificultades y facilite la comunicación y el entendimiento entre sus miembros.

Según indican numerosas estadísticas, al menos un 75% de las parejas que han recurrido a hacer terapia de este tipo han visto resueltas muchas de sus diferencias e incluso han mejorado notablemente su convivencia. Lo importante es recurrir a ella justo en el momento en el que comienzan a aflorar las primeras dificultades, con el fin de no generar conflictos más complicados derivados de los problemas iniciales.

PUBLICIDAD

Escrito por

Psicóloga Torres

Ver perfil

Bibliografía

  • Chambers, A. L., Solomon, A. H., & Gurman, A. S. (2016). Couple therapy. In J. C. Norcross, G. R. VandenBos, D. K. Freedheim, & R. Krishnamurthy (Eds.), APA handbooks in psychology. APA handbook of clinical psychology: Applications and methods (p. 307–326). American Psychological Association. https://doi.org/10.1037/14861-016
  • Crabtree SA, Harris SM (2019). The lived experience of ambiguous marital separation: A phenomenological study. J Marital Fam Ther.  doi:10.1111/jmft.12419
  • American Psychological Association. (2020). Happy couples: How to keep your relationship healthy. http://www.apa.org/topics/healthy-relationships

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

2 Comentarios
  • jose

    Muy interesante gracias me ha servido de apoyo

  • Ella Wadskier

    Gracias, ¡muy bueno el artículo!

últimos artículos sobre terapias de pareja